Archive for the ‘Niños’ Category

"Escribe y Aprende", el Blackberry para niños

diciembre 13, 2009

Conocido como el “Blackberry para niños”, el artefacto diseñado por la compañía LeapFrog cuyo nombre original es “Text&Learn” y su traducción al español sería literalmente “Escribe y Aprende”, es un poco más grande que una Palm y está destinado para niños de tres años en adelante.
Este aparato le permite a los pequeños aprender cómo “hacer búsquedas” y “escribir mensajes” sin necesidad del uso de la Internet, dejando a un lado así el miedo de los padres de que sus hijos estén en contacto con extraños en la red.

Dicho artefacto cuenta con un teclado QWERTY y una pantalla de cristal líquido medianamente grande, lo que le permite a los niños el “enviar mensajes” a un cachorro virtual llamado Scout y aunque el mismo no está conectado al Internet, cuenta con un modelo de “buscador”.

A su vez, el “Blackberry para niños” cuenta con un calendario para ayudar a los niños a aprender las fechas y también contiene juegos educacionales para que desarrollen habilidades informáticas básicas.

Vía: Noticias24
Más Información: The Daily Mail

Foto: Cortesía de The Daily Mail
Anuncios

Beneficios del Masaje Infantil

diciembre 12, 2009

Suficientes estudios confirman los muchos beneficios que trae el contacto afectivo en el desarrollo integral de un niño, siendo el masaje uno de los más agradables y fáciles métodos para conseguirlo. Pero ahora se quiere más, entre otras cosas, formar facilitadores para que esta técnica se propague en cada rincón del planeta.

Las bondades del masaje infantil no entran en discusión para quienes han tenido la oportunidad de practicarlo con sus niños o algún otro pequeño cercano, así sea por un tiempo definido, y mucho más si se ha tenido la dedicación y la disciplina para conseguir extender la experiencia tanto como sea posible.

¿Qué beneficios aporta el masaje infantil?
Sus beneficios van desde lo psicológico y emocional hasta lo fisiológico, y no se piense que recaen estrictamente en los niños que lo reciben. Nada como un masaje infantil para que todo el mundo quede satisfecho, incluyendo en el saco a quien lo da e incluso a quien enseña a darlos, según bien advierte una de estas personas, Andreína Di Gerónimo, facilitadora de cursos de masaje infantil para padres, con una experiencia de más de cinco años en Venezuela.

La lista de estos aportes es larga y comienza por aquellos referidos al niño:

1.- El masaje lo ayuda a liberar la tensión y ansiedad;
2.- Mejora sus patrones de sueño;
3.- Alivia la molestia de erupción dentaria, la congestión, los gases, los cólicos y la tensión emocional;
4.- Mejora el desarrollo neurológico;
5.- Alimenta al bebé emocionalmente;
6.- Ayuda al niño a desarrollar un sentido positivo de sí mismo;
7.- Incrementa y mejora el proceso de unión con los padres;
8.- Mejora el desarrollo de los sentidos; es útil para la nutrición de la piel;
9.- Favorece la circulación sanguínea;
10.- Estimula el drenaje linfático y beneficia el ritmo cardiaco y la respiración;
11.- Calma al bebé cuando está incómodo o molesto;
12.- Y le mejora la digestión.

Pero una de las cosas que más destaca Di Gerónimo (aunque todos los beneficios los considera igualmente importantes) es el hecho de que, a través del masaje, se fortalece la comunicación y el lazo entre el bebé y la mamá, el papá o la persona que lo realice, así como ayuda a activar la conciencia corporal. “Es decir, el niño aprende que tiene un cuerpo y empieza a escucharlo y a relajarlo, consiguiendo con eso, entre otras cosas, evitar enfermedades porque con todo esto el sistema inmunológico funciona mejor”.

Muchos de estos aspectos positivos que recibe el niño al aplicársele un masaje se replican en el adulto que lo realiza, comenzando por el tema de la comunicación que se establece entre ambos y la obtención de una mayor conciencia de su propio cuerpo; pero Di Gerónimo se refiere, además, al hecho de que, cuando se da un masaje a un niño, el padre también aumenta la confianza en sí mismo y las habilidades en su desenvolvimiento diario, ayudando por tanto al incremento de su autoestima.

Igualmente, el aplicar un masaje favorece el instinto materno y paterno; enseña a los padres a tolerar mejor las expresiones emocionales de sus hijos; proporciona los medios para desarrollar una influencia recíproca de calidad; ayuda a ambos padres a relajarse y escuchar; y, en el caso específico de la madre, la ayuda a superar la depresión post parto. Es decir, no hay desperdicio.

Vía: Estampas, El Universal
Más Información: El Masaje Infantil
Foto: Flickr Galeria de Valentinapowers

¿Cómo elegir el mejor juguete para tu hijo?

diciembre 9, 2009

Recuerdas cuando eras niño, cual era tu actividad principal ¿trabajar? No!. Era jugar. Y tus padres hacían lo posible por conseguirte el juguete adecuado o tu juguete preferido. Ahora eres padre y te toca a ti el papel de buscar y regalar el mejor juguete para tu hijo.

Estás buscando el juguete que crees que será el mejor para tu hijo. Es por eso que debes saber cómo elegir el juguete adecuado.

Un error común: es comprar el juguete que consideras maravilloso para ti sin tomar en cuenta tu bebé o tu hijo. Y por lo general cuando el niño lo recibe no muestra mucha alegría y el juguete solo queda para ocupar un lugar en el armario.

¿Cómo saber cuál es el juguete adecuado para mi hijo?
Para empezar es importante observar de cerca las actividades preferidas de tu hijo, nivel de habilidades, la comiquita que le gusta ver, y así sucesivamente. Basándose en estas observaciones se puede obtener una pista sobre qué tipos de juguetes prefiere el niño.

Por ejemplo, si al niño le gusta una serie de dibujos animados como Ben 10, es casi seguro que le gustarán también los juguetes de esta serie.

Ya tenemos una pista, pero no se trata solo de ir a la mejor tienda de juguetes y comprar el primer juguete de Ben 10 que veamos. Las observaciones no son suficientes. Hay otros factores muy importantes que usted debe considerar, y por eso debemos sumar a esta formula el grado de diversión que tendrá tu hijo con el juguete que decidas comprarle.

Éstos son los factores que se deben considerar para elegir el mejor juguete para tu hijo:

1. La Edad del Niño
Esto es muy importante. Si compras juguetes demasiado avanzados para la edad de tu hijo, lo más probable es que puedan producirle lesiones. Los Fabricantes de Juguetes luchan para hacer que sus productos sean lo más seguro posible, pero si no se siguen sus recomendaciones de uso de acuerdo a la edad, el niño puede dañarse. Por otra parte, si compras juguetes para niños con edad inferior a la de tu hijo, podría considerarlo demasiado aburrido. Por eso lo mejor es elegir los juguetes diseñados especialmente para la edad del niño.

2. El Género (Niño o Niña)
Cualquier detalle que pueda hacer el aspecto del juguete como para el género opuesto del niño, hará que el juguete sea rechazado. Por ejemplo puede que hayas elegido un carro a control remoto pero de color rosado, si se lo regalas a tu hijo varón, y el ya está en la capacidad de diferenciar y atribuir colores, de seguro lo rechazará debido a que asociará el color como si fuera para una niña.

3. Observar si juega con los Juguetes de sus amigos
Cuando su hijo está jugando con sus amigos, es bueno observar para determinar si manifiesta interés en cualquiera de los juguetes de su compañero. Si lo hace, entonces es muy probable que le gustaría tener un juguete similar al de su amigo.

4. A veces, el niño pone las cosas más fáciles y le dice a sus padres qué juguete le gusta o quiere, lo que evita un montón de trabajo duro.
Pero no cuenten con esto. Algunos niños no están muy dispuestos a hablar con los padres, a menos que realmente quieran un juguete especial.

5. Seguridad
Este es el factor más importante que debes considerar para decidir qué juguete comprar para tu hijo. Desafortunadamente, este es también el de más alto costo. Por lo general, los padres se olvidan de comprobar si el juguete que eligen para sus hijos es seguro para ellos. En ocasiones pueden haber juguetes similares pero de gran diferencia en precio, generalmente los de menor costo tienden a ser menos seguros, debido a la calidad de los materiales que utilizan, y el grado de toxicidad que estos puedan tener.

