Beneficios del Masaje Infantil

Suficientes estudios confirman los muchos beneficios que trae el contacto afectivo en el desarrollo integral de un niño, siendo el masaje uno de los más agradables y fáciles métodos para conseguirlo. Pero ahora se quiere más, entre otras cosas, formar facilitadores para que esta técnica se propague en cada rincón del planeta.

Las bondades del masaje infantil no entran en discusión para quienes han tenido la oportunidad de practicarlo con sus niños o algún otro pequeño cercano, así sea por un tiempo definido, y mucho más si se ha tenido la dedicación y la disciplina para conseguir extender la experiencia tanto como sea posible.

¿Qué beneficios aporta el masaje infantil?
Sus beneficios van desde lo psicológico y emocional hasta lo fisiológico, y no se piense que recaen estrictamente en los niños que lo reciben. Nada como un masaje infantil para que todo el mundo quede satisfecho, incluyendo en el saco a quien lo da e incluso a quien enseña a darlos, según bien advierte una de estas personas, Andreína Di Gerónimo, facilitadora de cursos de masaje infantil para padres, con una experiencia de más de cinco años en Venezuela.

La lista de estos aportes es larga y comienza por aquellos referidos al niño:

1.- El masaje lo ayuda a liberar la tensión y ansiedad;
2.- Mejora sus patrones de sueño;
3.- Alivia la molestia de erupción dentaria, la congestión, los gases, los cólicos y la tensión emocional;
4.- Mejora el desarrollo neurológico;
5.- Alimenta al bebé emocionalmente;
6.- Ayuda al niño a desarrollar un sentido positivo de sí mismo;
7.- Incrementa y mejora el proceso de unión con los padres;
8.- Mejora el desarrollo de los sentidos; es útil para la nutrición de la piel;
9.- Favorece la circulación sanguínea;
10.- Estimula el drenaje linfático y beneficia el ritmo cardiaco y la respiración;
11.- Calma al bebé cuando está incómodo o molesto;
12.- Y le mejora la digestión.

Pero una de las cosas que más destaca Di Gerónimo (aunque todos los beneficios los considera igualmente importantes) es el hecho de que, a través del masaje, se fortalece la comunicación y el lazo entre el bebé y la mamá, el papá o la persona que lo realice, así como ayuda a activar la conciencia corporal. “Es decir, el niño aprende que tiene un cuerpo y empieza a escucharlo y a relajarlo, consiguiendo con eso, entre otras cosas, evitar enfermedades porque con todo esto el sistema inmunológico funciona mejor”.

Muchos de estos aspectos positivos que recibe el niño al aplicársele un masaje se replican en el adulto que lo realiza, comenzando por el tema de la comunicación que se establece entre ambos y la obtención de una mayor conciencia de su propio cuerpo; pero Di Gerónimo se refiere, además, al hecho de que, cuando se da un masaje a un niño, el padre también aumenta la confianza en sí mismo y las habilidades en su desenvolvimiento diario, ayudando por tanto al incremento de su autoestima.

Igualmente, el aplicar un masaje favorece el instinto materno y paterno; enseña a los padres a tolerar mejor las expresiones emocionales de sus hijos; proporciona los medios para desarrollar una influencia recíproca de calidad; ayuda a ambos padres a relajarse y escuchar; y, en el caso específico de la madre, la ayuda a superar la depresión post parto. Es decir, no hay desperdicio.

Vía: Estampas, El Universal
Más Información: El Masaje Infantil
Foto: Flickr Galeria de Valentinapowers

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: