Archive for the ‘Llanto’ Category

10 Tips para calmar a un bebé que llora persistentemente

diciembre 8, 2009

1. Mantener la Calma
Lo mejor que puedes hacer cuando tu bebé llora irritantemente es mantener la calma. Recuerda que tu stress también afecta el ánimo de tu bebé, y esto complicaría más las cosas.

2. Revisa el Pañal
Un pañal sucio o mojado es una de las razones más comunes por las que un bebe llora. Incluso si has cambiado el pañal recientemente es recomendable que lo revises nuevamente.

3. Revisa la Temperatura
Toca la parte trasera de del cuello de tu bebé para ver si está demasiado caliente o demasiado frio y cúbrelo con una manta si está muy frio o quítale ropa de exceso si está muy caliente.

4. Alimentalo
La mayoría de los bebés lloran cuando tienen hambre. Intenta ofreciéndole pecho o tetero.

A veces amamantar al bebé preocupa, debido a que pareciera quedar insatisfecho y come muy frecuentemente, pero los expertos dicen que es normal debido a que la leche materna es absorbida rápidamente.

5. Distraelo, cantale, bailalo
Es sorprendente la frecuencia con que este método funciona. Intenta distraerlo haciendo gestos y movimientos con tu rostro así como sonidos cerca de su cara para que puedas llamar su atención. Adicionalmente puedes combinarlo con canciones alegres, no importa que no cantes muy bien o no te sepas ninguna canción la intención es producir sonidos agradables para el bebé. Todo esto puede ir acompañado de un baile muy suave con movimientos repetitivos muy suaves y llenos de un estado de tranquilidad.

6. Desvistelo
A veces la razón para la incomodidad de tu bebé se encuentra en la superficie de su ropita. Por esta razón los expertos sugieren desvestirlos completamente y revisar si hay alguna alteración en su piel como erupciones o manchas rojas.

7. Reduce la estimulación externa
Los bebés a veces lloran porque hay demasiada actividad y cosas para asimilar y procesar en sus mentes, causando irritación. Intenta disminuyendo las luces, guardando algunos juguetes y reduciendo el ruido.

8. Usa la chupa (chupete)
Aunque el uso de la chupa o chupete es controversial en algunas circunstancias, muchos bebés encuentran su tranquilidad al succionar. Si tu bebé no necesita ser alimentado, pero necesita succionar, intenta dándole la chupa.

9. Sácalo a pasear
Una de las pocas cosas que seguro calma a un bebé es sacarlo a pasear en el carro. Los movimientos constantes y las vibraciones que este genera son capaces de calmar al más irritante y persistente llanto.

10. Conoce tu límite y busca ayuda
Si intentas todos estos tips y aun no tienes un resultado positivo, recuerda que tienes que conocer tu limite y saber en qué momento debes entregarte y buscar ayuda en algún familiar o amigo. Cuando te sientas estresada y frustrada, es un buen momento para buscar a un familiar o un amigo, y tomarte unos minutos para relajarte y calmarte así te proteges a ti y a tu bebé.

Foto: Flickr, (Galería de Valentinapowers)

Anuncios

¿Por qué lloran los bebés?

diciembre 8, 2008
Llorar forma parte del desarrollo natural de cada bebé. Los bebés no pueden decirnos si tienen frío o calor, si tienen hambre o están cansados, de modo que utilizan el llanto para expresarlo. El llanto es clave para el desarrollo y la supervivencia de un bebé, de hecho el primer llanto es su primera señal de vitalidad al nacer. Desde el punto de vista fisiológico, estamos diseñados para llorar primero y reír después. Llorar es la forma en que nuestros bebés se expresan y tratan de comunicarnos lo que sienten, lo que quieren, sus emociones. En un principio los bebés no son conscientes de que se están comunicando a través del llanto pero pronto lo descubren y comienzan a utilizarlo también como una forma para llamar la atención y lograr lo que quieren.

Partiendo del principio de que todos somos diferentes, el llanto varía en cada bebé, algunos pueden llorar muy poco y no ser muy escandalosos, mientras que otros pueden llorar con mucha más frecuencia y ser mucho más ruidosos.
En casos donde nuestro bebé llora con mayor frecuencia, sobre todo en horas de la noche, puede hacernos sentir nerviosos, impacientes, culpables y frustrados, esto debido a que en realidad no sabemos por qué llora nuestro bebé.

La causa del llanto puede ser diversa, el llanto es normal y sano aun con todo el estres que puede generar en nosotros y en el bebé, sin embargo puede resultar mas preocupante un bebé que casi no llore, apático y pálido.

Lo primero que debemos hacer para determinar por qué llora nuestro bebé es aprender a identificar cada llanto y lo que puede significar cada uno, para esto podemos diferenciar 3 tipos de llantos:

El Lloriqueo: Pueden ser sonidos apenas notables, mas en forma de quejas, no seguidos ni fuertes, y no emiten señal de urgencia pero sin duda que quiere decirnos algo.

El Lloro: Es un llanto continuo, con mayor fuerza,. Este puede ser asociado con hambre, sed, o alguna pequeña molestia que pueda estar generando algo en su cuerpo, la ropa, el pañal etc.

El Chillido: Es un llanto muy fuerte, interrumpido por chillidos o gritos acompañado de movimientos de brazos y piernas, que por su fuerza pueden provocar falta de aire y hacer que el bebé se prive. Este llanto puede ser considerado como una señal de dolor o molestia que va mas allá de la satisfacción de sus necesidades fisiológicas.

Motivos por las cuales lloran los bebés

El Hambre: El llanto es de un tono bajo y suave, a veces intermitente, utiliza mucho el reflejo de búsqueda, como si estuviera buscando el seno de la madre o el tetero. El hambre es uno de los principales motivos de llanto en los bebés.

El Dolor: Un bebé puede llorar de dolor, generalmente el llanto aparecerá de forma repentina e incontrolable con un tono muy alto e intenso pudiendo provocar que el bebé pierda la respiración.

Cuando están enfermos: El malestar que pueda generar una enfermedad en el cuerpo del bebé lo hace sentir incomodo y cansado, indudablemente que expresa esa situación a través del llanto, aunque este es un llanto más débil, es como una especie de quejido intermitente.

¿Cómo calmar el llanto del bebé?
  • Lo primero que debemos hacer es mantener la calma, y controlar nuestra angustia, ya que esta comprobado que el estrés del padre puede ser sentido por el bebé y complicar más la situación formando un circulo vicioso.
  • Cargarlo en tus brazos, sin duda que esa sensación de seguridad que generan los brazos y el calor de su madre ayudan a tranquilizar el bebé.
  • Sacarlo a pasear en coche o automóvil. Mas que un mito, el movimiento contínuo y sereno de los vehículos o el coche ejercen un efecto calmante y relajante en el bebé.
  • El chupete o chupón. Aunque el uso de este en muchos casos no es recomendable puede ser un buen aliado para lidiar con estas situaciones de llanto incontrolable, el reflejo de succión del bebé puede generar tranquilidad.
  • Cantarle una canción. Preferiblemente la canción que le cantabas o escuchabas cuando tu bebé estaba en el vientre.

Los Bebés no deben ser sacudidos

noviembre 16, 2008

En ocasiones nos llegamos a sentir rodeados de problemas y preocupaciones por diversas razones: problemas en el trabajo, nuestra situación económica, problemas familiares y otros factores que se traducen en estrés; esto nos coloca con un nivel mínimo de tolerancia y paciencia hacia nuestro bebé que al presentar situaciones de llanto incontrolable sobre todo en horas de la noche actuemos violentamente sacudiéndolo como ultimo recurso para que se calme o deje de llorar, pero por nada del mundo debemos hacer esto ya que está comprobado que puede causar daños irreversibles en el cerebro del bebé.

Sacudir un bebé, es moverlos bruscamente con fuerza y violencia, puede producir una grave lesión cerebral conocida como “Síndrome del Bebé Sacudido”. Los bebés y los niños pequeños tienen los músculos del cuello demasiado débiles para controlar el peso de la cabeza. Si se les sacude, la cabeza se mueve rápidamente hacia adelante y hacia atrás, esto hace que el cerebro se golpee contra la pared del cráneo y sufra contusiones.

Normalmente, las sacudidas suceden cuando alguien se frustra con un bebé o un niño pequeño. A menudo, la persona que da las sacudidas está cansado de los lloros del bebé. Sin embargo, a muchos adultos también les gusta lanzar a los niños al aire y piensan equivocadamente que la respuesta excitada y ansiosa del niño es de placer. Lanzar los niños al aire, aunque sea suavemente, puede causarles daños internos y graves problemas en el futuro.

Las sacudidas pueden causar lesiones cerebrales, ceguera parcial o total, sordera, problemas de aprendizaje, retraso mental, parálisis cerebral, convulsiones, dificultades del habla e incluso la muerte. Aunque puede que no haya señales externas de lesiones después de las sacudidas, el bebé puede haber sufrido daños internos, y es posible que estos daños no se noten durante años incluso hasta que el niño comience a ir a la escuela y no pueda tener el mismo ritmo de aprendizaje que sus compañeros.

Es importante saber que algunos bebés lloran mucho cuando tienen hambre o cuando están mojados, cansados o simplemente quieren compañía. Otros bebés sólo lloran en ciertas ocasiones. Algunas veces todo lo que necesitan es alimento o un cambio de pañal, pero otras veces eso no es suficiente. Pero por mucho que llore un bebé jamás debe ser sacudido, para evitar llegar a este extremo podemos tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Asegúrese de que todas las necesidades básicas del bebé se han satisfecho.
  • Dé de comer despacio al bebé y hágale eructar a menudo.
  • Tome el bebé en sus brazos, póngale contra su pecho y camine o acúnele.
  • Cante o ponga música suave.
  • Dé una vuelta con el bebé en automóvil o en su cochecito.
  • Tenga paciencia. Si no puede cuidar del bebé con calma o si tiene problemas controlando su enojo, tómese un descanso y pídale a otra persona que cuide del bebé.
  • Lleve al bebé al médico si continua llorando.

Fuentes Consultadas: National Center on Shaken Baby Syndrome, Academia de Pediatría Americana, California Childcare Health Program