Archive for the ‘Embarazo’ Category

¿Qué es el Embarazo Ectópico?

diciembre 12, 2009

¿Qué es el embarazo ectópico?
Aproximadamente el 2 por ciento de todos los embarazos se desarrollan fuera del útero y se denominan embarazos ectópicos. La mayoría de las veces se desarrollan en las trompas de Falopio. Rara vez sucede que un embarazo ectópico se localice en un ovario o en el cuello uterino, o incluso en el abdomen.

¿Cuáles son los síntomas de un embarazo ectópico?
Las mujeres con un embarazo ectópico pueden presentar:

– Sangrados irregulares y a menudo tienen dolor pélvico o abdominal, en especial de un solo lado, no confundirlos con la menstruación.

Cólico leve a un lado de la pelvis.
Otro signo de un embarazo ectópico son las nauseas.
Dolor en la parte baja de la espalda.
Sensibilidad en las mamas.
La hemorragia interna es el signo mas característico de un embarazo ectópico y viene acompañado de palidez, taquicardia e hipotensión al levantarse.

¿Cómo se diagnostica un embarazo ectópico?
Los estudios para detectar un embarazo ectópico incluyen el nivel de una hormona en sangre, la gonadotropina coriónica humana (hCG), cuyo aumento puede no alcanzar los niveles normales. La ecografía (una técnica de diagnóstico por imágenes que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia y una computadora para crear imágenes de los vasos sanguíneos, tejidos y órganos) puede mostrar un feto u otro tejido dentro o cerca de las trompas de Falopio o la existencia de acumulación de sangre en la pelvis de la madre. Normalmente, la ecografía puede descartar la existencia de embarazo ectópico si detecta un feto dentro del útero. La laparoscopía también puede utilizarse para diagnosticar un embarazo ectópico. Es una técnica quirúrgica en la que se inserta un tubo iluminado en el abdomen de la madre para examinar el interior de la pelvis y a menudo logra la mayor precisión de diagnóstico.

Tratamiento para el embarazo ectópico:
El embarazo ectópico se puede tratar de diversos modos en función de si se ha producido ruptura de las trompas de Falopio, del grado de desarrollo del embarazo y del nivel de hormonas de la madre.

Los tratamientos pueden incluir:

Permitir que el embarazo ectópico cicatrice y se absorba por sí mismo (sólo en casos específicos). El embarazo ectópico no se debe ignorar, siempre recurra a su médico en caso de sangrado o dolor durante el embarazo.

Medicamentos.

Cirugía (posiblemente durante la laparoscopía con salpingotomía o salpinguectomía), un procedimiento quirúrgico para realizar una pequeña apertura en las trompas de Falopio y extraer el embarazo. Si hay daño en las trompas, puede que se necesite realizar una salpinguectomía total o parcial, la extracción parcial o total de las trompas de Falopio.
En muy pocos casos se puede requerir una laparotomía. Es un procedimiento quirúrgico en el que se realiza una incisión en el abdomen de la madre para extraer el embarazo ectópico o resecar las trompas de Falopio lesionadas.

Con Información de:
University of Virginia Healthy System
El Embarazo

Foto:
stock.xchng, jmtorres

Anuncios

Embarazo sin Síntomas. ¿Es posible que una mujer de a luz sin saber que estaba embarazada?

enero 3, 2009
Llama poderosamente la atención historias de mujeres que llegaron a trabajo de parto o han parido sin saber que estaban embarazadas, incluso algunas no les dio tiempo de llegar al hospital y dieron a luz en sus casas después de fuertes dolores de parto que eran confundidos con dolores de estómago; y no es hasta que tienen el bebé en sus brazos que se enteran que desde hace 9 meses o menos en algunos casos, estaban embarazadas.

Resulta difícil pensar que esto sea posible, pero si analizamos los siguientes aspectos podemos encontrar respuestas a muchas interrogantes. Cada mujer es diferente, y en ello difieren también los síntomas que puedan presentar a la hora de quedar embarazadas. En estos casos juega un papel muy especial las condiciones físicas y de salud, así como el metabolismo de cada mujer.

Para ayudar a entender como pueden ser posible estos casos hemos preparado una serie de preguntas y respuestas:

¿Cómo obviar la ausencia de la regla?

En una mujer con menstruación normal y regular, sin duda que la ausencia de la regla inmediatamente lleva a pensar que puede estar embarazada, pero en los casos particulares que se han presentado estos embarazos, generalmente las mujeres presentan problemas con su periodo de menstruación siendo bastante irregular, es decir pueden tener un sangrado un mes pero el próximo no. Este trastorno sin duda puede alterar el significado de esta ausencia siendo considerada primero como un trastorno menstrual y no como un síntoma de embarazo. Otro aspecto es que en algunos casos pueden presentarse pequeños sangrados durante esos primeros meses de producido el embarazo, y en este caso contrario al anterior la mujer lo confunde con su menstruación y no lo toma como señal de embarazo.

