Archive for the ‘Recién Nacido’ Category

¿Dónde podemos besar al Bebé Recién Nacido?

enero 14, 2009
Seguramente son varias las ocasiones en que has tenido que decir Por favor no lo besen en la cara!, o has pensado en decirlo y te preguntas constantemente: Por que lo besan en la cara?, sabemos que es muy común que suceda. Generalmente las personas tienden a demostrar su cariño a nuestro bebé a través de besos y en la mayoría de los casos escogen su pequeña cara para dárselos. Eso desde un punto de vista emotivo esta bien y es muy hermoso, y no creemos que sea hecho con mala intención. Pero desde el punto de vista saludable la cara es el sitio menos recomendable para besar a un bebé durante sus primeros días de vida o al menos hasta el tercer mes.

Como sabemos está dentro del proceso natural que un bebé de apenas días de nacido, se encuentre un poco indefenso y en periodo de adaptación a este mundo, su sistema inmunológico se está fortaleciendo pero mientras tanto es más vulnerable a contraer infecciones.

Es muy común leer en Internet artículos que hablan que hay más bacterias en nuestra boca que en la tierra, sin embargo aproximadamente un 1% producen enfermedades. Continuamente nos humedecemos los labios con saliva y esta contiene gran cantidad de bacterias que con el más simple beso podemos transmitir a otra persona.

Desde este punto de vista, cuando un bebé es besado en alguna parte de la cara indudablemente quien lo besa transmite cierta cantidad de bacterias y abre la posibilidad de que esa bacteria o agente patógeno se convierta en el causante de una enfermedad.

Pero no solo es el riesgo de contraer enfermedades lo que puede resultar inquietante, sino mas bien un factor higiénico, cada beso va dejando residuos en su cara, cuando es besado muchas veces por una o varias personas su rostro puede adquirir un olor muy desagradable.

Durante los primeros días de vida de nuestro bebé debemos ir adaptándonos a muchas cosas nuevas, tanto en nuestra vida personal como nuestra vida social, asimismo debemos aprender a actuar o reaccionar ante cada situación nueva que debamos enfrentar siempre tratando de hacer lo correcto para el bienestar de nuestro hijo pero con mucho tacto para no agredir o hacer sentir mal las personas que nos rodean o quieren demostrar cariño a nuestro bebé y a nosotros. Con esto nos referimos mas claramente a establecer un equilibrio entre el cuidado de nuestro hijo y nuestra actitud ante las personas que nos rodeen para incentivar ese cuidado.

Irónicamente esos primeros días tan delicados para un bebé, son también los días en que puede recibir mas besos en la cara en vista de que se trata de momentos especiales en los que se preparan bienvenidas o reuniones familiares dependiendo la tradición de cada zona, que sin duda son de mucha alegría pero también son propensos para que este tipo de cosas sucedan y se incremente el riesgo de que tu bebé contraiga alguna enfermedad al ser besado.

Lo ideal en estas situaciones es hablar sinceramente pero con delicadeza, no ser bruscos ni groseros, y explicar porque puede ser riesgoso para la salud del bebé sobre todo en esos primeros días de vida, y a su vez darle opciones con otras formas de expresar su cariño.

No se trata de evitar que lo besen, lo pueden hacer pero no en la cara. Tampoco se recomienda besar en las manos, ya que este podría llevárselas a la boca y no estaríamos haciendo nada. Un bebé puede ser besado sutilmente en la cabeza lo más alejado de la frente o preferiblemente en sus pies, ya que son zonas si se quiere de menos alcance para las manos y la boca del bebé.

Para finalizar podemos decir que no se trata de cohibir a las personas y a nosotros mismos de expresar su cariño, sino de enseñar las muchas maneras que hay de expresarlo y de hacer que un bebé los sienta, pero siempre con el principio fundamental de brindar el mayor cuidado posible a nuestro hijo para que crezca sano y fuerte.

El Método Madre Canguro. Más que una alternativa en el cuidado de bebés prematuros.

enero 6, 2009
El Método Madre Canguro (MMC), es una forma de atención especial de bebés prematuros o de bajo peso al nacer. Consiste en cargar al bebé en el pecho de la madre o el padre manteniéndolo en contacto piel a piel. Es una técnica eficaz que permite cubrir las necesidades del bebé en materia de calor, lactancia materna, protección frente a infecciones, estimulación, seguridad y amor.

La madre puede llevar cualquier prenda que le parezca cómoda y abrigada para la temperatura ambiente circundante, siempre que la prenda en cuestión permita acomodar al bebé, y posibilite que se le mantenga firme y cómodamente en contacto con su piel. No es necesario el uso de ropa especial, a no ser que la que se lleve habitualmente sea demasiado ajustada.

En cuanto al bebé, si la temperatura oscila entre 22 y 24º C, el bebé al que se transporte en posición canguro no llevará más ropa que el pañal, un gorro y unos calcetines que lo abriguen. Si la temperatura desciende por debajo de los 22º C, el bebé deberá llevar una camiseta de algodón sin mangas y abierta por la parte delantera, de manera que el rostro, el pecho, el abdomen y las extremidades permanezcan en contacto piel a piel con el pecho y el abdomen de la madre. Posteriormente, la madre se cubrirá a sí misma y al bebé con su ropa habitual.

La Faja de Sujeción es el único artículo especial necesario para la aplicación del MMC. Ayuda a que las madres sostengan a sus bebés junto a su pecho de un modo seguro. Para comenzar, se recomienda emplear un pedazo de tela suave de en torno a un metro cuadrado, plegarlo en diagonal y asegurarlo mediante un nudo o bien introducirlo bajo la axila de la madre. Más adelante, una bolsa de transporte de la elección de la madre puede reemplazar dicha tela. Cualquiera de estas opciones concede a la madre libertad para mover ambas manos y le permite desplazarse con facilidad mientras transporta al bebé en contacto con su piel. Algunas instituciones prefieren proporcionar sus propios tipos de bolsa, camisa o venda.

La Posición Canguro

Se debe colocar al bebé entre los pechos de la madre, en posición vertical, de modo que el pecho de aquél quede en contacto con el de la madre.

Se sostendrá al bebé con la faja. La cabeza, vuelta hacia un lado, se hallará ligeramente extendida. La parte superior de la faja se hallará justamente debajo de la oreja del bebé. La posición ligeramente extendida de la cabeza mantiene abiertas las vías respiratorias y permite el contacto visual madre hijo. Hay que evitar tanto la flexión hacia adelante como la hiperextensión de la cabeza. Las caderas deberán estar flexionadas y las piernas extendidas en una postura que recuerde a la de una rana; los brazos también deberán estar flexionados.

Habrá que anudar la tela con una fuerza tal que, al levantarse la madre, el bebé no se salga. Deberá garantizarse que la parte más apretada de la tela se sitúe sobre el pecho del bebé. El abdomen de éste no debería verse constreñido y debería quedar a la altura del epigastrio de la madre. De este modo, el bebé dispone de espacio suficiente para la respiración abdominal. La respiración de la madre estimula al bebé.

Características del MMC:

  • Contacto piel a piel temprano, continuo y prolongado entre la madre y el bebé;
  • Lactancia materna exclusiva (en el caso ideal);
  • Se inician en el hospital y pueden continuarse en el hogar;
  • Los bebés pequeños pueden recibir el alta en un plazo breve;
  • Las madres que se encuentran en su hogar precisan de apoyo y seguimiento adecuados;
  • Se trata de un método amable y eficaz que evita el ajetreo que predomina por norma general en una sala de pediatría ocupada por bebés prematuros.
Desde su implementación hace casi dos décadas de aplicación e investigación han dejado claro
que el MMC constituye algo más que una alternativa a los cuidados en incubadora. Se ha puesto de manifiesto que el MMC repercute eficazmente en el control de la temperatura, la lactancia materna y el desarrollo de vínculos afectivos referidos a todos los neonatos, al margen de su entorno, peso, edad gestacional y situación clínica.

Es importante destacar que as pruebas relativas a la eficacia y la seguridad del MMC se refieren únicamente a los recién nacidos prematuros sin problemas médicos, los denominados neonatos estables. La investigación y la experiencia demuestran que:

  • El MMC equivale, cuando menos, a la atención convencional (en incubadora) en lo que respecta a la seguridad y la protección térmica, si ello se calcula a tenor de la mortalidad;
  • Al facilitar la lactancia materna, el MMC ofrece ventajas considerables en casos de morbilidad grave;
  • El MMC contribuye a la humanización de la atención neonatal y a potenciar los vínculos afectivos entre la madre y el hijo en países de bajos y altos ingresos;
  • En ese sentido, el MMC constituye un método moderno de atención en cualquier entorno, incluso en los lugares donde se dispone de costosas tecnologías y se tiene acceso a una atención adecuada;
  • El MMC nunca se ha evaluado en el entorno del hogar.
Mas Información: OMS Organización Mundial de la Salud

El Primer Mes del Bebé. Periodo Neonatal – El Recién Nacido

diciembre 19, 2008
Este se considera como período neonatal, es muy normal que la piel del bebé se note un poco enrojecida, así como la cabeza un poco alargada debido a los esfuerzos del parto a menos que haya nacido por cesárea.

Entre los ritmos y actividades normales del bebé de 1 mes podemos destacar:
  1. Respiración un poco acelerada y ruidosa, recordemos que apenas está comenzando a realizar el proceso de respirar.
  2. Llora frecuentemente 2 horas o más, recuerden que todos somos diferentes y en cada bebé este tiempo puede variar.
  3. Presenta heces liquidas, por una parte debido a la inmadurez de sus intestinos y por otra debido al tipo de alimento que recibe en estos casos leche materna.
  4. Puede presentar una pequeña manchita roja en ciertas partes del cuerpo, generalmente en la cara o la cabeza, no se preocupen son normales y tienden a desaparecer al año y medio.
  5. El Cordón Umbilical luce mas seco cada día y tiende a desprenderse hacia el 8vo día de nacido.
Al principio algunos bebés pueden tener un color pálido y amarillento, pero ya para la segunda semana después del nacimiento, el bebé puede sacarse al exterior para que tome el aire fresco y el sol filtrado, esto ayudará a absorber vitamina D a través de la piel y a su vez permitir que ésta se torne más rojiza.
Algo muy común en estos días es el cólico, el cual es una alteración que puede aparecer a la segunda o cuarta semana después de nacido. Se manifiesta por el llanto continuo, la irritabilidad, abdomen un poco inflamado por la cantidad de gases y en algunos casos levantan las piernas debido a la tensión de los músculos en el área abdominal.
No se conoce un origen específicos para los cólicos del lactante pero se dice que se debe a alteraciones en el aparato digestivo debido a su inmadurez o falta de desarrollo, también pueden influir los alimentos que come la madre si está amamantando, la forma como es alimentado con el tetero o biberón, la posición, la tetina, y en ocasiones la composición de algunas leches comerciales conocidas como formula.
Otro aspecto que puede notarse es una zona blanda sobre el cráneo del bebé que puede aparecer lisa o ligeramente hundida cuando el bebé está sentado. Cuando el bebé está echado, puede aparecer ligeramente redondeada y abultada. Esto es normal, pero si aparece muy hundida o hinchada puede ser señal de deshidratación o hinchazón.
Uno de los sentidos que el bebé desarrolla desde el vientre es el oído por eso a muy temprana edad puede reconocer los sonidos en especial el de la voz de su madre.
Por su parte la vista no está tan bien desarrollada, durante las dos primeras semanas el bebé puede ver solo en blanco y negro, después comienza a ver colores vivos como amarillos y rojos. Puede distinguir la claridad de la oscuridad y puede ser capaz de enfocar la vista en un objeto situado 7 pulgadas de distancia o 17,7 centímetros aproximadamente. En estos primeros días el bebé solo coordina un ojo a la vez, por esto no se asuste si en ocasiones luce bizco, es normal y pronto se corregirá. Los rostros o nuestras caras son las preferidas para los bebés por los contrastes que generan y son captados por ellos, es bueno hablarles y cantarles cara a cara.
Para estos días los reflejos también se están desarrollando, podemos mencionar los siguientes:
  • El bebé responde volteando al lado de la mejilla donde es tocado, este es conocido como reflejo de orientación o búsqueda.
  • Si se toca la cara interior de los labios el bebé comienza a succionar como si estuviera amamantándose.
  • Otros reflejos como el Darwiniano o de agarre pueden ser experimentados, un ejemplo de este es tocar la palma de la mano del bebe con el dedo y el reaccionará cerrando su mano y apretando firme el dedo.
  • Igualmente al tocar o rozar la parte exterior del empeine de los pies este abre sus dedos como un abanico, siendo este reflejo conocido como de Babinski.
El primer mes es un periodo de adaptación y cambios tanto para los padres como para el bebé, gran parte de su desarrollo es espontáneo, pero depende en gran medida del cuidado y atención que reciban.

Características de un Bebé Recién Nacido

noviembre 1, 2008
Estas son algunas de las características fisiológicas normales del recién nacido a término (9 meses)

Peso: Comprendido entre 2,5 y 3,5, la hembra por lo general es de menor peso que el varón.

Talla: Entre los 48 y 52 cm, con promedio de 50 cm.

Piel: Al nacer se encuentra rojiza, a las 24 horas esta rosada y al tercer día se torna amarillenta, esta ultima se conoce como ictericia fisiológica, en algunos casos los pediatras recomiendan sacar el bebé entre las 7 y 8 de la mañana para que reciba indirectamente los rayos solares por al menos 15 minutos. Sin embargo puede ser necesario un tratamiento especial para tratarla.

Cráneo: El perímetro cefálico es de 34 cm.

Tórax: Es cilíndrico, con una circunferencia de 32 cm.

Abdomen: Es prominente, los restos del cordón umbilical se desprenden entre el 8vo y 10mo día después del nacimiento.

Genitales: En el varón los testículos deben haber descendido, encontrándose en el escroto, presentando una pigmentación mayor que el resto de la piel es decir mas oscura.Mientras que en la hembra, los genitales están inflamados de manera que los labios menores se hacen prominentes, puede presentarse un sangramiento genital al 3er día.

Deposición o Defecación (Primeras Heces): La primera defecación ocurre durante el momento del parto o en las primeras horas después del parto, este recibe el nombre de Necomio, se caracteriza por ser de color negro verdoso y adherente. Está formado por vernix caseoso, lanugo, descamación intestinal, etc.

Micción (orina): En muchos casos se realiza una primera micción en el momento del parto, o se efectúa entre las primeras 12 a 24 horas.

Temperatura: Desde el nacimiento el bebé puede regular su temperatura corporal, la cual es un poco mayor que la de la madre.

Respiración: Es superficial e irregular, modificable por el llanto, siendo su frecuencia de 40 a 60 x minuto.

Circulación: El pulso del recién nacido tiene una frecuencia de 110 – 180 pulsaciones por minuto. Siendo modificable por el llanto y aumentos de temperatura.

Actitud: Es igual a la que presentaba dentro del organismo materno, es decir, los miembros flexionados y las plantas de los pies en contacto, presentando movimientos poco coordinados, simétricos y bilaterales.

Los bebés nacen de con tiempos diferentes, dependiendo de diferentes variables, como la salud y la actividad física de la madre, y los cuidados y controles que lleven del embarazo.

Los tiempos de nacimiento pueden variar siendo algunas características:
  • Bebé con 2 o 3 semanas de anticipación: Es bastante grande como para comenzar una vida sana, puede regresar a casa con sus padres después de pasar dos o tres días en el hospital
  • Bebé con un mes de anticipación: Le resulta difícil vivir fuera del útero, sus pulmones no están desarrollados completamente entorpeciendo su respiración.
  • Bebé con más de 1 mes de anticipación (Prematuro): Deberá quedarse en el hospital hasta que esté lo bastante sano como para ir a casa. Mientras esté en el hospital permanecerá dentro de una cámara especial llamada incubadora, manteniéndolo caliente y proporcionándole lo que necesita para alcanzar su respectivo desarrollo.