Archive for 14 enero 2009

¿Dónde podemos besar al Bebé Recién Nacido?

enero 14, 2009
Seguramente son varias las ocasiones en que has tenido que decir Por favor no lo besen en la cara!, o has pensado en decirlo y te preguntas constantemente: Por que lo besan en la cara?, sabemos que es muy común que suceda. Generalmente las personas tienden a demostrar su cariño a nuestro bebé a través de besos y en la mayoría de los casos escogen su pequeña cara para dárselos. Eso desde un punto de vista emotivo esta bien y es muy hermoso, y no creemos que sea hecho con mala intención. Pero desde el punto de vista saludable la cara es el sitio menos recomendable para besar a un bebé durante sus primeros días de vida o al menos hasta el tercer mes.

Como sabemos está dentro del proceso natural que un bebé de apenas días de nacido, se encuentre un poco indefenso y en periodo de adaptación a este mundo, su sistema inmunológico se está fortaleciendo pero mientras tanto es más vulnerable a contraer infecciones.

Es muy común leer en Internet artículos que hablan que hay más bacterias en nuestra boca que en la tierra, sin embargo aproximadamente un 1% producen enfermedades. Continuamente nos humedecemos los labios con saliva y esta contiene gran cantidad de bacterias que con el más simple beso podemos transmitir a otra persona.

Desde este punto de vista, cuando un bebé es besado en alguna parte de la cara indudablemente quien lo besa transmite cierta cantidad de bacterias y abre la posibilidad de que esa bacteria o agente patógeno se convierta en el causante de una enfermedad.

Pero no solo es el riesgo de contraer enfermedades lo que puede resultar inquietante, sino mas bien un factor higiénico, cada beso va dejando residuos en su cara, cuando es besado muchas veces por una o varias personas su rostro puede adquirir un olor muy desagradable.

Durante los primeros días de vida de nuestro bebé debemos ir adaptándonos a muchas cosas nuevas, tanto en nuestra vida personal como nuestra vida social, asimismo debemos aprender a actuar o reaccionar ante cada situación nueva que debamos enfrentar siempre tratando de hacer lo correcto para el bienestar de nuestro hijo pero con mucho tacto para no agredir o hacer sentir mal las personas que nos rodean o quieren demostrar cariño a nuestro bebé y a nosotros. Con esto nos referimos mas claramente a establecer un equilibrio entre el cuidado de nuestro hijo y nuestra actitud ante las personas que nos rodeen para incentivar ese cuidado.

Irónicamente esos primeros días tan delicados para un bebé, son también los días en que puede recibir mas besos en la cara en vista de que se trata de momentos especiales en los que se preparan bienvenidas o reuniones familiares dependiendo la tradición de cada zona, que sin duda son de mucha alegría pero también son propensos para que este tipo de cosas sucedan y se incremente el riesgo de que tu bebé contraiga alguna enfermedad al ser besado.

Lo ideal en estas situaciones es hablar sinceramente pero con delicadeza, no ser bruscos ni groseros, y explicar porque puede ser riesgoso para la salud del bebé sobre todo en esos primeros días de vida, y a su vez darle opciones con otras formas de expresar su cariño.

No se trata de evitar que lo besen, lo pueden hacer pero no en la cara. Tampoco se recomienda besar en las manos, ya que este podría llevárselas a la boca y no estaríamos haciendo nada. Un bebé puede ser besado sutilmente en la cabeza lo más alejado de la frente o preferiblemente en sus pies, ya que son zonas si se quiere de menos alcance para las manos y la boca del bebé.

Para finalizar podemos decir que no se trata de cohibir a las personas y a nosotros mismos de expresar su cariño, sino de enseñar las muchas maneras que hay de expresarlo y de hacer que un bebé los sienta, pero siempre con el principio fundamental de brindar el mayor cuidado posible a nuestro hijo para que crezca sano y fuerte.

Anuncios

¿Por qué amamantar a un bebé?

enero 14, 2009

Ha sido ampliamente reconocido que una buena alimentación y nutrición a temprana edad tiene un impacto muy positivo en la salud de una persona.

Según la OMS, la leche materna debe ser el primer alimento del bebé desde la hora de nacido y exclusivo hasta cumplir los seis meses de vida.

