¿Cuándo darle Alimentos Sólidos al Bebé?

La Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses, para garantizar un desarrollo y salud óptimos en el bebé. Esta exclusividad significa, no proporcionar al lactante ningún alimento ni bebida (ni siquiera agua) que no sea la leche materna. Se puede, no obstante, darle gotas o jarabes (vitaminas, minerales y medicamentos).

En este sentido se puede considerar el final de este lapso como el punto de partida para comenzar a alimentar nuestro bebé con algunos alimentos complementarios, afirma la (OMS), además de leche materna puede darle: 2-3 veces al día entre los 6 y 8 meses de edad, y 3 veces al día más un refrigerio nutritivo de los 9 a los 11 meses. Entre los 12 y los 24 meses, deben dárseles tres comidas y pueden ofrecérsele otros dos refrigerios nutritivos, si lo desean. Los alimentos deben ser adecuados, es decir, que proporcionen suficiente energía, proteínas y micronutrientes para cubrir las necesidades nutricionales del niño en crecimiento. Los alimentos deben prepararse y administrarse de forma higiénica para evitar al máximo el riesgo de contaminación. Alimentar a un niño pequeño requiere una atención activa y estimulación para animarlo a comer.

La transición desde la lactancia materna exclusiva hasta el consumo de los alimentos de la familia es un periodo delicado. Es la época en la que muchos niños pequeños comienzan a padecer problemas de nutrición, lo que contribuye sobremanera a la elevada prevalencia de la malnutrición entre los niños menores de cinco años en todo el mundo. Es fundamental, pues, que los niños pequeños reciban alimentos complementarios apropiados, suficientes y seguros para que el paso de la lactancia a la alimentación familiar se produzca sin problemas.

Cantidades de alimentos que deben ofrecerse:

Desde los seis meses
Textura: Papillas blandas, verduras, carne, fruta bien trituradas
Frecuencia: Dos veces al día, además de tomas de pecho frecuentes
Cantidad en cada comida: 2-3 cucharadas

7-8 meses
Textura: Alimentos triturados
Frecuencia: Tres veces al día, además de tomas de pecho frecuentes
Cantidad en cada comida: Aumento gradual hasta 2/3 de una taza de 250 ml en cada comida

9-11 meses
Textura:
Alimentos triturados o cortados en trozos pequeños, y alimentos que el bebé pueda agarrar
Frecuencia: Tres comidas más un refrigerio entre comidas, además de tomas de pecho
Cantidad en cada comida: ¾ de una taza de 250 ml

12-24 meses
Textura: Alimentos de la familia, cortados o triturados en caso necesario
Frecuencia: Tres comidas más dos refrigerios entre comidas, además de tomas de pecho
Cantidad en cada comida: Una taza de 250 ml llena
Fuente: Organización Mundial de la Salud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: