Archive for 13 diciembre 2009

¿Qué es la Espina Bífida?

diciembre 13, 2009
La Espina Bífida es un trastorno en el cual existe un desarrollo anormal de los huesos de la columna, de la médula espinal, del tejido nervioso circundante y del saco con líquido que rodea a la médula espinal,provocando que una parte de la médula espinal y de las estructuras circundantes se desarrollen por fuera y no por dentro del cuerpo. Dicha anomalía puede producirse en cualquier parte de la columna vertebral.

Tipos de Espina Bifida

– Espina bífida oculta – presentación leve de espina bífida en la cual la médula espinal y las estructuras circundantes permanecen dentro del cuerpo del bebé, pero los huesos de la región lumbar no se forman de manera normal.

– Meningocele – presentación moderada de espina bífida en la cual se puede observar un saco con líquido en la columna.

– Mielomeningocele – presentación grave de espina bífida en la cual la médula espinal y los tejidos nerviosos se desarrollan por fuera del cuerpo y se encuentran dentro de un saco con líquido que puede observarse en la parte exterior de la columna.

Causas:
Las anomalías tienen su origen en una combinación de genes heredados de ambos padres que se suma a distintos factores ambientales. Debido a esto, estas anomalías se consideran rasgos hereditarios multifactoriales, es decir, “muchos factores”, tanto genéticos como ambientales, que contribuyen a su aparición.

Algunos de los factores ambientales que contribuyen a estas anomalías incluyen la diabetes no controlada en la madre y determinadas prescripciones médicas.

Sintomas:

Aspecto anormal de la espalda del bebé, que puede variar desde una zona pequeña cubierta de vello, un hoyuelo o una marca de nacimiento hasta una protrusión en forma de saco ubicada a lo largo de la columna.
Problemas intestinales y vesicales (por ejemplo, estreñimiento, incontinencia)

Pérdida de la sensibilidad por debajo de la zona de la lesión, en especial en los bebés que nacen con meningocele o mielomeningocele.
Incapacidad para mover la parte inferior de las piernas (parálisis)

¿Cómo controlar la espina bífida?
El control específico de la espina bífida será determinado por el médico de su bebé basándose en lo siguiente:

La edad gestacional de su bebé, su estado general de salud y los antecedentes médicos

La gravedad y el tipo de espina bífida

La tolerancia de su bebé a determinados medicamentos, procedimientos o terapias

Las expectativas para la evolución de la espina bífida
Su opinión o preferencia.

Las intervenciones quirúrgicas pueden ser necesarias para lo siguiente:

– Reparación y el cierre de la lesión

– Tratamiento de la hidrocefalia

– Problemas ortopédicos
Los problemas ortopédicos pueden incluir curvaturas en la columna, luxaciones de cadera, deformidades en el tobillo y el pie y músculos contraídos. Los bebés y los niños con espina bífida son vulnerables a las fracturas de huesos ya que estos suelen ser más débiles que lo normal.

– Problemas intestinales y vesicales
Estos problemas pueden requerir cirugía para mejorar la función de la eliminación, para la incontinencia, el estreñimiento o cuando la vejiga no se vacía por completo.

No todos los bebés necesitan una corrección de la espina bífida mediante cirugía. El control de la espina bífida sin cirugía puede incluir:

– Rehabilitación

– Soportes posturales (para ayudar al niño a sentarse, acostarse o estar de pie)

– Aparatos ortopédicos y férulas (para prevenir deformaciones y brindar sostén y protección)

– Medicamentos

Más Información: Health System
Foto Cortesía de: CDC (Centers for Disease Control and Prevention, National Center on Birth Defects and Developmental Disabilities)

Anuncios

"Escribe y Aprende", el Blackberry para niños

diciembre 13, 2009

Conocido como el “Blackberry para niños”, el artefacto diseñado por la compañía LeapFrog cuyo nombre original es “Text&Learn” y su traducción al español sería literalmente “Escribe y Aprende”, es un poco más grande que una Palm y está destinado para niños de tres años en adelante.
Este aparato le permite a los pequeños aprender cómo “hacer búsquedas” y “escribir mensajes” sin necesidad del uso de la Internet, dejando a un lado así el miedo de los padres de que sus hijos estén en contacto con extraños en la red.

Dicho artefacto cuenta con un teclado QWERTY y una pantalla de cristal líquido medianamente grande, lo que le permite a los niños el “enviar mensajes” a un cachorro virtual llamado Scout y aunque el mismo no está conectado al Internet, cuenta con un modelo de “buscador”.

A su vez, el “Blackberry para niños” cuenta con un calendario para ayudar a los niños a aprender las fechas y también contiene juegos educacionales para que desarrollen habilidades informáticas básicas.

Vía: Noticias24
Más Información: The Daily Mail

Foto: Cortesía de The Daily Mail

¿Qué es el Embarazo Ectópico?

diciembre 12, 2009

¿Qué es el embarazo ectópico?
Aproximadamente el 2 por ciento de todos los embarazos se desarrollan fuera del útero y se denominan embarazos ectópicos. La mayoría de las veces se desarrollan en las trompas de Falopio. Rara vez sucede que un embarazo ectópico se localice en un ovario o en el cuello uterino, o incluso en el abdomen.

¿Cuáles son los síntomas de un embarazo ectópico?
Las mujeres con un embarazo ectópico pueden presentar:

– Sangrados irregulares y a menudo tienen dolor pélvico o abdominal, en especial de un solo lado, no confundirlos con la menstruación.

Cólico leve a un lado de la pelvis.
Otro signo de un embarazo ectópico son las nauseas.
Dolor en la parte baja de la espalda.
Sensibilidad en las mamas.
La hemorragia interna es el signo mas característico de un embarazo ectópico y viene acompañado de palidez, taquicardia e hipotensión al levantarse.

¿Cómo se diagnostica un embarazo ectópico?
Los estudios para detectar un embarazo ectópico incluyen el nivel de una hormona en sangre, la gonadotropina coriónica humana (hCG), cuyo aumento puede no alcanzar los niveles normales. La ecografía (una técnica de diagnóstico por imágenes que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia y una computadora para crear imágenes de los vasos sanguíneos, tejidos y órganos) puede mostrar un feto u otro tejido dentro o cerca de las trompas de Falopio o la existencia de acumulación de sangre en la pelvis de la madre. Normalmente, la ecografía puede descartar la existencia de embarazo ectópico si detecta un feto dentro del útero. La laparoscopía también puede utilizarse para diagnosticar un embarazo ectópico. Es una técnica quirúrgica en la que se inserta un tubo iluminado en el abdomen de la madre para examinar el interior de la pelvis y a menudo logra la mayor precisión de diagnóstico.

Tratamiento para el embarazo ectópico:
El embarazo ectópico se puede tratar de diversos modos en función de si se ha producido ruptura de las trompas de Falopio, del grado de desarrollo del embarazo y del nivel de hormonas de la madre.

Los tratamientos pueden incluir:

Permitir que el embarazo ectópico cicatrice y se absorba por sí mismo (sólo en casos específicos). El embarazo ectópico no se debe ignorar, siempre recurra a su médico en caso de sangrado o dolor durante el embarazo.

Medicamentos.

Cirugía (posiblemente durante la laparoscopía con salpingotomía o salpinguectomía), un procedimiento quirúrgico para realizar una pequeña apertura en las trompas de Falopio y extraer el embarazo. Si hay daño en las trompas, puede que se necesite realizar una salpinguectomía total o parcial, la extracción parcial o total de las trompas de Falopio.
En muy pocos casos se puede requerir una laparotomía. Es un procedimiento quirúrgico en el que se realiza una incisión en el abdomen de la madre para extraer el embarazo ectópico o resecar las trompas de Falopio lesionadas.

Con Información de:
University of Virginia Healthy System
El Embarazo

Foto:
stock.xchng, jmtorres

Beneficios del Masaje Infantil

diciembre 12, 2009

Suficientes estudios confirman los muchos beneficios que trae el contacto afectivo en el desarrollo integral de un niño, siendo el masaje uno de los más agradables y fáciles métodos para conseguirlo. Pero ahora se quiere más, entre otras cosas, formar facilitadores para que esta técnica se propague en cada rincón del planeta.

Las bondades del masaje infantil no entran en discusión para quienes han tenido la oportunidad de practicarlo con sus niños o algún otro pequeño cercano, así sea por un tiempo definido, y mucho más si se ha tenido la dedicación y la disciplina para conseguir extender la experiencia tanto como sea posible.

¿Qué beneficios aporta el masaje infantil?
Sus beneficios van desde lo psicológico y emocional hasta lo fisiológico, y no se piense que recaen estrictamente en los niños que lo reciben. Nada como un masaje infantil para que todo el mundo quede satisfecho, incluyendo en el saco a quien lo da e incluso a quien enseña a darlos, según bien advierte una de estas personas, Andreína Di Gerónimo, facilitadora de cursos de masaje infantil para padres, con una experiencia de más de cinco años en Venezuela.

La lista de estos aportes es larga y comienza por aquellos referidos al niño:

1.- El masaje lo ayuda a liberar la tensión y ansiedad;
2.- Mejora sus patrones de sueño;
3.- Alivia la molestia de erupción dentaria, la congestión, los gases, los cólicos y la tensión emocional;
4.- Mejora el desarrollo neurológico;
5.- Alimenta al bebé emocionalmente;
6.- Ayuda al niño a desarrollar un sentido positivo de sí mismo;
7.- Incrementa y mejora el proceso de unión con los padres;
8.- Mejora el desarrollo de los sentidos; es útil para la nutrición de la piel;
9.- Favorece la circulación sanguínea;
10.- Estimula el drenaje linfático y beneficia el ritmo cardiaco y la respiración;
11.- Calma al bebé cuando está incómodo o molesto;
12.- Y le mejora la digestión.

Pero una de las cosas que más destaca Di Gerónimo (aunque todos los beneficios los considera igualmente importantes) es el hecho de que, a través del masaje, se fortalece la comunicación y el lazo entre el bebé y la mamá, el papá o la persona que lo realice, así como ayuda a activar la conciencia corporal. “Es decir, el niño aprende que tiene un cuerpo y empieza a escucharlo y a relajarlo, consiguiendo con eso, entre otras cosas, evitar enfermedades porque con todo esto el sistema inmunológico funciona mejor”.

Muchos de estos aspectos positivos que recibe el niño al aplicársele un masaje se replican en el adulto que lo realiza, comenzando por el tema de la comunicación que se establece entre ambos y la obtención de una mayor conciencia de su propio cuerpo; pero Di Gerónimo se refiere, además, al hecho de que, cuando se da un masaje a un niño, el padre también aumenta la confianza en sí mismo y las habilidades en su desenvolvimiento diario, ayudando por tanto al incremento de su autoestima.

Igualmente, el aplicar un masaje favorece el instinto materno y paterno; enseña a los padres a tolerar mejor las expresiones emocionales de sus hijos; proporciona los medios para desarrollar una influencia recíproca de calidad; ayuda a ambos padres a relajarse y escuchar; y, en el caso específico de la madre, la ayuda a superar la depresión post parto. Es decir, no hay desperdicio.

Vía: Estampas, El Universal
Más Información: El Masaje Infantil
Foto: Flickr Galeria de Valentinapowers

¿Qué cosas debo tener para la llegada de mi primer bebé?

diciembre 12, 2009

De la mano de Bebés Latinos, queremos compartir con ustedes una lista de las cosas más esenciales que debes tener para la llegada de tu nuevo bebé.

Cosas Esenciales:

– Cuna
– Silla para el carro
– Coche
– Sábanas, protector para el colchón, cobijas
– Pañales, de tela o desechables
– Pañitos húmedos o algodón para el cambio de pañal
– Ropa para el bebé, pensando en el clima y en la comodidad al vestirle
– Tina
– Jabón y shampoo para bebé
– Talco, Desitin o alguna crema para el sarpullido
– Toallitas para sacarle los gases

Cosas opcionales:

– Biberones, especialmente si le vas a dar fórmula
– Chupón, chupeta o bobo
– Bomba de lactancia
– Cambiador
– Juguetes apropiados para bebés
– Baberos
– Monitor para bebé

Para cuando salgas con tu bebé recién nacido:

– Pañales
– Cambiador
– Pañitos húmedos
– Ropa extra, (una o dos mudadas)
– Cobija
– Coche o silla del carro

Vía: Bebes Latinos
Foto: Flickr Galería de >>>Wonder Mike<<<

¿Cómo proteger a mi bebé de la gripe H1N1?

diciembre 12, 2009

En la página de los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades), nos brindan valiosa información acerca de cómo podemos proteger a nuestro bebé y prevenir el contagio de la Gripe H1N1.

En este sentido las recomendaciones de los CDC son:

Tome precauciones diarias como lavarse las manos con agua y jabón de tocador antes de alimentar a su bebé. Si no se dispone de agua y jabón, utilice toallas desinfectantes para manos a base de alcohol para limpiarse las manos antes de alimentar a su bebé. Asimismo, intente no toser o estornudar sobre el rostro del bebé mientras lo alimenta, o en cualquier otro momento que tengan contacto. Si es posible, únicamente los familiares sanos deben cuidar a los bebés.

Si está enfermo y nadie más puede cuidar a su bebé, use una mascarilla, si tiene y si la tolera, y cúbrase la boca y la nariz con un pañuelo al toser o estornudar.

¿Puedo seguir alimentando a mi bebé si estoy enferma?
Se considera que cuando los los bebés se enferman de gripe H1N1 de 2009 tienen riesgos más elevados de padecer la enfermedad grave y se sabe muy poco sobre cómo prevenir el contagio de la gripe H1N1 de 2009 en bebés. Si está amamantando o alimentando artificialmente a su bebé, se aconseja no exponerlo al virus de la gripe de la siguiente manera:

1.- Si es posible, pídale a una persona sana que alimente y cuide a su bebé.

2.- En caso de que otra persona no pueda cuidar a su bebé mientras usted está enferma, intente usar una mascarilla todo el tiempo, cuando alimenta o cuida al bebé. Además, no debe olvidar lavarse las manos y tomar las precauciones diarias para evitar que su bebé contraiga la gripe. Usar una manta de tela entre usted y el bebé mientras lo alimenta también puede ayudar.

3.-Si está amamantando, extraiga la leche y que una persona sana alimente al bebé. Lo ideal es que los bebés menores de 6 meses de edad se alimenten con leche materna. Está bien tomar medicamentos para tratar la gripe durante la lactancia.

¿La lactancia protege a los bebés de este nuevo virus de la gripe?
Existen muchas maneras en que la lactancia y la leche materna protegen la salud de los bebés. La gripe puede ser muy grave en los bebés recién nacidos. Los bebés que no se alimentan con leche materna contraen enfermedades como la gripe más a menudo y con una gravedad mayor que los bebés lactantes.

Debido a que éste es un virus nuevo, todavía no se sabe cómo prevenirlo. Durante la lactancia, las mamás le transmiten anticuerpos de protección a sus bebés. Los anticuerpos son un tipo de proteína generados por el sistema inmunológico del cuerpo. Los anticuerpos ayudan a combatir infecciones.

Si está amamantando y ha contraído la gripe, extraiga la leche y que una persona sana alimente al bebé.

¿Puedo seguir con la lactancia de mi bebé si está enfermo?
Sí. Una de las mejores cosas que puede hacer por su bebé es seguir amamantándolo.

1.- No deje de amamantar a su bebé si está enfermo. Dé al bebé leche materna a menudo durante el curso de la enfermedad. Cuando están enfermos, los bebés necesitan más líquido que cuando están sanos. Los fluídos que los bebés obtienen de la leche materna son mejores que cualquier otro líquido, incluso mejor que el agua, el jugo o el Pedialyte® porque también ayuda a proteger el sistema inmunológico del bebé.

2.- Si su bebé no puede alimentarse del pecho porque está muy enfermo, puede beber la leche de una taza, mamadera, jeringuilla o gotero.

¿Está bien tomar medicamentos para tratar o prevenir la gripe H1N1 de 2009 durante la lactancia?
Sí. Durante la lactancia, las madres que toman medicamentos para tratar la gripe deben extraer la leche y que una persona sana alimente al bebé con una mamadera. Las madres que amamantan y toman medicamentos para prevenir la gripe porque han estado expuestas al virus deben seguir alimentando al bebé con el pecho mientras no presenten síntomas de gripe como fiebre, tos o dolor de garganta.

Más Información: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
Foto: Flickr (Galería de peasap)

¿Cómo elegir el mejor juguete para tu hijo?

diciembre 9, 2009

Recuerdas cuando eras niño, cual era tu actividad principal ¿trabajar? No!. Era jugar. Y tus padres hacían lo posible por conseguirte el juguete adecuado o tu juguete preferido. Ahora eres padre y te toca a ti el papel de buscar y regalar el mejor juguete para tu hijo.

Estás buscando el juguete que crees que será el mejor para tu hijo. Es por eso que debes saber cómo elegir el juguete adecuado.

Un error común: es comprar el juguete que consideras maravilloso para ti sin tomar en cuenta tu bebé o tu hijo. Y por lo general cuando el niño lo recibe no muestra mucha alegría y el juguete solo queda para ocupar un lugar en el armario.

¿Cómo saber cuál es el juguete adecuado para mi hijo?
Para empezar es importante observar de cerca las actividades preferidas de tu hijo, nivel de habilidades, la comiquita que le gusta ver, y así sucesivamente. Basándose en estas observaciones se puede obtener una pista sobre qué tipos de juguetes prefiere el niño.

Por ejemplo, si al niño le gusta una serie de dibujos animados como Ben 10, es casi seguro que le gustarán también los juguetes de esta serie.

Ya tenemos una pista, pero no se trata solo de ir a la mejor tienda de juguetes y comprar el primer juguete de Ben 10 que veamos. Las observaciones no son suficientes. Hay otros factores muy importantes que usted debe considerar, y por eso debemos sumar a esta formula el grado de diversión que tendrá tu hijo con el juguete que decidas comprarle.

Éstos son los factores que se deben considerar para elegir el mejor juguete para tu hijo:

1. La Edad del Niño
Esto es muy importante. Si compras juguetes demasiado avanzados para la edad de tu hijo, lo más probable es que puedan producirle lesiones. Los Fabricantes de Juguetes luchan para hacer que sus productos sean lo más seguro posible, pero si no se siguen sus recomendaciones de uso de acuerdo a la edad, el niño puede dañarse. Por otra parte, si compras juguetes para niños con edad inferior a la de tu hijo, podría considerarlo demasiado aburrido. Por eso lo mejor es elegir los juguetes diseñados especialmente para la edad del niño.

2. El Género (Niño o Niña)
Cualquier detalle que pueda hacer el aspecto del juguete como para el género opuesto del niño, hará que el juguete sea rechazado. Por ejemplo puede que hayas elegido un carro a control remoto pero de color rosado, si se lo regalas a tu hijo varón, y el ya está en la capacidad de diferenciar y atribuir colores, de seguro lo rechazará debido a que asociará el color como si fuera para una niña.

3. Observar si juega con los Juguetes de sus amigos
Cuando su hijo está jugando con sus amigos, es bueno observar para determinar si manifiesta interés en cualquiera de los juguetes de su compañero. Si lo hace, entonces es muy probable que le gustaría tener un juguete similar al de su amigo.

4. A veces, el niño pone las cosas más fáciles y le dice a sus padres qué juguete le gusta o quiere, lo que evita un montón de trabajo duro.
Pero no cuenten con esto. Algunos niños no están muy dispuestos a hablar con los padres, a menos que realmente quieran un juguete especial.

5. Seguridad
Este es el factor más importante que debes considerar para decidir qué juguete comprar para tu hijo. Desafortunadamente, este es también el de más alto costo. Por lo general, los padres se olvidan de comprobar si el juguete que eligen para sus hijos es seguro para ellos. En ocasiones pueden haber juguetes similares pero de gran diferencia en precio, generalmente los de menor costo tienden a ser menos seguros, debido a la calidad de los materiales que utilizan, y el grado de toxicidad que estos puedan tener.

6. ¿El juguete es educativo?
Es muy importante tener en cuenta si los juguetes que elijes para tu hijo pueden ayudarlo a desarrollar nuevas habilidades. Y por favor recuerda que la diferencia de edad entre tú y tu hijo es de al menos 20 años. El hecho de que te gustó un juguete cuando eras un niño no significa que a tu hijo le encantará también. Son niños y juguetes de diferentes generaciones.

Por último, asegúrate de dar el juguete a tu hijo de la manera apropiada. Cuando sea entregado, no lo hagas en un “Aquí está tu juguete. Ahora ve y juega con él”. Si lo haces de esta manera, ese juguete no significa nada para tu hijo. Más bien, trata de hacer un juego. Esconder el juguete en algún lugar donde el niño puede encontrarlo fácilmente, y anímalo a buscar. Ríete con él, busquen juntos. Y cuando lo encuentre, no sólo le encantará jugar sino que le tendrá mucho cariño y aprecio a ese juguete. Participa en el juego de tu hijo. Recuerda que padre y madre son los primeros y mejores amigos de un niño.

Foto: Sxc.hu (Jenssen, Justine’s motorbike)

Pasos para cambiar un pañal

diciembre 9, 2009

Paso 1: Organízar todo lo necesario.Antes de llevar al niño al lugar donde se cambian los pañales, lávese las manos, reúna lo que va a necesitar y llévelo a la mesa o lugar de cambio:

– Forro de papel no absorbente lo suficientemente grande como para cubrir la mesa de cambio desde los hombros del niño hasta más abajo de los pies.
– Un pañal y ropa limpia (si hace falta).
– Hojas limpiadoras para los genitales y las nalgas del niño. Las hojas deben sacarse del recipiente antes, o si las usa en el momento se sacan de tal manera que no toquen el recipiente durante el cambio del pañal.
– Una bolsa de plástico para la ropa sucia.
– Si piensa usar guantes éstos deben ser desechables (póngase los guantes antes de tocar la ropa o el pañal sucio).
– Una aplicación espesa de crema de pañales (cuando sea apropiado) tomada del recipiente con un material desechable tal como un pañuelo de papel o papel higiénico.

Paso 2: Lleve al niño a la mesa o lugar de cambio, mantenga la ropa sucia alejada de si mismo y de cualquier superficie que no pueda limpiarse fácilmente después del cambio.

– Siempre mantenga una mano sobre el niño.
– Si durante el cambio no puede mantener los pies del niño fuera del pañal o fuera de contacto de la piel sucia, quítele los zapatos y los calcetines para que no se los ensucie con el excremento o la orina durante el cambio de pañal.
– Coloque la ropa sucia en una bolsa de plástico y amárrela firmemente para mandarla a casa.

Paso 3: Limpie al niño.

– Ponga al niño en la mesa de cambio y suelte su pañal, dejando el pañal sucio debajo del niño.
– Si se usan alfileres de seguridad, cierre cada uno en cuanto lo quite y manténgalos fuera del alcance del niño. Nunca se los lleve a la boca.
– Levante las piernas del niño según sea necesario para limpiarle los genitales y las nalgas con las hojas desechables. Limpie el excremento y la orina de adelante hacia atrás y use una hoja nueva cada vez. Ponga las hojas sucias dentro del pañal sucio o directamente en un basurero forrado con plástico sin usar las manos para abrirlo.

Paso 4: Quite el pañal sucio sin contaminar las superficies que no han estado en contacto con el excremento o la orina.

– Doble la superficie sucia del pañal hacia adentro.
– Coloque los pañales desechables sucios en un basurero forrado con plástico sin usar las manos para abrirlo. Si se usan pañales de tela, coloque el pañal sucio y su contenido (sin vaciar o enjuagar) en una bolsa de plástico o en un basurero forrado con plástico sin usar las manos para abrirlo para dárselo a los padres o al servicio de lavandería.
– Si usa guantes, quíteselos usando la técnica correcta (vea Uso de Guantes) y colóquelos en un basurero forrado con plástico sin usar las manos para abrirlo.
– Aunque use guantes o no, use una hoja limpiadora desechable para limpiarse las manos y otra para limpiarle las manos al niño y coloque las hojas en un basurero forrado con plástico sin usar las manos para abrirlo.
– Revise debajo del niño por si ha habido un derrame. Si es este el caso, doble el papel que extiende debajo de los pies del niño y deje una superficie limpia de papel debajo de las nalgas del niño.

Paso 5: Póngale al bebé un pañal limpio y vístalo.