En este sentido hemos preparado una lista de con 4 razones por las cuales un bebé debe ser amamantado.

1.- Reduce el Riesgo de Sufrir Asma y Enfermedades Respiratorias
Según un artículo publicado por la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria AEPAP: La lactancia materna exclusiva durante al menos los cuatro primeros meses está asociada con una reducción significativa del riesgo de padecer asma a la edad de seis años. También se asocia con un retraso en la edad a la que tiene lugar el primer episodio de bronquitis y con un retraso en la edad en la que el asma es diagnosticado por un médico.

2.- Reduce el Riesgo de desarrollar obesidad.
Han sido muchos los que han intentado determinar cuál es el papel que la lactancia materna juega en el posterior desarrollo de la obesidad. Son muchas las investigaciones desarrolladas sobre el tema y que han constatado la existencia de algún grado de efecto protector de la lactancia: los niños que la reciben desarrollarían menos obesidad. la introducción temprana de alimentos sólidos (antes de las 15 semanas) se asocia con incremento de la grasa corporal y del peso en la infancia. Además, la alimentación con fórmula se asocia con incremento de la tensión arterial sistólica en la infancia

3.- Reduce el riesgo de sufrir de Diabetes.
Una reciente investigación llevada a cabo en EEUU reveló que ser amamantado estaba vinculado a una reducción del 40% del riesgo de diabetes tipo 2 con el paso de los años.

4.- Favorece el desarrollo cognitivo.
Las habilidades motoras y el desarrollo temprano del lenguaje mejoran con el amamantamiento, correlacionándose con la duración de la lactancia.

De Bebé a Niño. ¿En qué momento mi Bebé comienza a ser un Niño?

enero 8, 2009

El objetivo de este artículo no es establecer diferencias entre bebés y niños, aunque sin duda las hay, sino ayudar a entender desde y hasta que edad tu hijo puede ser considerado como Bebé y a partir de cuando se considera un Niño.

Un Bebé se considera así desde el mismo momento en que nace. El Bebé es un ser muy dependiente durante sus primeros meses de vida, sin duda que cada día que pasa aprende muchas cosas y desarrolla muchas habilidades pero aún depende de nosotros para satisfacer sus necesidades. Desde este punto de vista nos atrevemos a decir que la transición entre las etapas Bebé-Niño están marcadas por el grado de independencia alcanzado por nuestro hijo.

En este sentido tomaremos como referencia dos puntos que al combinarse son la clave para que el bebé pase a ser un niño:

1.- El Primer Año, no por la edad o por la celebración del cumpleaños sino por los logros alcanzados.

Sin duda la edad de referencia para esta transición es a partir del mes 12 o del primer año en adelante. Desde el nacimiento hasta los doce meses tu bebé aprenderá y desarrollará muchas habilidades. Se sonreirá dormido y luego despierto, al principio solo verá sombras y reflejos, pero luego será capaz de reconocer tu rostro y tu voz, comenzará el balbuceo o la emisión de sonidos que a veces pueden contener vocales o pequeñas palabras como mamá, irá aprendiendo a expresarse, a sonreír cuando está contento a gruñir cuando está molesto, a decir “si” cuando quiere algo y decir “no” para rechazarlo; aprenderá a gatear y sentarse, a imitar y a ser mas social incluso con capacidad de invitarte a un juego al mostrarte un juguete; ya muy cercano a su primer año de vida se pondrá de pie y luego entre los 12 meses o un poco mas sucederá lo que hemos considerado como el momento preciso para comenzar a ser Niño “Aprender a Caminar”. A partir de este momento deja de ser Bebé para convertirse en Niño!.

2.- El Aprender a Caminar:

La combinación de todos los aprendizajes adquiridos en estos 12 meses y la capacidad de haber aprendido cosas básicas pero fundamentales para desenvolverse en este mundo como haber aprendido la habilidad de caminar serán de ahora en adelante los combustibles para una intensa actividad física tanto para el niño como para los padres. Pero no solamente lo físico será activo, su desarrollo psicológico será de igual intensidad, debido a que un niño que camina es capaz de hacer por si solo muchas cosas y explorar muchas más, a su vez se siente más independiente porque se da cuenta que puede alcanzar y tomar esas cosas que antes no podía.

Aunque ya camina el niño sigue siendo dependiente de sus padres para obtener muchas cosas pero está sin duda en otra etapa en la que aprenderá muchas cosas nuevas y seguirá desarrollándose, pasará a ser adolescente y luego adulto y posiblemente en algún momento de su vida quiera saber cuando llamar Niño a su Bebé.

¿Cómo deben ser las heces del bebé?

enero 8, 2009
¿Cómo saber si las heces de mi bebé son normales?
Primero que nada debemos saber que no hay número ni horario normal para la evacuación de su bebé. La cantidad, el número, el color, y la textura de éstas varían mucho en un mismo bebé y entre los bebés de la misma edad.

Las heces de un bebé pueden decirnos mucho a la hora de determinar si está bien o existe algo que puede estar haciéndole daño. Las heces son muy variables en cada bebé debido a que su contextura, color y acidez dependen de la alimentación que reciba. Pero podemos establecer una serie de aspectos en los cuales se consideran normales:

Heces de un Recién Nacido 0 a 1 mes (Las Primeras Heces)
Estas reciben el nombre de heces de transición o necomio, son gruesas y de color verde oscuro o negro con una consistencia pastosa y no presentan un olor fecal. Se consideran normales en los primeros días después del nacimiento y son producto de la bilis que se acumula en los intestinos, que luego por el proceso de oxidación toma esas características.

El proceso de expulsión de éstas dura entre 3 y 4 días, luego comienza a tornarse marrón y un poco mas liquida color oro, amarillentas, sobre todo cuando se alimenta de leche materna.

Un Bebé alimentado con fórmula generalmente tiene heces amarillentas o de color natural, con la textura de mantequilla de maní y puede tener entre 6 y 8 evacuaciones por día, pudiendo haber días en que no tenga ninguna evacuación.

El color y la contextura de la heces puede variar dependiendo de lo que coma la madre o del tipo de formula que se utilice, así como la cantidad de veces que come el bebé. A medida que vaya creciendo disminuirá la frecuencia de las evacuaciones diarias.

¿Cómo son las Heces del Bebé cuando come alimentos sólidos (6to mes en adelante)
El número de evacuaciones puede disminuir. Su color comienza a tornarse un poco más marrón y tienen una contextura más pastosa. Es posible que los bebés no tengan una en días y después tengan una blanda y normal. Su olor comienza a ser más fuerte.

El color de las heces es la primera impresión que recibimos, este puede ser motivo de preocupación cuando sea negro, rojo o blanco. Sin embargo el suministro de algunas sustancias o alimentos puede producir heces de estos colores no siendo motivo para preocuparse. Por ejemplo cuando el bebé se le suministra hierro es muy normal que las heces se tornen verdosas o negras, o en el caso de la remolacha puede hacer que las heces se tornen rojizas.

¿Cómo saber si mi bebé está estreñido o tiene diarrea?
El estreñimiento es la dificultad para evacuar y se caracteriza por heces muy secas y duras. Muchas veces un bebé puede tardar días sin evacuar pero cuando lo hace sus heces son blandas o pastosas no debemos preocuparnos por estreñimiento. Es muy normal también que un bebé puje, se ponga un poco rojo y llore aunque no esté estreñido.

Nunca utilice los enemas, laxantes, supositorios, ni intente remover las heces sin primero consultar a su médico.

En cuanto a La Diarrea es lo contrario a lo anterior, ésta se caracteriza por heces completamente líquidas, que salen de forma explosiva, y son excesivamente numerosas por día, además las heces poseen un olor mas fuerte de lo normal y mayor acidez, pudiendo causar irritaciones en los alrededores de la colita del bebé.

Es cierto que un bebé puede tener muchas evacuaciones semilíquidas en un día y no tener diarrea, pero este punto de vista puede ser aplicado preferiblemente a bebés entre 0 y 4 meses cuando son alimentados con leche materna y/o fórmula, en cambio en un bebé de 6 meses o más, que ya consume alimentos sólidos como compotas, papillas, purés, jugos, sus heces normales son pastosas y en menor cantidad de evacuaciones; pero si de pronto se producen repentinas y repetidas evacuaciones liquidas debería considerarse como diarrea.

Las heces de un bebé pueden ser la evidencia clara tanto de la presencia de estreñimiento como de una diarrea, pero siempre deben asociarse sus características a la alimentación que recibe el bebé. Demás está decir que ante la presencia de cualquier factor extraño lo primero que debemos hacer es consultar al médico.

El Cordón Umbilical del Bebé: Evita infecciones, mantenlo limpio y seco.

enero 7, 2009
Durante el embarazo el bebé obtiene todos sus nutrientes y oxígeno a través del cordón umbilical que es la unión entre el bebé y la madre. Una vez que se produce el parto este cordón es sujetado con una pinza y cortado dejando un pequeño trozo de aproximadamente 3 o 4 centímetros de largo pegado al cuerpo del bebé. Luego el cordón umbilical que queda unido al bebé se secara y entre los 5 y 15 días después del nacimiento se desprenderán completamente del cuerpo de su cuerpo.

Durante este pequeño lapso de tiempo se debe tener un cuidado especial de esa área, manteniéndolo limpio y seco para evitar que se infecte ya que las bacterias perjudiciales que se encuentran naturalmente sobre la piel pueden subir por el cordón produciendo una infección.

Algunas señales de que hay una infección pueden ser la presencia de fiebre, malestar general y falta de apetito, así como también inflamación y enrojecimiento en los alrededores del área que sujeta al cordón.

Por eso es muy importante lavarse siempre las manos antes de tocar el cordón umbilical de tu bebé. Puedes evitar que el cordón se ensucie con orina o heces doblando la parte de arriba del pañal hacia abajo de modo que quede sin cubrir la parte del muñón. Si el cordón se ensucia con orina o heces, simplemente lávalo con agua limpia y jabón suave. Luego se puede mojar el cordón umbilical con alcohol y repetir el proceso cada vez que se cambie el pañal para evitar infecciones y se acelere su secado.

Durante el proceso de separación normal, se puede acumular material en esta unión que a veces tiene el aspecto de pus y a menudo se identifica erróneamente como una infección.

Una vez que el cordón se cae la zona del ombligo tarda por lo general entre unos 7 a 10 días por cicatrizarse completamente dicha área y se recomienda mantener los mismos cuidados durante este lapso para evitar cualquier infección.

Cólicos del Lactante: Llanto inconsolable

enero 7, 2009
¿Qué son los cólicos en bebés?

Los cólicos son situaciones de llanto intenso e inconsolable que pueden producirse desde las primeras semanas de vida del bebé y pueden prolongarse hasta aproximadamente el cuarto mes. Esta alteración generalmente se produce en horas de la noche y puede darse en un promedio de 3 horas diarias, 3 días a la semana durante 3 semanas.

Ese llanto intenso es acompañado por movimientos constantes de sus extremidades, espalda arqueada, pataleos, ruidos a nivel del estómago fácilmente audibles, pudiendo desencadenar también un rechazo al seno o biberón cuando es alimentado.

Los bebés con cólico lloran más que la mayoría. Cuando lloran pueden acercar los brazos y las piernas hacia sus cuerpos y puede parecer como que están sintiendo dolor. Inclusive se pueden poner colorados por el llanto.

Un bebé que llora mucho a causa del cólico puede absorber gran cantidad de aire, generando mayor cantidad de gases y más molestias para él.

Posibles causas del Cólico

  • La inmadurez de los intestinos. Se considera que estos alcanzan su desarrollo aproximadamente hacia el cuarto mes de vida del bebé.
  • Alergia o intolerancia a algunos alimentos. Estrechamente ligado a la inmadurez del aparato digestivo el cual aun no se encuentra suficientemente fuerte como para tolerar algunas sustancias.
  • El estrés. No hablamos de estrés por preocupaciones, trabajo o problemas en el bebé, sino el que se puede producir por un ambiente inadecuado para el bebé, por ejemplo lugares de constante ruido y sonidos perturbadores, la angustia generada por las personas a su alrededor así como también la sensación de incapacidad y la conducta que adopten los padres hacia esta situación.
  • El estreñimiento. Puede ser otra de las causas, un bebé estreñido generalmente no puede expulsar los gases debido a que las heces forman una especie de bloqueo que impiden su salida, esto hace que se acumulen y sean dolorosos.

¿Cómo calmar al bebé?

  • Coloque un biberón con agua tibia sobre el estómago del bebé; asegúrese de que éste no esté muy caliente.
  • Meza a su bebé sentándolo sobre usted en una silla mecedora o mézalo dentro de una cuna.
  • Coloque a su bebé en un columpio de cuerda asegurándose de que el bebé pueda sostener su cabeza.
  • Dele un baño con agua tibia a su bebé.
  • Dele un chupón a su bebé.
  • Frote suavemente el estómago de su bebé.
  • Envuelva al bebé en una cobija suave.
  • Ponga al bebé en un coche y salga a caminar.
  • Dé un paseo en carro colocando el bebé dentro de un asiento de automóvil para bebé. El movimiento continuo y suave tiende a calmarlos.

¿Cómo reducir los Cólicos?

  • Si el bebe se alimenta con fórmula, el pediatra de pedirá que la cambie por una hidrolizada o hipoalergénica.
  • Si se alimenta de pecho, la madre debe mejorar su hábito alimenticio, llevando una dieta estricta eliminando los productos lácteos, cítricos y alergenos en general.
  • Alimentar al bebé en menores cantidades pero con mayor frecuencia puede ayudar a que su organismo no se sienta saturado.
  • Si se siente frustrado, inseguro, preocupado trate de buscar alguien que lo ayude o acompañe, recuerde que su angustia puede perjudicar al bebé.

Todos somos Primeros Bebés. Aprender de ellos es la mejor experiencia!

enero 6, 2009
La llegada del primer bebé a nuestra vida trae mucha alegría, satisfacción, amor y muchas cosas nuevas que aprender y a las que adaptarnos, para darle a nuestro hijo todos los cuidados que requiere para su sano desarrollo y crecimiento.

Sin duda que con nuestro primer bebé aprenderemos mucho, y adquirimos mucha experiencia, pero partiendo desde el punto de que todos los seres humanos somos diferentes, se puede deducir que independientemente de esto todos son primeros bebés, porque cada uno crece de una forma diferente, desarrollará su propia forma de ser, le gustará hacer cosas diferentes a sus hermanos en fin será un ser único con una forma única de vivir y enfrentar los obstáculos de este mundo.

Cada bebé tendrá su primera vez en muchas situaciones y muchas cosas en las cuales los acompañaremos, y cada primera vez de cada bebé en cada cosa que haga será única para él y para nosotros como padres, por esto todos somos primeros bebés y volvemos a ser padres primerizos con la llegada de un nuevo hijo.

Aunque con el bebé que nace primero aprendemos muchas cosas, no cabe duda que con los que vienen aprendemos mucho más, además, surge el reto de enseñarles a vivir como hermanos y compartir mutuamente todo lo que esté a su alrededor y darles lo que necesitan de acuerdo a la etapa o edad de cada uno.

En este sentido, todos y cada uno de los bebés son primeros bebés porque con cada uno de ellos vivimos, aprendemos y enseñamos. Por esto no debemos tratar de establecer un patrón o una guía de crianza standard para todos nuestros hijos, sino que debemos entenderlos y dejar que sean libres pero enseñarles a administrar esa libertad tomando lo bueno y desechando lo malo, cada uno es diferente pero en esas diferencias está la clave de la convivencia.

El Método Madre Canguro. Más que una alternativa en el cuidado de bebés prematuros.

enero 6, 2009
El Método Madre Canguro (MMC), es una forma de atención especial de bebés prematuros o de bajo peso al nacer. Consiste en cargar al bebé en el pecho de la madre o el padre manteniéndolo en contacto piel a piel. Es una técnica eficaz que permite cubrir las necesidades del bebé en materia de calor, lactancia materna, protección frente a infecciones, estimulación, seguridad y amor.

La madre puede llevar cualquier prenda que le parezca cómoda y abrigada para la temperatura ambiente circundante, siempre que la prenda en cuestión permita acomodar al bebé, y posibilite que se le mantenga firme y cómodamente en contacto con su piel. No es necesario el uso de ropa especial, a no ser que la que se lleve habitualmente sea demasiado ajustada.

En cuanto al bebé, si la temperatura oscila entre 22 y 24º C, el bebé al que se transporte en posición canguro no llevará más ropa que el pañal, un gorro y unos calcetines que lo abriguen. Si la temperatura desciende por debajo de los 22º C, el bebé deberá llevar una camiseta de algodón sin mangas y abierta por la parte delantera, de manera que el rostro, el pecho, el abdomen y las extremidades permanezcan en contacto piel a piel con el pecho y el abdomen de la madre. Posteriormente, la madre se cubrirá a sí misma y al bebé con su ropa habitual.

La Faja de Sujeción es el único artículo especial necesario para la aplicación del MMC. Ayuda a que las madres sostengan a sus bebés junto a su pecho de un modo seguro. Para comenzar, se recomienda emplear un pedazo de tela suave de en torno a un metro cuadrado, plegarlo en diagonal y asegurarlo mediante un nudo o bien introducirlo bajo la axila de la madre. Más adelante, una bolsa de transporte de la elección de la madre puede reemplazar dicha tela. Cualquiera de estas opciones concede a la madre libertad para mover ambas manos y le permite desplazarse con facilidad mientras transporta al bebé en contacto con su piel. Algunas instituciones prefieren proporcionar sus propios tipos de bolsa, camisa o venda.

La Posición Canguro

Se debe colocar al bebé entre los pechos de la madre, en posición vertical, de modo que el pecho de aquél quede en contacto con el de la madre.

Se sostendrá al bebé con la faja. La cabeza, vuelta hacia un lado, se hallará ligeramente extendida. La parte superior de la faja se hallará justamente debajo de la oreja del bebé. La posición ligeramente extendida de la cabeza mantiene abiertas las vías respiratorias y permite el contacto visual madre hijo. Hay que evitar tanto la flexión hacia adelante como la hiperextensión de la cabeza. Las caderas deberán estar flexionadas y las piernas extendidas en una postura que recuerde a la de una rana; los brazos también deberán estar flexionados.

Habrá que anudar la tela con una fuerza tal que, al levantarse la madre, el bebé no se salga. Deberá garantizarse que la parte más apretada de la tela se sitúe sobre el pecho del bebé. El abdomen de éste no debería verse constreñido y debería quedar a la altura del epigastrio de la madre. De este modo, el bebé dispone de espacio suficiente para la respiración abdominal. La respiración de la madre estimula al bebé.

Características del MMC:

  • Contacto piel a piel temprano, continuo y prolongado entre la madre y el bebé;
  • Lactancia materna exclusiva (en el caso ideal);
  • Se inician en el hospital y pueden continuarse en el hogar;
  • Los bebés pequeños pueden recibir el alta en un plazo breve;
  • Las madres que se encuentran en su hogar precisan de apoyo y seguimiento adecuados;
  • Se trata de un método amable y eficaz que evita el ajetreo que predomina por norma general en una sala de pediatría ocupada por bebés prematuros.
Desde su implementación hace casi dos décadas de aplicación e investigación han dejado claro
que el MMC constituye algo más que una alternativa a los cuidados en incubadora. Se ha puesto de manifiesto que el MMC repercute eficazmente en el control de la temperatura, la lactancia materna y el desarrollo de vínculos afectivos referidos a todos los neonatos, al margen de su entorno, peso, edad gestacional y situación clínica.

Es importante destacar que as pruebas relativas a la eficacia y la seguridad del MMC se refieren únicamente a los recién nacidos prematuros sin problemas médicos, los denominados neonatos estables. La investigación y la experiencia demuestran que:

  • El MMC equivale, cuando menos, a la atención convencional (en incubadora) en lo que respecta a la seguridad y la protección térmica, si ello se calcula a tenor de la mortalidad;
  • Al facilitar la lactancia materna, el MMC ofrece ventajas considerables en casos de morbilidad grave;
  • El MMC contribuye a la humanización de la atención neonatal y a potenciar los vínculos afectivos entre la madre y el hijo en países de bajos y altos ingresos;
  • En ese sentido, el MMC constituye un método moderno de atención en cualquier entorno, incluso en los lugares donde se dispone de costosas tecnologías y se tiene acceso a una atención adecuada;
  • El MMC nunca se ha evaluado en el entorno del hogar.
Mas Información: OMS Organización Mundial de la Salud

El Bebé de Diez Meses. Se acerca el primer año

enero 5, 2009
En el décimo mes puede parecer que el desarrollo del bebé va más lento, pero lo que realmente ocurre es que está evolucionando de forma más sutil y mejorando lo ya aprendido. Si usted observa con atención, podrá ver muchos cambios durante este mes.

Después de aprender a ponerse de pie, muchos (pero no todos) bebés aprenden a caminar de lado sujetándose a un objeto como un sillón.

Los pasos son más bien un arrastrar de pies, pero muchos lo pueden hacer muy rápidamente.

Su bebé también se está desarrollando socialmente este mes. Empieza a superar el miedo a extraños, pero aún desea la presencia de los padres (y otras caras familiares).

Es más independiente ahora. Es posible que le responda con un NO cuando le pida usted algo y niegue con la cabeza. Es probable que no sepa lo que significa el no, pero sabe que quiere hacer cosas por sí mismo. Déle la libertad de probar cosas nuevas. Ayúdele a comprender el significado de no y de sí en vez de castigarle por rebeldía. Todavía está aprendiendo los significados de las palabras a medida que florece su saludable independencia.

La imitación se convierte en un importante método de aprendizaje. Empezará a imitarle y si está con otros bebés, él empezará a imitarlos. Este es un buen método de enseñanza, pero procure no llevarlo hasta el extremo de que el bebé se aburra de tanta imitación.

Qué podemos esperar de nuestro bebé durante este mes:

  • Pude empezar a dar pasos agarrado de dos manos.
  • Sube y baja de los muebles.
  • Se sienta estando de pie.
  • Lleva más de un objeto en una mano.
  • Tiene los dientes centrales y laterales.
  • Empieza a nombrar partes del cuerpo.
  • Imita a los demás.
  • Empieza a distinguir a hombres y mujeres.
  • Dice varias palabras con intención, como papá y mamá.
  • Escucha palabras familiares, una canción o rimas, con interés.
  • Intenta coger un juguete que está situado detrás de él sin mirar.
  • Busca un objeto escondido si ve que ha sido escondido. Si no lo puede encontrar rápidamente, lo buscará donde lo ha visto escondido con anterioridad.
  • Empieza a utilizar una mano más que la otra, pero la preferencia de mano no será clara hasta los 4 o 5 años de edad.

El Bebé de Doce Meses. El Primer Año. Feliz Cumpleaños!

enero 4, 2009
Durante estos 12 meses el bebé ha aprendido mucho y ha desarrollado muchas habilidades físicas y motoras, quizás é no entienda el cumpleaños como una costumbre o una celebración por cumplir un año, pero sin duda que ese día lleno de alegría, colores, canciones infantiles, y muchos otros niños con quien jugar son muy especiales para ellos.

En este mes su bebé puede llegar a dar sus primeros pasos sin ayuda. Si no lo hace, seguro que lo hará en los próximos cuatro meses. A partir de entonces, tanto el mundo suyo como el del bebé nunca serán igual.
Muchos bebés pueden decir hasta ocho palabras diferentes a esta edad. Lamentablemente no se puede saber bien qué es lo que el bebé entiende cuando dice una palabra. Por ejemplo, si dice bebé puede significar que veo otro bebé o quiero que me levantes. Si le ayuda al bebé a hacer gestos al hablar, le puede ayudar a comprenderle. Si echa los brazos al aire, es claro lo que quiere decir con la palabra bebé.
Entre las cosas que hace el bebé a esta edad tenemos:
  • Necesita doce horas de sueño, pero se puede resistir a tomarlas.
  • Puede levantar pequeños objetos.
  • Puede lanzar una pelota.
  • Tiene una media de seis dientes.
  • Puede salir del parque o de la cuna.
  • Se puede desvestir solo.
  • Puede sostener un lápiz y escribir en un papel grande.