¿Y los síntomas comunes nauseas, mareos, antojos…?

Este tipo de síntomas son más fáciles de pasar por alto, en algunos embarazos normales las mujeres alegan no sentirlos o los sienten muy leves, mientras que en otros son traumáticos y a veces requieren hospitalización. Sin duda que cada ser humano es diferente lo cual es un factor determinante en este aspecto. Pero es importante mencionar que a través de innumerables estudios se ha demostrado el poder de la mente, por lo tanto conocer o no la existencia de algo puede influir directamente en cómo nuestro cerebro lo asimila y le dice a nuestro cuerpo que lo haga, es decir si estamos totalmente convencidos de algo podemos estar seguros que nuestro cerebro es capaz de hacernos sentir de que eso es así. Por lo tanto una mujer que esté completamente segura de no estar embarazada, lo estará porque su cerebro tratará su cuerpo de esa forma, y esos pequeños síntomas podrán ser interpretados de otra forma.

Bien hasta ahora hemos resuelto dos interrogantes, que a nuestro parecer no son tan palpables por no representar cambios físicos notables, pero:

¿Y la barriga, es posible que no se note?

Sin duda en todo embarazo el cambio físico más evidente es el aumento del tamaño de la barriga. Ésta aumenta a medida que aumenta el tamaño del feto y el líquido amniótico. En casos cuando las mujeres no se enteran de que están embarazadas sino hasta que tienen el bebé en sus brazos, suele ser muy común que sean gordas y obesas, ésta puede ser una explicación del porque el aumento del tamaño de la barriga nos es muy notable, aunque el peso si aumenta también puede ser considerado como efecto de la gordura.

¿No sienten los movimientos del bebé en el vientre?

Las mujeres obesas y gordas generan una capa de grasa mas gruesa que las delgadas, lo que hace que actúe en forma de colchón absorbiendo esos movimientos, por lo tanto no se perciben en el exterior, y en el interior la madre tiende a asociarlos con gases en sus intestinos.

Hemos visto que es posible que se produzcan este tipo de embarazos, pero claro está deben existir unas condiciones en la mujer que favorezcan dicha condición.

Otro punto importante sería preguntarse:

¿Por qué esas mujeres no recurren a pruebas de embarazo para descartar las posibilidades?

Pues bien un factor por la cual recurrimos a ese tipo de pruebas tanto de sangre, orina, caseras o ecos ultrasonidos, es porque sospechamos la existencia de este, pero el detalle en estos casos es que no se sospecha en ningún momento la posibilidad de estar embarazada, y la mujer llega a estar tan segura y convencida que no es sino hasta el parto que se percata de que estaba embarazada.

No está demás recomendar que cualquier pequeño descontrol o alteración de su metabolismo normal amerita atención médica y control, ya que a través de este se determina la causa de la misma y de ser ésta un embarazo, estaría a tiempo para tomar las precauciones y cuidados que requiere tanto para su salud como para la del bebé.

¿Qué es Preeclampsia y Eclampsia?

diciembre 21, 2008
¿Qué es Preeclampsia?
Es un síndrome marcado por el incremento repentino de la presión de la sangre en una mujer embarazada aproximadamente en la semana 20 de embarazo. Puede afectar el riñón, el hígado y el cerebro de la madre. Si no es tratado adecuadamente puede ser fatal para la madre y/o el bebé, pudiendo también dar lugar a problemas de salud a largo plazo.

¿Qué es Eclampsia?
Es una forma más severa de Preeclampsia, que puede llevar a la madre a un estado de coma.

¿Cuáles son los síntomas de la Preeclampsia?
  • Alta presión sanguínea.
  • Exceso de proteína en la orina.
  • Hinchazón de la cara y las manos de la mujer embarazada.
  • Problemas sistémicos como dolor de cabeza, dolor abdominal, y visión borrosa.
Tratamiento de la Preeclampsia
Según el National Institue of Child Health and Human Development, el único tratamiento para este síndrome es sacar el feto.

Si la Preeclampsia se desarrolla los médicos pueden tratar de implementar un plan para tratar de prolongar el embarazo con el fin de darle al feto más tiempo para que se desarrolle. Pero al mismo tiempo deben vigilar la salud de la madre en busca de signos que indiquen la extracción inmediata del feto incluso si es prematuro. Si la Preeclampsia es severa y el feto no es sacado puede causar la muerte en la madre.

Factores de Riesgo asociados a la Preeclampsia
  • Mujeres con problemas de presión sanguínea alta antes de producirse el embarazo.
  • Mujeres que han presentado Preeclampsia en embarazos anteriores.
  • Mujeres obesas.
  • Mujeres menores de 20 años y mayores a 40.
  • Mujeres con embarazos múltiples.
  • Mujeres con diabetes o enfermedades renales.
Fuente Consultada: National Institue of Child Health and Human Development

Importancia del Control Prenatal

diciembre 12, 2008

El Control Prenatal es un conjunto de acciones realizadas durante el embarazo en forma de consultas o visitas medicas periódicas, con el fin de diagnosticar, prevenir y tratar cualquier alteración que vaya en contra del normal desarrollo del bebé y las condiciones óptimas durante el embarazo hasta el momento del parto.

Está comprobado que las madres embarazadas que cumplen con el control prenatal reducen notablemente la posibilidad de sufrir partos prematuros, bebés con bajo peso al nacer y con insuficiencias respiratorias, así como otras afecciones que pueden presentarse tanto en el bebé que viene al mundo como en la madre.

El control prenatal desde el mismo primer mes del embarazo puede ayudar mucho en la detección de complicaciones y establecer las medidas preventivas para corregirlas en su momento oportuno.

La importancia del control prenatal radica en la prevención como base para lograr tanto en la madre como en el bebé las condiciones óptimas durante el embarazo, reduciendo los riegos de sufrir alteraciones o enfermedades y tratarlas oportunamente, garantizando así el pleno y sano desarrollo del bebé y las mejores condiciones para todo el embarazo.

Para lograr que dicho control sea efectivo es necesario tener en cuenta factores como la alimentación, los medicamentos que toma la madre si fuere el caso, la presencia de alguna enfermedad, las actividades diarias, etc. Con el fin de establecer un equilibrio y poder cumplir con las necesidades tanto de la madre como con las del bebé que se desarrolla dentro de ella.

En términos generales el control prenatal ayuda a:

  • Prevenir complicaciones del embarazo.
  • Permite detectar enfermedades en las madres que pueden afectar su salud y la del bebé durante el embarazo.
  • Se puede vigilar el crecimiento y la vitalidad fetal.
  • Posibilidad de disminuir las molestias y síntomas menores asociados al embarazo, a través del correcto diagnóstico y tratamiento.
  • Preparar física y mentalmente a la madre para el nacimiento de su hijo.

Aunque el embarazo es un proceso natural está lejos de ser perfecto y desafortunadamente se presentan complicaciones en algunos de ellos. Entonces, la finalidad del control prenatal es detectar esos embarazos anómalos que podrían hacer peligrar la vida de la madre y/o su bebé. Si no existiese este control veríamos una gran profusión de complicaciones que de otra manera hubiesen podido ser evitadas.

Bebé operado en el vientre materno conmueve al mundo

noviembre 30, 2008

Foto Tomada por Michael Clancy

Esta foto conmovió al mundo en el año 1999, fecha en la cual fue tomada y salió a luz pública. En ella se puede observar que la diminuta mano de un feto de 21 semanas sale del útero de la madre para agarrar el dedo del cirujano. Fue tomada durante un desarrollo medico para controlar los efectos de la “espina bífida”. La operación se hizo en el propio útero materno para salvar al bebé, hoy llamado Samuel Armas, uno de los pacientes más jóvenes de la historia médica, de un serio daño cerebral.

Este Bebé sufría entonces de espina bífida, la cual deja expuesta parte de la espina dorsal por falla en el desarrollo de la columna vertebral. La operación se hizo para cerrar la abertura protegiendo así a la espina y con eso al eje de las comunicaciones de señales nerviosas al cerebro del feto.

Para la operación tuvieron que diseñar instrumentos especiales pues las suturas usadas para el cerramiento eran de un tamaño inferior al espesor de un cabello humano.

Fue a través de un barrido por ultrasonido que se observó que el feto se estaba desarrollando en mala posición dentro del útero. Su cerebro estaba deformado y su espina se estaba saliendo de la columna deformada. Sus padres, Julie y Alex, un ingeniero aeronáutico, estaban desolados y estuvieron a punto de decidirse por abortar la preñez, lo que era legalmente permitido en Georgia, Estados Unidos, donde residían. No obstante, esa no era una buena opción para ambos, profundamente religiosos.

En su desesperación, la madre de Julie recurrió a la Internet y encontró un sitio que hablaba de cirugía de avanzada por un equipo de la Universidad Vanderbilt en Nashville, Tenneessee, con resultados todavía no certificados por las revistas médicas. Los médicos de la pareja se pusieron en contacto con el Dr. Joseph Bruner, al que pertenece el dedo que agarra el bebe, comenzando una carrera contra el tiempo. En efecto, la espina bífida puede conducir a condiciones que causan serios daños cerebrales y dado que esa condición no estaba aún presente en el Bebé había que actuar rápido.

La teoría médica era que prevenir el desorden antes de que el bebé naciera aumentaba las oportunidades de que no sufriera daño cerebral serio. La espina bífida no se cura pero sí puede intentar limitar significativamente el posible daño ulterior. La intervención era considerada de alto riesgo y despertó controversias pues rompe el principio medico que afirma que el riesgo no debe ser superior a los beneficios.

La ciencia médica además no puede actualmente asegurar mantener vivo a un feto de 21 semanas fuera del útero materno. Durante la operación, el equipo permaneció aparentemente tranquilo, El Dr. Bruner y el pediatra Noel Tullpant hablaron del tiempo durante el transcurso de la operación. Al cabo de una hora, el útero era colocado nuevamente en su lugar. “Hermoso” dijo uno de los técnicos y el alivio recorrió la sala de cirugía. Julie retornó al hogar pocos días después y se pronosticó su nacimiento para el día 28 de Diciembre.

Samuel llegó al mundo el día 2 de Diciembre a las 6:25 PM pesando poco menos de 3 kilos y midiendo 52 centímetros. Nació a las 36 semanas pero vino al mundo llorando. No tuvo que pasar demasiado tiempo en la unidad prenatal y ambos, madre e hijo, estuvieron en su casa el día 6 de Diciembre. Después de analizar su cerebro con ultrasonido, el neurocirujano de Samuel se mostró muy optimista sobre su evolución, no presentando malformaciones ni hidrocefalia.

La foto anterior es muy sorprendente y conmovedora, el hecho de que el bebé de solo 21 semanas haya podido tomar el dedo del cirujano es milagroso y hermoso, como si quisiera demostrar su agradecimiento por haber salvado su vida antes de nacer. La imagen ha sido tan impactante que ha sido tomada en algunos países como la imagen en las campañas contra el aborto, ya que representa el respeto y derecho a la vida de todo ser humano desde el mismo momento de la concepción. Sin duda que las fotos tomadas en la operación de Samuel, seguirán impactando al mundo y creando mucha conciencia, como el bebé que ha sido considerado pro-vida.

Primeras señales del bebé en el vientre materno

noviembre 30, 2008
Antes de nacer el bebé se desarrolla en un entorno muy diferente al que lo recibirá cuando salga del vientre de la madre. Ese lugar cálido en donde la falta de gravedad es propicio para que el bebé se mueva con mayor facilidad cambiando constantemente de posiciones, puede estar cabeza abajo, cabeza arriba, de costado, colgándose del cordón umbilical y dando vueltas carnero.

Ya para el tercer mes de vida intrauterina pesa más o menos 90g y mide 8 cm, y está totalmente completo y diferenciado. Por su poco tamaño el espacio dentro del útero es amplio, por lo que sus movimientos son constantes, sin embargo la mayoría de estos no son captados por la madre sino hasta después del cuarto mes aproximadamente.

El bebé en el útero comienza por percibir dos movimientos: Los suyos propios y los iniciados por la actividad de su mamá.La capacidad para moverse por si mismo se inicia en la sexta semana, en que músculos y nervios comienzan a trabajar juntos por primera vez. Todo el movimiento del bebé en el útero ayuda a mejorar su sentido de orientación y equilibrio, que es importante para su desarrollo después del nacimiento.
Cada mamá puede experimentar sensaciones diferentes de esa vida interior, algunas sienten como burbujitas, o como un pequeño pescadito deslizándose, algunas como “algo extraño” que o podrían describir, otras como el movimiento de los gases, pero todas afirman que eso las hace sentir en contacto y comunicación con su bebé. Es importante mencionar que a medida que el bebé crece y ocupa lugar en el útero los movimientos van a disminuir, pero se sentirán con mayor fuerza.
Cuando la mamá camina o corre el bebé saltará dentro de ella, hacia arriba o hacia abajo. Aun estando quieta su respiración hamaca al bebe, moviendo el liquido amniótico que lo rodea. Esto podría explicar porque los bebes una vez nacidos se calman al ser hamacados. La sensación de movimiento constante es un recuerdo tranquilizador de su experiencia uterina.

No respira por la nariz pero hace movimientos con su caja torácica ejercitando sus músculos son breves y poco amplios pero así serán los que haga al nacer.

Aunque el bebé, en la vida intrauterina, no necesita su boca para alimentarse, aprende mucho acerca de ella antes de nacer. Sus manos y su cara son áreas de gran sensibilidad, por lo que se encuentra con gran facilidad. El bebé es capaz, cómodamente de succionar sus dedos, de introducirse parte de la mano; Así como reconoce y se familiariza con su cara, su boca y sus dedos.

El bebé dentro del útero tiene gestos de disgusto que se observan en las ecografías, que en un recién nacido significarían llanto, hasta el quinto mes la actividad es involuntaria pero luego sus miembros crecen y ya patea y mueve sus brazos y piernas deliberadamente, en especial cuando se siente molesto. La madre puede sentir al bebé si presiona el abdomen con sus palmas en pocos instantes el bebe le responderá con golpecito de piernas o manos como comunicación.

El útero mantiene una temperatura constante e ideal. En él no siente hambre ya que recibe su alimento vía endovenosa a través del cordón umbilical. El bebé en el útero está lleno de vida, se comporta como un verdadero acróbata pudiendo colocarse en toda clase de posiciones que serían prácticamente imposibles de imitar, cuando no está nadando o haciendo ejercicio, habitualmente duerme, de la misma manera en que lo hará después de nacer. Cuando está despierto se pone a explorar su propio y pequeño mundo, que no es ni oscuro ni silencioso como siempre se sugirió.

Dentro del útero comienza a experimentar sus sentidos siendo el oído el más activo, por eso la voz de la madre le será un recuerdo positivo de su vida intrauterina.

En esa pequeña casa de tu bebé hay variedad de sonidos, los latidos del corazón de la madre, los ruidos de origen gastrointestinal y los sonidos producidos por la digestión de algunos alimentos y bebidas como las gaseosas producen verdaderos estruendos. La voz de su madre es acompañante habitual y después de nacer rápidamente la reconocerá por los sonidos que ella emite, mucho antes de que la pueda identificar por sus rasgos faciales.

El bebé dentro del útero es capaz de percibir la luz, puede abrir y cerrar los ojos. La luz que le llega es muy tenue pero en los momentos en los que el abdomen de su madre recibe intensa iluminación solar, este estímulo será percibido por el niño, que responderá con movimientos. Las investigaciones suponen que en esos momentos el bebé vera todo de color naranja.

Mientras están en el útero los bebés aprenden sobre compás y ritmo. El sonido más familiar es el acompasado y ritmo latir del corazón de su mama. Esto explica por que muchas veces el recién nacido se calma al levantarlo su madre y cuando esta lo abraza contra su pecho: esta escuchando la tranquilizadora melodía que escuchaba durante su placentera y maravillosa vida intrauterina.

Existen experiencias que han demostrado que si se graba el sonido del corazón de la madre para colocarlo en la cuna cuando el bebé esta molesto o llora desconsolado, se produce de inmediato una respuesta tranquilizadora: el bebé se relaja, deja de llorar y ser duerme.

Como podemos ver el bebé ya en su vida intrauterina puede experimentar sensaciones, movimientos, escuchar e identificar ritmos y responder a cada uno de ellos. Por eso la comunicación de la madre y el padre con el bebé en el útero sobre todo a partir del cuarto mes es muy importante ya que de esto depende el desarrollo de muchos aspectos de su vida fuera del vientre.

Foto:National Geographic Channel

Los Primeros Síntomas del Embarazo

noviembre 27, 2008
Existen muchas formas de saber si se está embarazada. Se suelen usar pruebas caseras, productos farmacéuticos, y pruebas de sangre u orina, siendo estos últimos los de mayor exactitud. Pero existen síntomas que muchas veces anuncian la presencia de un embarazo antes de realizar cualquier prueba.

En este sentido hemos preparado una lista de 10 Síntomas que pueden ser evidencia clara de un embarazo:

  1. La ausencia de la regla o amenorrea. Sin duda puede ser el síntoma más fácil de percibir y que puede ser evidencia clara de estar embarazada. El hecho de que no se produzca el sangrado (regla) en el tiempo esperado es siempre un motivo de sospecha, obviamente cuando hayan existido relaciones sexuales previas con poca o ninguna protección, esto suena un poco redundante pero es importante mencionarlo ya que puede producirse ausencia de la regla sin ni siquiera haber tenido una relación sexual en la vida, desde este punto de vista sería considerado como un trastorno del ciclo menstrual y no como una posibilidad de embarazo.
  2. Nauseas. Las nauseas son otro de los síntomas que se presentan con mayor frecuencia en las mujeres que han quedado embazadas, estas se presentan generalmente en las mañanas y son producidas por los altos niveles de la hormona gonadotropina coriónica mejor conocida como la hormona del embarazo, que está presente tanto en hombres como mujeres pero ejerce funciones diferentes en ambos, este malestar comienza entre las primeras dos y ocho semanas después de la concepción.
  3. Inflamación y sensibilidad de los senos. Con el embarazo las hormonas de estrógeno y progesterona aumentan considerablemente, provocando un aumento en el tamaño de los senos, los cuales comienzan a prepararse para cumplir la función de amamantar al bebé. Este síntoma aparece principalmente pocos días después de producirse la concepción.
  4. El aro que rodea los pezones puede comenzar a oscurecerse, este cambio puede notarse durante las primeras semanas del embarazo.
  5. Antojos o Ganas repentinas de comer algún alimento en específico. Puede presentarse en el primer trimestre; los cambios hormonales traen consigo muchos cambios, así como aumento de la sensibilidad en cada uno de los sentidos, las hormonas en combinación con nuestro cerebro pueden generar esas ganas que a veces sentimos de comer un rico helado en la madrugada, o una sopa, y en muchos casos una fruta tomada directamente de un árbol especifico.
  6. Sensación de cansancio o fatiga. El cuerpo comienza a necesitar mas energía tanto para si mismo como para satisfacer los requerimientos del feto que está en desarrollo. Esto puede provocar también aumento de la necesidad de dormir. Generalmente este síntoma aparece en el primer trimestre después de haberse producido la concepción.
  7. Aumento de la necesidad de orinar. El aumento de los líquidos en el cuerpo mas el crecimiento del útero exceden la capacidad de la vejiga y es por eso que se siente la necesidad de orinar con mayor frecuencia.
  8. Pequeño sangrado vaginal. La aparición de un pequeño sangrado de color rosado o marrón puede producirse a los 6 días después de haber sido fertilizado el ovulo, indicando la implantación del mismo.
  9. Disminuye la presión arterial. El aumento de ciertas hormonas puede causar dilatación en las venas provocando dicho descenso.
  10. Desmayos y Mareos. A causa de la disminución de la presión arterial pueden producirse situaciones de mareos y desmayos momentáneos.

Sin duda que todos estos síntomas representan una alta posibilidad de que se ha producido un embarazo en quien los presente, pero no se deben realizar autodiagnósticos, siempre lo más recomendable es buscar asistencia médica para despejar todas nuestras dudas.

Etapas del Embarazo en la Madre

agosto 31, 2008
El embarazo trae consigo una serie de transformaciones físicas y psicológicas en la mujer, cada una de ellas se produce en cada etapa específica del embarazo. El tiempo que dura un embarazo puede ser variable en cada ser humano, pero se habla de un aproximado de 36 a 40 semanas o 9 meses como se dice popularmente. En este sentido dividiremos por etapas este tiempo para mostrar las transformaciones mas relevantes que sufre la madre durante el mismo.
Primera Etapa (0-3 meses):

En esta etapa los cambios físicos no son muy notables, sin embargo se producen cambios hormonales que te pueden producir sensación de cansancio o fatiga y mucho sueño. Puedes tener alteraciones estomacales produciendote nauseas, vomitos, y a veces situaciones en las que desees comer un alimento específico. A medida que avanza esta etapa notarás otros cambios como aumento de las ganas de orinar a medida que crece el utero, inflamación de las glándulas mamarias, aumento o disminución de peso, estreñimiento, inflamación de las glándulas mamarias causando algún dolor o molestia.

Ya finalizando esta etapa es decir hacia el tercer mes se puede notar el cambio físico en tu cuerpo, principalmente en la parte del vientre, comienza a haber un tamaño notable de tu barriga, lo que obliga a que cambies tu estilo de vestir, y comenzar a adoptar nuevas posturas para sentarte, caminar, dormir.

Segunda Etapa (4 a 6 meses):

En esta etapa puedes comenzar a notar que las naúseas desaparecen, y al contrario sentir un aumento del aperito, tu cuerpo comienza a sufrir transformaciones físicas más notables, la piel de tu abdomen se estira, aumento del tamaño de los senos, en muchas madres aparece una linea en la barriga que comienza a la altura del ombligo hasta la zona del vello púbico. Con el aumento notable de tamaño de tu bebé, y por ende tu útero, aumentas de peso, y las rutinas diarias se hacen un poco más difíciles así como las incomodidades, puedes experimentar dolores mas frecuentes en las caderas y un aumento considerable en las veces que orinas, esto debido a que el crecimiento del útero afecta otros órganos como la vejiga cuyo tamaño se ve un poco reducido o se siente comprimida lo que povoca que no puedas almacenar mucha cantidad de orina en ella. Además de esto puedes sentir constante picazón en la piel de tu barriga debido a su estiramiento, pero no es recomendable rascarse directamente con las uñas, porque puedes provocar daños y facilitar la aparición de estrias.

A su vez tu cuidado debe ser mayor en cada cosa que hagas, recuerda que de tu salud depende la de tu bebé, debes descansar, no tener actividades físicas que representen riesgos mayores, y tener una alimentación adecuada tanto para tí como para tu bebé.

Ya para el final del sexto mes puedes experimentar cierta hinchazón de los pies y mucha incomodidad al dormir, así como un aumento en los movimientos reflejos de tu bebé.

Tercera Etapa (7 a 9 meses):

Es normal que en este punto del embarazo comiences a sentir un poco mas de ansiedad de conocer como será tu bebé, estos últimos tres meses son de mucha interacción entre tu y tu bebé debido a que según estudios realizados por científicos demuestran que ya en el vientre los bebés comienzan a experimentar con el mundo exterior, escuchan ciertos sonidos y responden a ellos, por ejemplo si colocamos una canción de rock a un alto volumen, puede que tu bebé comience a moverse bruscamente, pero si en cambio colocamos una canción suave o instrumental puede estar completamente relajado.

Entre tanto tus cambios físicos serán aún más notables, así como las molestias en las noches, puedes experimentar insomnio o dificultades para dormir, esto debido a que generalmente los bebés tienen una actividad mas dinámica en las noches, y debido a que su tamaño es mayor tu interior le comienza a parecer un poco incómodo provocando que busque posiciones en las que se sienta mejor.Esos movimientos serán cada vez mas fuertes y con mayor frecuencia, hasta que comienzan a aparecer las primeras constracciones o dolores de parto indicando que tu bebé esta listo para nacer.

El Bebé en el Vientre Materno: Etapas de su Desarrollo

julio 31, 2008

Luego de la fecundación producida entre ovulo y espermatozoide, tu bebé comenzará una no muy larga pero especialmente importante y crucial etapa durante todo el tiempo que dure el embarazo.

Su cuerpo comenzará a tomar forma, se irán definiendo cada una de sus partes, así como sus órganos y la función de cada uno de ellos, comenzará a experimentar con sus sentidos e interactuar con ellos y su entorno, se alimentará, comenzará a realizar movimientos que se intensificaran a medida que se desarrolle el embarazo, crecerá y a medida que lo haga se sentirá mas incomodo, y una vez alcanzada la madurez de sus órganos sobre todo los pulmones se decidirá a salir del vientre produciéndose el parto o nacimiento, dejando atrás una etapa superada y comenzando otra en la que deberá afrontar muchos retos.

Para conocer en síntesis cada una de las experiencias que vive el bebé en el vientre y la madre durante el embarazo, lo desglosaremos en las siguientes Etapas del Bebé en el Vientre Materno:

Los Primeros 3 Meses
En primer lugar tenemos lo que conocemos como embrión, y es posible notar los primeros latidos del corazón del mismo, el cual late aproximadamente 65 veces por minuto. Esta etapa es un poco crítica, y la madre debe tener mucho cuidado con lo que come y toma, alimentos y medicamentos, ya que es aquí donde se pueden producir malformaciones en el bebé que a futuro podrían tener consecuencias mortales.

Hacia la quinta semana de embarazo, se forma la médula espinal y el cerebro. Este último continua desarrollándose hasta aproximadamente los 18 meses del niño. Se puede notar como comienzan a formarse las orejas. La cabeza y el tronco están formándose, son visibles los brotes de las futuras piernas y brazos. Empieza a formarse la boca y las raíces de los dientes. Su bebé es del tamaño de un grano de fríjol. Luego se comienzan a formar los ojos, la parte externa del a oreja y los dedos de pies y manos.

A partir de esta etapa el cuerpo formado recibe el nombre de feto. Comienzan a apreciarse algunos leves movimientos que la madre no puede percibir. Se continúan formando otras partes del cuerpo como las rodillas. Durante esta etapa se forman todos los órganos principales, como los pulmones, los riñones y el hígado, comienzan a desarrollarse los huesos.

La cabeza del feto es la parte mas grande de su cuerpo tanto que representa la mitad del mismo.

Luego comienza a definirse un poco mas la cabeza y el cuerpo formando el cuello. Se incrementan los movimientos debido la formación de músculos. Los párpados se forman, pero están cerrados.

Se comienzan a definirse cada una de las partes de su cuerpo los ojos están bien separados y la cabeza se redondea, los oídos ahora están a ambos lados de la cabeza, el feto empieza a parecerse a un bebé humano.

Segundo Trimestre
El cuerpo del feto está cubierto de pelo fino llamado “lanugo”. Se forman las uñas de los dedos de las manos y de los pies. El bebé es del tamaño del puño de su madre.

Aproximadamente en la semana 18 de vida el bebé continuará creciendo y definiendo sus características. Luego podría estar chupándose el pulgar y tragando pequeñas cantidades de líquido amniótico, lo cual es normal.

En la semana 22 el feto alterna en forma marcada los períodos de sueño y actividad. Se mueve más en la noche, generalmente. El bebé empieza a reaccionar a las influencias externas y tal vez lo note más activo si toma un baño o escucha música ligera. Se puede notar que tiene mayor interacción con el entorno del vientre de la madre y aun con el externo alrededor de la madre.
Comienza a desarrollar reflejos como agarrar, cerrando sus manos, reacciona ante ruidos fuertes o algunas músicas.

Hacia la semana 25 sus huesos se endurecen, un proceso que continuará durante 16 años más, puede responder al dolor.

Tercer Trimestre
Sus sentidos se agudizan abriendo sus parpados, percibe luz y diferencia olores. El bebé está feliz en este mundo materno.

En esta fase ya le podría dar hipo al bebé; El bebé tiene patrones establecidos de sueño y actividad. Suele estar muy activo entre las 8 y las 11 de la noche, aunque esto puede variar de acuerdo a los patrones de la madre, recuerda que el vive en tu cuerpo y puede adaptarse a diferentes situaciones. Puede diferenciar entre la luz y la oscuridad por la pared abdominal.

A partir de la semana 30 el feto puede sonreír y bostezar, puede observarse llevando el dedo pulgar a la boca el canal digestivo y sus pulmones están casi listos. La piel no está tan arrugada y roja. Y comienza a prepararse para su vida fuera del útero almacenando hierro en su hígado.

Preparándose para Salir
En la semana 35. El bebé se ubica en la posición probable de parto, terminando de desarrollar sus pulmones. Crece a ritmo acelerado, aumentando 15 gramos por día. Ya para la última semana de embarazo la cabeza del bebé está bien encajada en la pelvis. Sus movimientos ya perdieron fuerza, pero nunca cesan. El bebé esta decidido a salir y comenzar una nueva etapa de su vida, en donde tendrá que superar muchos obstáculos, aprender nuevas cosas, vivir experiencias, aprender a valerse por sí mismo y lograr las cosas que se proponga.

Es importante destacar que el último órgano que se forma y entra en funcionamiento son los pulmones, esto se produce al momento preciso del parto, cuando la cabeza del bebé se encuentra en la pelvis y esta comienza a salir a través de la vagina, es un momento mágico, que sucede en ese preciso instante, rompiéndose las membranas que permiten la entrada de aire a los pulmones dándole comienzo al sistema respiratorio del bebé.

¿Cómo se produce el Embarazo?

julio 30, 2008
Lograr un embarazo no es tan fácil como parece, por lo general, la concepción es posible durante los días fértiles de la mujer, es decir, cuando se produce la ovulación.

La ovulación es cuando un óvulo se desprende de uno de los ovarios, hacia la mitad del ciclo menstrual, si en este momento, los espermatozoides se encuentran con un óvulo a su paso por las trompas de Falopio, uno de ellos puede producir la fecundación, el espermatozoide penetra el óvulo y lo fecunda, dando origen al huevo o cigoto. Una vez que el primer espermatozoide penetra el ovulo, ya no pueden ingresar otros espermatozoides. Todo este proceso se denomina concepción y es a partir de este punto que se le denomina Embarazo.

A partir de este momento se establece el número de cromosomas y el cual define el sexo del embrión, dependiendo del cromosoma X o Y portado por el espermatozoide.

En esta etapa lo que en un futuro será tu Bebé y que hasta ahora es solo un huevo o cigoto comienza a dividirse gran cantidad de células. Algunas de ellas pasarán a formar los tejidos del embrión y otras los tejidos que lo protegen hasta llegar de la trompa de Falopio hacia la cavidad del útero el cual será su hogar hasta el durante los próximos nueve meses. Las células continúan dividiéndose sucesivamente cada una de ellas destinadas a formar una parte de su cuerpo hasta estar completamente formado y en condiciones para que se produzca el nacimiento o parto.