– Deslice un pañal limpio debajo del niño.
– Use un pañuelo de papel o papel higiénico para untar las cremas apropiadas de pañal, desechándolo en un basurero forrado con plástico sin usar las manos para abrirlo.
– Fijese si hay los problemas de la piel que observe, tales como rojez, piel partida, o sangrado para reportarlos.
– Cierre el pañal. Si usa alfileres de seguridad, coloque su mano entre el niño y el pañal al insertar el alfiler.

Paso 6: Lave las manos del niño y llévelo a un lugar supervisado.

– Lave las manos del niño con jabón y agua a una temperatura de por lo menos 60 grados F pero no mayor de 120 grados F en un lavabo si es posible.
– Si el niño es demasiado pesado para cargarlo a lavarle las manos o no puede pararse frente al lavabo, use hojas limpiadoras para pañales o siga el siguiente procedimiento:
– Enjugue las manos del niño con una toalla de papel húmeda con una gota de jabón líquido.
– Enjugue las manos del niño con una toalla de papel mojada con agua.
– Seque las manos del niño con una toalla de papel, desechándola en un basurero forrado con plástico sin usar las manos para abrirlo.

Paso 7: Limpie y desinfecte la mesa o lugar para el cambio de pañales.

– Deseche el forro de papel que se usó en la mesa de cambio en un basurero forrado con plástico sin usar las manos para abrirlo.
– Limpie cualquier suciedad de la mesa de cambio con detergente y agua; enjuague con agua.
– Remoje toda la superficie de la mesa de cambio con una mezcla desinfectante (por ejemplo, rocíe con una mezcla de un cuarto de taza de cloro y un galón de agua la cual se prepara cada día).
– Guarde el rociador de la mezcla desinfectante. Si rocía la superficie con la mezcla recomendada de cloro, déjela reposar por lo menos 2 minutos. Puede dejarse a secar al aire o la puede secar después de 2 minutos.

Paso 8: Lávese las manos y si lo desea anote el cambio de pañal en un expediente diario del bebé.

En el diario, anote el contenido del pañal y cualquier problema que se haya presentado (excremento aguado, olor inusual, sangre en el excremento, irritación de la piel). Repórtelo si debe de hacerlo.

Vía: National Resource Center for Health and Safety in Child Care and Early Education
Foto: Flickr (Galería de Joe Shlabotnik)

10 Consejos que todo padre primerizo debe saber

diciembre 9, 2009

1.- Recuerda que darle amor a tu hijo no significa mimarlo o malcriarlo:
Muchos padres reciben a menudo consejo de otros padres diciéndoles que están sobreprotegiendo a su hijo al cargarlo tanto y satisfacerles sus necesidades sin ni siquiera dejar que lloren. Pero recuerda que nunca sobreprotegerás y estarás dando una mala crianza a tu hijo mientras le des amor. Solo le das una mala crianza a tu hijo cuando le otorgas las cosas materiales tratando de remplazar el cariño y amor que no le puedes dar por cuestiones de tiempo o de trabajo.

2.- Siempre debes responder al llanto de tu bebé:
Tu bebé no necesita ejercitar sus pulmones, no necesita aprender a autocalmarse, lo que necesita es que sus padres entiendan que el llanto es la única forma que tiene de comunicarse con ellos, y él lo usa para decirnos que necesita algo o que necesita a sus padres. Es importante responder al llanto del bebé por dos razones: ver cuál es su necesidad inmediata y darle el sentido de seguridad que llevará toda la vida. No es necesario que hagas una agenda para cubrir las necesidades de tu hijo, el llanto también puede ayudarte a determinar cuándo alimentarlo y cuándo está cansado y quiere dormir.

3.- Disciplina significa enseñar:
Muchos padres al tener su primer hijo se preocupan porque piensan que tienen que disciplinarlos. Pero es frecuente que cuando dicen “disciplina” lo relacionan con regañar, gritar y a veces golpear. Sin embargo la palabra disciplina significa “enseñar” y esto es lo que debemos hacer. En la misma medida que esperamos hasta el primer grado para que nuestro niño comience a entender los cálculos matemáticos y otros aprendizajes, debemos saber esperar también el momento en el cual nuestro hijo comienza a asimilar nuestras enseñanzas y la disciplina que le hemos inculcado.

4.- La Organización Mundial de la Salud Recomienda Leche Materna hasta los 2 años o más allá:
Algunas madres piensan que deben dejar de amamantar cuando comienzan a salir los dientes, o cuando comienzan a introducir comida solida, o simplemente cuando regresan al trabajo. Pero existen razones probadas científica y naturalmente que demuestran que la lactancia materna es el mejor alimento para el bebé en sus primeros años de vida, por eso cuanta más leche materna consuma tu hijo más sano y fuerte crecerá.

5.- Los alimentos sólidos no son recomendados antes de los 6 meses:
Los expertos recomiendan lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses, en estos meses es esencial para ellos y les otorga grandes beneficios, como desarrollar su sistema inmune, proteger contra enfermedades, prevenir la obesidad y alergias a los alimentos, ayuda a madurar el sistema digestivo, y muchos otros beneficios. Además no es sino después de los 6 meses que el bebé tiene un sistema digestivo más desarrollado que le permite asimilar alimentos sólidos y digerirlos adecuadamente.

6.- Los doctores no son perfectos ni magos:
Es muy común oír a muchos padres primerizos que cuando salen del consultorio de un doctor sienten mucho miedo, van a sus hogares y se mantienen asustados creyendo que cualquier cosa que se presente en su bebé es un problema de salud o alguna enfermedad. Pero en realidad no es que el bebé esté enfermo, tenga problemas de salud, o que cada gesto o nueva experiencia de su hijo sea motivo de asustarse; es la seguridad que les genera escuchar las recomendaciones y consejos sobre cómo hacer en cada cosa que se presente con el nuevo ser que los acompaña. Pero no te aferres a una sola cosa, utiliza otros medios, busca información, habla con amigos y familiares y no dudes en buscar segundas opiniones médicas si las primeras no te convencen. Recuerda es tu hijo y nadie mejor que tu lo conoce y entiende.

7.- Tu Bebé puede dormir seguro contigo:
En la actualidad existen muchas controversias acerca del colecho o dormir junto con tu bebé, hay variedad de culturas, creencias y tradiciones, algunas están de acuerdo y otras aseguran que se pone en peligro la vida del bebé. Pero tranquila dormir con tu bebé es seguro, siempre y cuando tengas en cuenta algunas recomendaciones como: no acuestes al bebé en camas o lugares donde pueda quedar atascado, no uses sabanas de adultos para arroparlo, tratar de tener espacio suficiente en la cama, evita las caídas colocando soportes o barreras acolchadas a los alrededores y por supuesto no duermas con él si no estás seguro de tener todo el cuidado posible con tus movimientos nocturnos.

8.- La obesidad se perfila como uno de los grandes problemas de salud:
Por eso es importante que desde el comienzo sea alimentado correctamente, y seguir una dieta baja en azucares y grasas saturadas durante su infancia, para así prevenir problemas de obesidad.

9.- Los niños necesitan conectarse con la naturaleza:
Cuando éramos niños nos encantaba jugar en los patios, trepar arboles, recoger frutas y comerlas, jugar en la tierra, construir cosas, agarrar animales. Aprendimos acerca de la naturaleza entrando en contacto con ella. Ahora es muy común ver a muchos padres con miedo de darle esa libertad a sus hijos debido a muchos factores como inseguridad, enfermedades, contaminación etc., y prefieren mantenerlos encerrados en sus casas viendo TV. Pero es necesario que le brindes esa libertad, dejarlo que juegue al aire libre, que tenga ese contacto con lo natural, sino no te agrada dejarlo solo o con sus amigos, trata de ganar un poco de tiempo y acompáñalo, pero no lo mantengas encerrado en el pálido ambiente de la casa.

10.- Nunca cargues tu bebé en los asientos delanteros de los autos:
Aunque hay leyes y restricciones, muchos padres no las conocen o simplemente no las cumplen. Prevenir es muy importante, tú puedes ser el mejor conductor del mundo, y tener la mayor prudencia pero no estarás solo en la carretera, los accidentes ocurren, y debes tener en cuenta que es sumamente riesgoso llevar a tu bebé o niño en el asiento delantero de un vehículo, los cuales son considerados los lugares más peligrosos y menos seguros para ellos. Por el contrario se recomienda llevarlos en los asientos traseros y en asientos especiales para ellos.

Muchos nuevos padres al tener su hijo recién nacido en sus manos se llenan de alegría, al principio hay mucha actividad, todos lo quieren ver conocer y acompañar, pero cuando el padre y la madre quedan en la tranquilidad de su habitación solos con su nuevo hijo, comienzan a surgir preguntas en sus mentes: ¿Y ahora qué hago? ¿Y si se enferma? ¿Qué sonido es ese? ¿Por qué hace así?… y muchas más pero lo principal es llenarse de tranquilidad, es una nueva etapa en la vida de los tres, siempre habrá personas a tu alrededor que te ayuden, y lo más importante es que así como cada bebé aprende de sus padres, cada padre aprende de su bebé.

Foto: Sxc.hu (Miguel Ugalde, Nexus)

¿Por qué muerden los niños?

diciembre 9, 2009
No todos los niños muerden, pero los expertos dicen que aproximadamente un cuarto de todos los niños tiende a morder en algún momento entre los 2 y 3 años de edad, ya para el cuarto año la mayoría de ellos lo superan, sin embargo algunos crecen y se vuelven unos mordedores más fuertes. Esto no significa que esos niños sean unos monstruos, al contrario algunos son excepcionalmente sociables y amigables. Entonces surge la pregunta ¿Por qué muerden los niños?.

¿Por qué muerden los niños?
Entender porque muerden los niños es la clave para vencer este problema. No todos los niños muerden por enojo o por herir a otros niños, de hecho niños de corta edad muchas veces no entienden realmente cuánto daño están causando. Muchos expertos aconsejan a padres que vean el acto de morder mas como una forma de comunicación que una mala conducta, una vez que hacemos eso tenemos más opciones para saber cómo actuar.

Es importante ver a quien muerde, cuando y en que situaciones lo hace. Estudiar y analizar estos puntos ayuda a actuar adecuadamente de acuerdo al niño y encontrar una solución a ese problema.

Específicamente estos son algunos de los motivos por los que un niño muerde:

Para Expresar su Emoción: Extrañamente pero cierto, algunos niños tienden a morder para expresar amor. Los niños pueden llegar a tener sentimientos intensos pero no saben cómo expresarlo, por esto morder puede ser para ellos una forma de expresar sus sentimientos.

Para Experimentar: Los niños están aprendiendo como funciona todo su cuerpo, ponen cosas en su boca y a veces las muerden, lo hacen de forma impulsiva y no saben que hacen daño o hieren. Algunas veces lo hacen porque están sobre excitados.

Para Defenderse: Muchos niños aprender a morder para defenderse, especialmente si no pueden hablar o tienen dificultades para hacerlo. En este sentido los niños muerden para tratar de establecer una zona segura, al ver que su víctima se aleja al ser mordido, lo asimilan como una gran defensa.

Para establecer Control o Dominio: Algunos niños se dan cuenta que morder les ayuda a dominar a otros niños y a hacer que sus padres hagan lo que el quiere. No siempre hacen estos actos de forma consciente y algunas veces el niño menor de la familia muerde para ganar poder ante los demás.

Porque está frustrado o irritado: Supongamos que tu hijo quiere que le regrese un juguete, no entiende el significado de usar las cosas por turno o compartirlas, se estresa y aunque no pretende hacer daño intencionalmente, encuentra la forma de expresarse mordiendo.

¿Cómo lograr que deje de morder?
En todo momento reacciona con calma y trata de mantener el control. Nunca lo muerdas o golpees, la retaliación puede ser peligrosa. Solo lograrías enseñarle que la violencia causa violencia. Pero no esquives el problema, el niño necesita saber inmediatamente que lo que ha hecho es malo.

Intervenir: Abre los ojos, observa que tan intenso y frecuente sucede y cuáles son los detonantes. Una de las mejores maneras es adelantarse a las situaciones y evitar que tu hijo clave los dientes en otro niño, muchos padres son lentos o pasivos para hacer esto pero según los expertos es la mejor vía para solucionar el problema.

Enséñale que morder es malo: Cuando un niño muerde se deben usar palabras simples pero firmes. Si estas en un grupo o una reunión, aléjalo de la situación y explícale que eso duele y que le hace daño a otros y que no te gustaría que otros se lo hagan a él.

Enséñale a expresarse: Cuando la situación se haya calmado trata de enseñarle a tu hijo alguna forma no dolorosa de expresar sus sentimientos. Esto funciona muy bien en niños que muerden para ganar cariño. Enséñale que abrazar es mejor que morder cuando quiera expresar sus sentimientos. Si consideras que lo hace por defensa, muéstrale como decirle a alguien que le molesta o que no lo quiere tan cerca de una forma no violenta pero firme, o enséñale a recurrir a ti en vez de morder.

Reduce su efectividad: Cuando los niños muerden para ganar atención, es difícil hacer un trato con ellos. Después del primer regaño no trates de seguir haciéndolo o continuar explicándole, dale un rotundo “NO”, colócate entre el mordedor y la víctima, y dale la espalda al mordedor, esta es una forma de darle simpatía a la víctima y decirle al niño que muerde que esa no es la vía para llamar la atención.

Cuando nada funciona
Hay numerosas razones por las que estos métodos no funcionan en algunos niños. Puede deberse a la forma como aprende el niño, quizás ansiedad. Algunos niños aprenden de forma más lenta, y algunas veces no asimilan las cosas de forma correcta y lo único que se puede hacer es ser más persistente.

Todos deben colaborar: Mantener un plan de acción es más difícil de lo que parece, tú necesitas consistencia, energía, y ayuda. Estos métodos no son una barita mágica, pero necesitan planificación y determinación. Trata de involucrar a toda la familia en un mismo plan y con un mismo mensaje para el niño, así será más fácil de asimilar para él.

Dale Instrucciones claras y se positiva: Niños jóvenes no entienden negatividades, evítalas. Trata de no gritar pero usa una voz firme. No exageres en las explicaciones, la primera mordida quizás puede ser impulsiva pero el niño pronto se da cuenta que está consiguiendo gran cantidad de atención. Uno de los grandes errores es explicar todo una y otra vez. Si sigue mordiendo no le digas porque es malo, simplemente dile es malo no lo hagas.

¿Cuándo buscar ayuda?: No salgas corriendo a un terapista, busca ayuda primero en amigos y familiares, o maestros y niñeras, quienes pueden colocarte en la dirección correcta para solucionar el problema.

Foto: Flickr, (Galería de Wigstruck)