6. ¿El juguete es educativo?
Es muy importante tener en cuenta si los juguetes que elijes para tu hijo pueden ayudarlo a desarrollar nuevas habilidades. Y por favor recuerda que la diferencia de edad entre tú y tu hijo es de al menos 20 años. El hecho de que te gustó un juguete cuando eras un niño no significa que a tu hijo le encantará también. Son niños y juguetes de diferentes generaciones.

Por último, asegúrate de dar el juguete a tu hijo de la manera apropiada. Cuando sea entregado, no lo hagas en un “Aquí está tu juguete. Ahora ve y juega con él”. Si lo haces de esta manera, ese juguete no significa nada para tu hijo. Más bien, trata de hacer un juego. Esconder el juguete en algún lugar donde el niño puede encontrarlo fácilmente, y anímalo a buscar. Ríete con él, busquen juntos. Y cuando lo encuentre, no sólo le encantará jugar sino que le tendrá mucho cariño y aprecio a ese juguete. Participa en el juego de tu hijo. Recuerda que padre y madre son los primeros y mejores amigos de un niño.

Foto: Sxc.hu (Jenssen, Justine’s motorbike)

¿Por qué muerden los niños?

diciembre 9, 2009
No todos los niños muerden, pero los expertos dicen que aproximadamente un cuarto de todos los niños tiende a morder en algún momento entre los 2 y 3 años de edad, ya para el cuarto año la mayoría de ellos lo superan, sin embargo algunos crecen y se vuelven unos mordedores más fuertes. Esto no significa que esos niños sean unos monstruos, al contrario algunos son excepcionalmente sociables y amigables. Entonces surge la pregunta ¿Por qué muerden los niños?.

¿Por qué muerden los niños?
Entender porque muerden los niños es la clave para vencer este problema. No todos los niños muerden por enojo o por herir a otros niños, de hecho niños de corta edad muchas veces no entienden realmente cuánto daño están causando. Muchos expertos aconsejan a padres que vean el acto de morder mas como una forma de comunicación que una mala conducta, una vez que hacemos eso tenemos más opciones para saber cómo actuar.

Es importante ver a quien muerde, cuando y en que situaciones lo hace. Estudiar y analizar estos puntos ayuda a actuar adecuadamente de acuerdo al niño y encontrar una solución a ese problema.

Específicamente estos son algunos de los motivos por los que un niño muerde:

Para Expresar su Emoción: Extrañamente pero cierto, algunos niños tienden a morder para expresar amor. Los niños pueden llegar a tener sentimientos intensos pero no saben cómo expresarlo, por esto morder puede ser para ellos una forma de expresar sus sentimientos.

Para Experimentar: Los niños están aprendiendo como funciona todo su cuerpo, ponen cosas en su boca y a veces las muerden, lo hacen de forma impulsiva y no saben que hacen daño o hieren. Algunas veces lo hacen porque están sobre excitados.

Para Defenderse: Muchos niños aprender a morder para defenderse, especialmente si no pueden hablar o tienen dificultades para hacerlo. En este sentido los niños muerden para tratar de establecer una zona segura, al ver que su víctima se aleja al ser mordido, lo asimilan como una gran defensa.

Para establecer Control o Dominio: Algunos niños se dan cuenta que morder les ayuda a dominar a otros niños y a hacer que sus padres hagan lo que el quiere. No siempre hacen estos actos de forma consciente y algunas veces el niño menor de la familia muerde para ganar poder ante los demás.

Porque está frustrado o irritado: Supongamos que tu hijo quiere que le regrese un juguete, no entiende el significado de usar las cosas por turno o compartirlas, se estresa y aunque no pretende hacer daño intencionalmente, encuentra la forma de expresarse mordiendo.

¿Cómo lograr que deje de morder?
En todo momento reacciona con calma y trata de mantener el control. Nunca lo muerdas o golpees, la retaliación puede ser peligrosa. Solo lograrías enseñarle que la violencia causa violencia. Pero no esquives el problema, el niño necesita saber inmediatamente que lo que ha hecho es malo.

Intervenir: Abre los ojos, observa que tan intenso y frecuente sucede y cuáles son los detonantes. Una de las mejores maneras es adelantarse a las situaciones y evitar que tu hijo clave los dientes en otro niño, muchos padres son lentos o pasivos para hacer esto pero según los expertos es la mejor vía para solucionar el problema.

Enséñale que morder es malo: Cuando un niño muerde se deben usar palabras simples pero firmes. Si estas en un grupo o una reunión, aléjalo de la situación y explícale que eso duele y que le hace daño a otros y que no te gustaría que otros se lo hagan a él.

Enséñale a expresarse: Cuando la situación se haya calmado trata de enseñarle a tu hijo alguna forma no dolorosa de expresar sus sentimientos. Esto funciona muy bien en niños que muerden para ganar cariño. Enséñale que abrazar es mejor que morder cuando quiera expresar sus sentimientos. Si consideras que lo hace por defensa, muéstrale como decirle a alguien que le molesta o que no lo quiere tan cerca de una forma no violenta pero firme, o enséñale a recurrir a ti en vez de morder.

Reduce su efectividad: Cuando los niños muerden para ganar atención, es difícil hacer un trato con ellos. Después del primer regaño no trates de seguir haciéndolo o continuar explicándole, dale un rotundo “NO”, colócate entre el mordedor y la víctima, y dale la espalda al mordedor, esta es una forma de darle simpatía a la víctima y decirle al niño que muerde que esa no es la vía para llamar la atención.

Cuando nada funciona
Hay numerosas razones por las que estos métodos no funcionan en algunos niños. Puede deberse a la forma como aprende el niño, quizás ansiedad. Algunos niños aprenden de forma más lenta, y algunas veces no asimilan las cosas de forma correcta y lo único que se puede hacer es ser más persistente.

Todos deben colaborar: Mantener un plan de acción es más difícil de lo que parece, tú necesitas consistencia, energía, y ayuda. Estos métodos no son una barita mágica, pero necesitan planificación y determinación. Trata de involucrar a toda la familia en un mismo plan y con un mismo mensaje para el niño, así será más fácil de asimilar para él.

Dale Instrucciones claras y se positiva: Niños jóvenes no entienden negatividades, evítalas. Trata de no gritar pero usa una voz firme. No exageres en las explicaciones, la primera mordida quizás puede ser impulsiva pero el niño pronto se da cuenta que está consiguiendo gran cantidad de atención. Uno de los grandes errores es explicar todo una y otra vez. Si sigue mordiendo no le digas porque es malo, simplemente dile es malo no lo hagas.

¿Cuándo buscar ayuda?: No salgas corriendo a un terapista, busca ayuda primero en amigos y familiares, o maestros y niñeras, quienes pueden colocarte en la dirección correcta para solucionar el problema.

Foto: Flickr, (Galería de Wigstruck)

Genes intervenien en la elección del juguete

agosto 18, 2009

Foto Flickr.com, Galería de monozygotic.com

La atracción que tienen los varoncitos por los camioncitos, las pelotas, el Lego o personajes como “Bob, el Constructor” -y no hacia las muñecas “Barbie”- es anterior a las imposiciones culturales. Así lo sostiene una investigación hecha en la Universidad de Texas A&M (Estados Unidos), que atribuye la elección de los juguetes a una programación genética en función al género.

El estudio, dirigido por Alexander Gerianne, se realizó con bebés de tres a ocho meses de vida, quienes todavía están libres de las presiones sociales. Los investigadores colocaron una muñeca en el interior de un camión frente a 30 niños -17 niños y 13 niñas- en dos intervalos de diez segundos, según publicó el diario inglés Daily Mail (www.dailymail.co.uk).

Los nenes se vieron más atraídos por el camioncito, mientras que las nenas por la muñeca y algunos títeres. Los expertos concluyeron la influencia del entorno socio-familiar no hace más que reforzar esta predisposición innata de los niños hacia a los juguetes masculinos y las niñas a los femeninos.

De Bebé a Niño. ¿En qué momento mi Bebé comienza a ser un Niño?

enero 8, 2009

El objetivo de este artículo no es establecer diferencias entre bebés y niños, aunque sin duda las hay, sino ayudar a entender desde y hasta que edad tu hijo puede ser considerado como Bebé y a partir de cuando se considera un Niño.

Un Bebé se considera así desde el mismo momento en que nace. El Bebé es un ser muy dependiente durante sus primeros meses de vida, sin duda que cada día que pasa aprende muchas cosas y desarrolla muchas habilidades pero aún depende de nosotros para satisfacer sus necesidades. Desde este punto de vista nos atrevemos a decir que la transición entre las etapas Bebé-Niño están marcadas por el grado de independencia alcanzado por nuestro hijo.

En este sentido tomaremos como referencia dos puntos que al combinarse son la clave para que el bebé pase a ser un niño:

1.- El Primer Año, no por la edad o por la celebración del cumpleaños sino por los logros alcanzados.

Sin duda la edad de referencia para esta transición es a partir del mes 12 o del primer año en adelante. Desde el nacimiento hasta los doce meses tu bebé aprenderá y desarrollará muchas habilidades. Se sonreirá dormido y luego despierto, al principio solo verá sombras y reflejos, pero luego será capaz de reconocer tu rostro y tu voz, comenzará el balbuceo o la emisión de sonidos que a veces pueden contener vocales o pequeñas palabras como mamá, irá aprendiendo a expresarse, a sonreír cuando está contento a gruñir cuando está molesto, a decir “si” cuando quiere algo y decir “no” para rechazarlo; aprenderá a gatear y sentarse, a imitar y a ser mas social incluso con capacidad de invitarte a un juego al mostrarte un juguete; ya muy cercano a su primer año de vida se pondrá de pie y luego entre los 12 meses o un poco mas sucederá lo que hemos considerado como el momento preciso para comenzar a ser Niño “Aprender a Caminar”. A partir de este momento deja de ser Bebé para convertirse en Niño!.

2.- El Aprender a Caminar:

La combinación de todos los aprendizajes adquiridos en estos 12 meses y la capacidad de haber aprendido cosas básicas pero fundamentales para desenvolverse en este mundo como haber aprendido la habilidad de caminar serán de ahora en adelante los combustibles para una intensa actividad física tanto para el niño como para los padres. Pero no solamente lo físico será activo, su desarrollo psicológico será de igual intensidad, debido a que un niño que camina es capaz de hacer por si solo muchas cosas y explorar muchas más, a su vez se siente más independiente porque se da cuenta que puede alcanzar y tomar esas cosas que antes no podía.

Aunque ya camina el niño sigue siendo dependiente de sus padres para obtener muchas cosas pero está sin duda en otra etapa en la que aprenderá muchas cosas nuevas y seguirá desarrollándose, pasará a ser adolescente y luego adulto y posiblemente en algún momento de su vida quiera saber cuando llamar Niño a su Bebé.

¿Pueden los Teléfonos Móviles afectar la salud de los niños?

diciembre 17, 2008
Son numerosas las investigaciones que alrededor del mundo han realizado importantes instituciones y que aun realizan para determinar si el uso de teléfonos móviles o celulares puede representar un riesgo para la salud del niño.

En un informe del Programa “Telecomunicaciones Móviles e Investigación en Salud” del gobierno del Reino Unido y publicado en Septiembre de 2007, se afirma que: “No se ha determinado que los teléfonos móviles estén asociados con ningún efecto biológico o sanitario adverso según la mayor investigación del Reino Unido sobre los posibles riesgos para la salud derivados de la tecnología de la telefonía móvil.” Sin embargo, se recomendó investigación adicional y en una segunda fase del programa se está investigando con más detalle la exposición a radiofrecuencia en niños.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2005, ha dicho que: “La evidencia científica actual no indica necesidad de ninguna precaución especial en cuanto al uso de teléfonos móviles. Si las personas tienen alguna preocupación al respecto, pueden elegir limitar su propio uso o la exposición de sus hijos a radiofrecuencia restringiendo la duración de las llamadas, o utilizando dispositivos del tipo ‘manos-libres’ para mantener los teléfonos alejados de la cabeza y el cuerpo.”

En la actualidad y debido a los grandes beneficios que brinda la telefonía móvil, cada día es mayor la cantidad de personas que los usa, entre ellos los niños. Y aunque existen informes científicos que expresan claramente la no existencia de riesgo, no están completamente descartados y por eso actualmente se continúan realizando investigaciones. En este sentido la decisión de permitir o no el uso de estos equipos a nuestros hijos está en nosotros como padres, teniendo en cuenta que la prevención no está demás, y que es nuestro deber enseñar al niño a usar adecuadamente estos equipos.