Fases del Ciclo Menstrual

Este se puede distinguir en dos fases la Folicular y la Fase Lútea:

Fase Folicular:
Se llama folicular porque se desarrolla el folículo donde se encuentra el futuro óvulo. Cada ciclo selecciona aleatoriamente un folículo que crece hasta alcanzar una medida aproximada de 20 mm, entonces se romperá y liberará al futuro óvulo. Durante la fase folicular se producen cambios en la cavidad uterina, en la mucosa endometrial y en las glándulas mamarias, para prepararse para la posible implantación de un embarazo.

A través de una señal en cascada iniciada por la hormona luteinizante, se secretan enzimas proteolíticas por el folículo que degradan el tejido folicular en el lugar de la ampolla, formando un agujero llamado estigma. El ovocito terciario o de Graff abandona el folículo y se dirige a la cavidad peritoneal, donde es atrapado por las digitaciones en el extremo de los tubos de las Trompas de Falopio (Fimbrias). Al entrar el ovulo, el ovulo secundario es empujado por las trompa hacia el útero, además de capas de músculo liso que generan contracciones peristálticas que permiten su fecundación.

Fase Lútea:
Después de la ovulación comienza la fase lútea o cuerpo lúteo (una glándula que aparece en el ovario después de la ovulación) que dura hasta que se implanta el posible embarazo o hasta que se produce la menstruación y se inicia el próximo ciclo. En esta segunda parte del ciclo el útero se prepara para la posibilidad de un embarazo, acumulándose sustancias nutritivas en las paredes, la cual es denominada endometrio, y habiendo cada vez más vasos sanguíneos que alimentan al endometrio para su perfeccionamiento.

Si no ha habido fecundación se produce la muerte funcional del cuerpo amarillo y la mucosa uterina se desvitaliza por falta de estímulos hormonales adecuados. Los elementos acumulados se desprenderán y se romperán los vasos sanguíneos, produciéndose una hemorragia, que es la menstruación.Este ciclo se repetirá desde la pubertad y a lo largo de muchos años, excepto cuando se produce un embarazo, y hasta la menopausia. Al principio los ciclos suelen ser irregulares, produciéndose la ovulación y la regla unos meses sí y otros no, hasta que poco a poco se van haciendo cada vez más regulares. Aunque habitualmente se hable de ciclos regulares los de una duración de 28 días, en realidad habría que hablar de regularidad en cada mujer. Cada mujer necesita “su tiempo” para producir todos los cambios hormonales, y eso determina que el ciclo le dure ya sean 25, 28 o 35 días. Son pequeñas variaciones individuales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: