Archive for the ‘Cuidados del Bebé’ Category

Beneficios del Masaje Infantil

diciembre 12, 2009

Suficientes estudios confirman los muchos beneficios que trae el contacto afectivo en el desarrollo integral de un niño, siendo el masaje uno de los más agradables y fáciles métodos para conseguirlo. Pero ahora se quiere más, entre otras cosas, formar facilitadores para que esta técnica se propague en cada rincón del planeta.

Las bondades del masaje infantil no entran en discusión para quienes han tenido la oportunidad de practicarlo con sus niños o algún otro pequeño cercano, así sea por un tiempo definido, y mucho más si se ha tenido la dedicación y la disciplina para conseguir extender la experiencia tanto como sea posible.

¿Qué beneficios aporta el masaje infantil?
Sus beneficios van desde lo psicológico y emocional hasta lo fisiológico, y no se piense que recaen estrictamente en los niños que lo reciben. Nada como un masaje infantil para que todo el mundo quede satisfecho, incluyendo en el saco a quien lo da e incluso a quien enseña a darlos, según bien advierte una de estas personas, Andreína Di Gerónimo, facilitadora de cursos de masaje infantil para padres, con una experiencia de más de cinco años en Venezuela.

La lista de estos aportes es larga y comienza por aquellos referidos al niño:

1.- El masaje lo ayuda a liberar la tensión y ansiedad;
2.- Mejora sus patrones de sueño;
3.- Alivia la molestia de erupción dentaria, la congestión, los gases, los cólicos y la tensión emocional;
4.- Mejora el desarrollo neurológico;
5.- Alimenta al bebé emocionalmente;
6.- Ayuda al niño a desarrollar un sentido positivo de sí mismo;
7.- Incrementa y mejora el proceso de unión con los padres;
8.- Mejora el desarrollo de los sentidos; es útil para la nutrición de la piel;
9.- Favorece la circulación sanguínea;
10.- Estimula el drenaje linfático y beneficia el ritmo cardiaco y la respiración;
11.- Calma al bebé cuando está incómodo o molesto;
12.- Y le mejora la digestión.

Pero una de las cosas que más destaca Di Gerónimo (aunque todos los beneficios los considera igualmente importantes) es el hecho de que, a través del masaje, se fortalece la comunicación y el lazo entre el bebé y la mamá, el papá o la persona que lo realice, así como ayuda a activar la conciencia corporal. “Es decir, el niño aprende que tiene un cuerpo y empieza a escucharlo y a relajarlo, consiguiendo con eso, entre otras cosas, evitar enfermedades porque con todo esto el sistema inmunológico funciona mejor”.

Muchos de estos aspectos positivos que recibe el niño al aplicársele un masaje se replican en el adulto que lo realiza, comenzando por el tema de la comunicación que se establece entre ambos y la obtención de una mayor conciencia de su propio cuerpo; pero Di Gerónimo se refiere, además, al hecho de que, cuando se da un masaje a un niño, el padre también aumenta la confianza en sí mismo y las habilidades en su desenvolvimiento diario, ayudando por tanto al incremento de su autoestima.

Igualmente, el aplicar un masaje favorece el instinto materno y paterno; enseña a los padres a tolerar mejor las expresiones emocionales de sus hijos; proporciona los medios para desarrollar una influencia recíproca de calidad; ayuda a ambos padres a relajarse y escuchar; y, en el caso específico de la madre, la ayuda a superar la depresión post parto. Es decir, no hay desperdicio.

Vía: Estampas, El Universal
Más Información: El Masaje Infantil
Foto: Flickr Galeria de Valentinapowers

¿Qué cosas debo tener para la llegada de mi primer bebé?

diciembre 12, 2009

De la mano de Bebés Latinos, queremos compartir con ustedes una lista de las cosas más esenciales que debes tener para la llegada de tu nuevo bebé.

Cosas Esenciales:

– Cuna
– Silla para el carro
– Coche
– Sábanas, protector para el colchón, cobijas
– Pañales, de tela o desechables
– Pañitos húmedos o algodón para el cambio de pañal
– Ropa para el bebé, pensando en el clima y en la comodidad al vestirle
– Tina
– Jabón y shampoo para bebé
– Talco, Desitin o alguna crema para el sarpullido
– Toallitas para sacarle los gases

Cosas opcionales:

– Biberones, especialmente si le vas a dar fórmula
– Chupón, chupeta o bobo
– Bomba de lactancia
– Cambiador
– Juguetes apropiados para bebés
– Baberos
– Monitor para bebé

Para cuando salgas con tu bebé recién nacido:

– Pañales
– Cambiador
– Pañitos húmedos
– Ropa extra, (una o dos mudadas)
– Cobija
– Coche o silla del carro

Vía: Bebes Latinos
Foto: Flickr Galería de >>>Wonder Mike<<<

¿Cómo proteger a mi bebé de la gripe H1N1?

diciembre 12, 2009

En la página de los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades), nos brindan valiosa información acerca de cómo podemos proteger a nuestro bebé y prevenir el contagio de la Gripe H1N1.

En este sentido las recomendaciones de los CDC son:

Tome precauciones diarias como lavarse las manos con agua y jabón de tocador antes de alimentar a su bebé. Si no se dispone de agua y jabón, utilice toallas desinfectantes para manos a base de alcohol para limpiarse las manos antes de alimentar a su bebé. Asimismo, intente no toser o estornudar sobre el rostro del bebé mientras lo alimenta, o en cualquier otro momento que tengan contacto. Si es posible, únicamente los familiares sanos deben cuidar a los bebés.

Si está enfermo y nadie más puede cuidar a su bebé, use una mascarilla, si tiene y si la tolera, y cúbrase la boca y la nariz con un pañuelo al toser o estornudar.

¿Puedo seguir alimentando a mi bebé si estoy enferma?
Se considera que cuando los los bebés se enferman de gripe H1N1 de 2009 tienen riesgos más elevados de padecer la enfermedad grave y se sabe muy poco sobre cómo prevenir el contagio de la gripe H1N1 de 2009 en bebés. Si está amamantando o alimentando artificialmente a su bebé, se aconseja no exponerlo al virus de la gripe de la siguiente manera:

1.- Si es posible, pídale a una persona sana que alimente y cuide a su bebé.

2.- En caso de que otra persona no pueda cuidar a su bebé mientras usted está enferma, intente usar una mascarilla todo el tiempo, cuando alimenta o cuida al bebé. Además, no debe olvidar lavarse las manos y tomar las precauciones diarias para evitar que su bebé contraiga la gripe. Usar una manta de tela entre usted y el bebé mientras lo alimenta también puede ayudar.

3.-Si está amamantando, extraiga la leche y que una persona sana alimente al bebé. Lo ideal es que los bebés menores de 6 meses de edad se alimenten con leche materna. Está bien tomar medicamentos para tratar la gripe durante la lactancia.

¿La lactancia protege a los bebés de este nuevo virus de la gripe?
Existen muchas maneras en que la lactancia y la leche materna protegen la salud de los bebés. La gripe puede ser muy grave en los bebés recién nacidos. Los bebés que no se alimentan con leche materna contraen enfermedades como la gripe más a menudo y con una gravedad mayor que los bebés lactantes.

Debido a que éste es un virus nuevo, todavía no se sabe cómo prevenirlo. Durante la lactancia, las mamás le transmiten anticuerpos de protección a sus bebés. Los anticuerpos son un tipo de proteína generados por el sistema inmunológico del cuerpo. Los anticuerpos ayudan a combatir infecciones.

Si está amamantando y ha contraído la gripe, extraiga la leche y que una persona sana alimente al bebé.

¿Puedo seguir con la lactancia de mi bebé si está enfermo?
Sí. Una de las mejores cosas que puede hacer por su bebé es seguir amamantándolo.

1.- No deje de amamantar a su bebé si está enfermo. Dé al bebé leche materna a menudo durante el curso de la enfermedad. Cuando están enfermos, los bebés necesitan más líquido que cuando están sanos. Los fluídos que los bebés obtienen de la leche materna son mejores que cualquier otro líquido, incluso mejor que el agua, el jugo o el Pedialyte® porque también ayuda a proteger el sistema inmunológico del bebé.

2.- Si su bebé no puede alimentarse del pecho porque está muy enfermo, puede beber la leche de una taza, mamadera, jeringuilla o gotero.

¿Está bien tomar medicamentos para tratar o prevenir la gripe H1N1 de 2009 durante la lactancia?
Sí. Durante la lactancia, las madres que toman medicamentos para tratar la gripe deben extraer la leche y que una persona sana alimente al bebé con una mamadera. Las madres que amamantan y toman medicamentos para prevenir la gripe porque han estado expuestas al virus deben seguir alimentando al bebé con el pecho mientras no presenten síntomas de gripe como fiebre, tos o dolor de garganta.

Más Información: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
Foto: Flickr (Galería de peasap)

Pasos para cambiar un pañal

diciembre 9, 2009

Paso 1: Organízar todo lo necesario.Antes de llevar al niño al lugar donde se cambian los pañales, lávese las manos, reúna lo que va a necesitar y llévelo a la mesa o lugar de cambio:

– Forro de papel no absorbente lo suficientemente grande como para cubrir la mesa de cambio desde los hombros del niño hasta más abajo de los pies.
– Un pañal y ropa limpia (si hace falta).
– Hojas limpiadoras para los genitales y las nalgas del niño. Las hojas deben sacarse del recipiente antes, o si las usa en el momento se sacan de tal manera que no toquen el recipiente durante el cambio del pañal.
– Una bolsa de plástico para la ropa sucia.
– Si piensa usar guantes éstos deben ser desechables (póngase los guantes antes de tocar la ropa o el pañal sucio).
– Una aplicación espesa de crema de pañales (cuando sea apropiado) tomada del recipiente con un material desechable tal como un pañuelo de papel o papel higiénico.

Paso 2: Lleve al niño a la mesa o lugar de cambio, mantenga la ropa sucia alejada de si mismo y de cualquier superficie que no pueda limpiarse fácilmente después del cambio.

– Siempre mantenga una mano sobre el niño.
– Si durante el cambio no puede mantener los pies del niño fuera del pañal o fuera de contacto de la piel sucia, quítele los zapatos y los calcetines para que no se los ensucie con el excremento o la orina durante el cambio de pañal.
– Coloque la ropa sucia en una bolsa de plástico y amárrela firmemente para mandarla a casa.

Paso 3: Limpie al niño.

– Ponga al niño en la mesa de cambio y suelte su pañal, dejando el pañal sucio debajo del niño.
– Si se usan alfileres de seguridad, cierre cada uno en cuanto lo quite y manténgalos fuera del alcance del niño. Nunca se los lleve a la boca.
– Levante las piernas del niño según sea necesario para limpiarle los genitales y las nalgas con las hojas desechables. Limpie el excremento y la orina de adelante hacia atrás y use una hoja nueva cada vez. Ponga las hojas sucias dentro del pañal sucio o directamente en un basurero forrado con plástico sin usar las manos para abrirlo.

Paso 4: Quite el pañal sucio sin contaminar las superficies que no han estado en contacto con el excremento o la orina.

– Doble la superficie sucia del pañal hacia adentro.
– Coloque los pañales desechables sucios en un basurero forrado con plástico sin usar las manos para abrirlo. Si se usan pañales de tela, coloque el pañal sucio y su contenido (sin vaciar o enjuagar) en una bolsa de plástico o en un basurero forrado con plástico sin usar las manos para abrirlo para dárselo a los padres o al servicio de lavandería.
– Si usa guantes, quíteselos usando la técnica correcta (vea Uso de Guantes) y colóquelos en un basurero forrado con plástico sin usar las manos para abrirlo.
– Aunque use guantes o no, use una hoja limpiadora desechable para limpiarse las manos y otra para limpiarle las manos al niño y coloque las hojas en un basurero forrado con plástico sin usar las manos para abrirlo.
– Revise debajo del niño por si ha habido un derrame. Si es este el caso, doble el papel que extiende debajo de los pies del niño y deje una superficie limpia de papel debajo de las nalgas del niño.

Paso 5: Póngale al bebé un pañal limpio y vístalo.

– Deslice un pañal limpio debajo del niño.
– Use un pañuelo de papel o papel higiénico para untar las cremas apropiadas de pañal, desechándolo en un basurero forrado con plástico sin usar las manos para abrirlo.
– Fijese si hay los problemas de la piel que observe, tales como rojez, piel partida, o sangrado para reportarlos.
– Cierre el pañal. Si usa alfileres de seguridad, coloque su mano entre el niño y el pañal al insertar el alfiler.

Paso 6: Lave las manos del niño y llévelo a un lugar supervisado.

– Lave las manos del niño con jabón y agua a una temperatura de por lo menos 60 grados F pero no mayor de 120 grados F en un lavabo si es posible.
– Si el niño es demasiado pesado para cargarlo a lavarle las manos o no puede pararse frente al lavabo, use hojas limpiadoras para pañales o siga el siguiente procedimiento:
– Enjugue las manos del niño con una toalla de papel húmeda con una gota de jabón líquido.
– Enjugue las manos del niño con una toalla de papel mojada con agua.
– Seque las manos del niño con una toalla de papel, desechándola en un basurero forrado con plástico sin usar las manos para abrirlo.

Paso 7: Limpie y desinfecte la mesa o lugar para el cambio de pañales.

– Deseche el forro de papel que se usó en la mesa de cambio en un basurero forrado con plástico sin usar las manos para abrirlo.
– Limpie cualquier suciedad de la mesa de cambio con detergente y agua; enjuague con agua.
– Remoje toda la superficie de la mesa de cambio con una mezcla desinfectante (por ejemplo, rocíe con una mezcla de un cuarto de taza de cloro y un galón de agua la cual se prepara cada día).
– Guarde el rociador de la mezcla desinfectante. Si rocía la superficie con la mezcla recomendada de cloro, déjela reposar por lo menos 2 minutos. Puede dejarse a secar al aire o la puede secar después de 2 minutos.

Paso 8: Lávese las manos y si lo desea anote el cambio de pañal en un expediente diario del bebé.

En el diario, anote el contenido del pañal y cualquier problema que se haya presentado (excremento aguado, olor inusual, sangre en el excremento, irritación de la piel). Repórtelo si debe de hacerlo.

Vía: National Resource Center for Health and Safety in Child Care and Early Education
Foto: Flickr (Galería de Joe Shlabotnik)

10 Consejos que todo padre primerizo debe saber

diciembre 9, 2009

1.- Recuerda que darle amor a tu hijo no significa mimarlo o malcriarlo:
Muchos padres reciben a menudo consejo de otros padres diciéndoles que están sobreprotegiendo a su hijo al cargarlo tanto y satisfacerles sus necesidades sin ni siquiera dejar que lloren. Pero recuerda que nunca sobreprotegerás y estarás dando una mala crianza a tu hijo mientras le des amor. Solo le das una mala crianza a tu hijo cuando le otorgas las cosas materiales tratando de remplazar el cariño y amor que no le puedes dar por cuestiones de tiempo o de trabajo.

2.- Siempre debes responder al llanto de tu bebé:
Tu bebé no necesita ejercitar sus pulmones, no necesita aprender a autocalmarse, lo que necesita es que sus padres entiendan que el llanto es la única forma que tiene de comunicarse con ellos, y él lo usa para decirnos que necesita algo o que necesita a sus padres. Es importante responder al llanto del bebé por dos razones: ver cuál es su necesidad inmediata y darle el sentido de seguridad que llevará toda la vida. No es necesario que hagas una agenda para cubrir las necesidades de tu hijo, el llanto también puede ayudarte a determinar cuándo alimentarlo y cuándo está cansado y quiere dormir.

3.- Disciplina significa enseñar:
Muchos padres al tener su primer hijo se preocupan porque piensan que tienen que disciplinarlos. Pero es frecuente que cuando dicen “disciplina” lo relacionan con regañar, gritar y a veces golpear. Sin embargo la palabra disciplina significa “enseñar” y esto es lo que debemos hacer. En la misma medida que esperamos hasta el primer grado para que nuestro niño comience a entender los cálculos matemáticos y otros aprendizajes, debemos saber esperar también el momento en el cual nuestro hijo comienza a asimilar nuestras enseñanzas y la disciplina que le hemos inculcado.

4.- La Organización Mundial de la Salud Recomienda Leche Materna hasta los 2 años o más allá:
Algunas madres piensan que deben dejar de amamantar cuando comienzan a salir los dientes, o cuando comienzan a introducir comida solida, o simplemente cuando regresan al trabajo. Pero existen razones probadas científica y naturalmente que demuestran que la lactancia materna es el mejor alimento para el bebé en sus primeros años de vida, por eso cuanta más leche materna consuma tu hijo más sano y fuerte crecerá.

5.- Los alimentos sólidos no son recomendados antes de los 6 meses:
Los expertos recomiendan lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses, en estos meses es esencial para ellos y les otorga grandes beneficios, como desarrollar su sistema inmune, proteger contra enfermedades, prevenir la obesidad y alergias a los alimentos, ayuda a madurar el sistema digestivo, y muchos otros beneficios. Además no es sino después de los 6 meses que el bebé tiene un sistema digestivo más desarrollado que le permite asimilar alimentos sólidos y digerirlos adecuadamente.

6.- Los doctores no son perfectos ni magos:
Es muy común oír a muchos padres primerizos que cuando salen del consultorio de un doctor sienten mucho miedo, van a sus hogares y se mantienen asustados creyendo que cualquier cosa que se presente en su bebé es un problema de salud o alguna enfermedad. Pero en realidad no es que el bebé esté enfermo, tenga problemas de salud, o que cada gesto o nueva experiencia de su hijo sea motivo de asustarse; es la seguridad que les genera escuchar las recomendaciones y consejos sobre cómo hacer en cada cosa que se presente con el nuevo ser que los acompaña. Pero no te aferres a una sola cosa, utiliza otros medios, busca información, habla con amigos y familiares y no dudes en buscar segundas opiniones médicas si las primeras no te convencen. Recuerda es tu hijo y nadie mejor que tu lo conoce y entiende.

7.- Tu Bebé puede dormir seguro contigo:
En la actualidad existen muchas controversias acerca del colecho o dormir junto con tu bebé, hay variedad de culturas, creencias y tradiciones, algunas están de acuerdo y otras aseguran que se pone en peligro la vida del bebé. Pero tranquila dormir con tu bebé es seguro, siempre y cuando tengas en cuenta algunas recomendaciones como: no acuestes al bebé en camas o lugares donde pueda quedar atascado, no uses sabanas de adultos para arroparlo, tratar de tener espacio suficiente en la cama, evita las caídas colocando soportes o barreras acolchadas a los alrededores y por supuesto no duermas con él si no estás seguro de tener todo el cuidado posible con tus movimientos nocturnos.

8.- La obesidad se perfila como uno de los grandes problemas de salud:
Por eso es importante que desde el comienzo sea alimentado correctamente, y seguir una dieta baja en azucares y grasas saturadas durante su infancia, para así prevenir problemas de obesidad.

9.- Los niños necesitan conectarse con la naturaleza:
Cuando éramos niños nos encantaba jugar en los patios, trepar arboles, recoger frutas y comerlas, jugar en la tierra, construir cosas, agarrar animales. Aprendimos acerca de la naturaleza entrando en contacto con ella. Ahora es muy común ver a muchos padres con miedo de darle esa libertad a sus hijos debido a muchos factores como inseguridad, enfermedades, contaminación etc., y prefieren mantenerlos encerrados en sus casas viendo TV. Pero es necesario que le brindes esa libertad, dejarlo que juegue al aire libre, que tenga ese contacto con lo natural, sino no te agrada dejarlo solo o con sus amigos, trata de ganar un poco de tiempo y acompáñalo, pero no lo mantengas encerrado en el pálido ambiente de la casa.

10.- Nunca cargues tu bebé en los asientos delanteros de los autos:
Aunque hay leyes y restricciones, muchos padres no las conocen o simplemente no las cumplen. Prevenir es muy importante, tú puedes ser el mejor conductor del mundo, y tener la mayor prudencia pero no estarás solo en la carretera, los accidentes ocurren, y debes tener en cuenta que es sumamente riesgoso llevar a tu bebé o niño en el asiento delantero de un vehículo, los cuales son considerados los lugares más peligrosos y menos seguros para ellos. Por el contrario se recomienda llevarlos en los asientos traseros y en asientos especiales para ellos.

Muchos nuevos padres al tener su hijo recién nacido en sus manos se llenan de alegría, al principio hay mucha actividad, todos lo quieren ver conocer y acompañar, pero cuando el padre y la madre quedan en la tranquilidad de su habitación solos con su nuevo hijo, comienzan a surgir preguntas en sus mentes: ¿Y ahora qué hago? ¿Y si se enferma? ¿Qué sonido es ese? ¿Por qué hace así?… y muchas más pero lo principal es llenarse de tranquilidad, es una nueva etapa en la vida de los tres, siempre habrá personas a tu alrededor que te ayuden, y lo más importante es que así como cada bebé aprende de sus padres, cada padre aprende de su bebé.

Foto: Sxc.hu (Miguel Ugalde, Nexus)

10 Tips para calmar a un bebé que llora persistentemente

diciembre 8, 2009

1. Mantener la Calma
Lo mejor que puedes hacer cuando tu bebé llora irritantemente es mantener la calma. Recuerda que tu stress también afecta el ánimo de tu bebé, y esto complicaría más las cosas.

2. Revisa el Pañal
Un pañal sucio o mojado es una de las razones más comunes por las que un bebe llora. Incluso si has cambiado el pañal recientemente es recomendable que lo revises nuevamente.

3. Revisa la Temperatura
Toca la parte trasera de del cuello de tu bebé para ver si está demasiado caliente o demasiado frio y cúbrelo con una manta si está muy frio o quítale ropa de exceso si está muy caliente.

4. Alimentalo
La mayoría de los bebés lloran cuando tienen hambre. Intenta ofreciéndole pecho o tetero.

A veces amamantar al bebé preocupa, debido a que pareciera quedar insatisfecho y come muy frecuentemente, pero los expertos dicen que es normal debido a que la leche materna es absorbida rápidamente.

5. Distraelo, cantale, bailalo
Es sorprendente la frecuencia con que este método funciona. Intenta distraerlo haciendo gestos y movimientos con tu rostro así como sonidos cerca de su cara para que puedas llamar su atención. Adicionalmente puedes combinarlo con canciones alegres, no importa que no cantes muy bien o no te sepas ninguna canción la intención es producir sonidos agradables para el bebé. Todo esto puede ir acompañado de un baile muy suave con movimientos repetitivos muy suaves y llenos de un estado de tranquilidad.

6. Desvistelo
A veces la razón para la incomodidad de tu bebé se encuentra en la superficie de su ropita. Por esta razón los expertos sugieren desvestirlos completamente y revisar si hay alguna alteración en su piel como erupciones o manchas rojas.

7. Reduce la estimulación externa
Los bebés a veces lloran porque hay demasiada actividad y cosas para asimilar y procesar en sus mentes, causando irritación. Intenta disminuyendo las luces, guardando algunos juguetes y reduciendo el ruido.

8. Usa la chupa (chupete)
Aunque el uso de la chupa o chupete es controversial en algunas circunstancias, muchos bebés encuentran su tranquilidad al succionar. Si tu bebé no necesita ser alimentado, pero necesita succionar, intenta dándole la chupa.

9. Sácalo a pasear
Una de las pocas cosas que seguro calma a un bebé es sacarlo a pasear en el carro. Los movimientos constantes y las vibraciones que este genera son capaces de calmar al más irritante y persistente llanto.

10. Conoce tu límite y busca ayuda
Si intentas todos estos tips y aun no tienes un resultado positivo, recuerda que tienes que conocer tu limite y saber en qué momento debes entregarte y buscar ayuda en algún familiar o amigo. Cuando te sientas estresada y frustrada, es un buen momento para buscar a un familiar o un amigo, y tomarte unos minutos para relajarte y calmarte así te proteges a ti y a tu bebé.

Foto: Flickr, (Galería de Valentinapowers)

Smart Baby Case transporte inteligente para bebés

diciembre 4, 2009

Como si de imágenes de una película futurista se tratara, fue presentado un prototipo diseñado por Pouyan Mokhtarani llamado Smart Baby Case , algo así como el Coche Inteligente para Bebes, o Transporte Inteligente para Bebes. A simple vista parece una cápsula hermética, en la que quizás muchos padres se preguntarán ¿Cómo pueden meter un bebé allí?. Pero el prototipo tiene características muy avanzadas como la capacidad de emitir aire purificado, y un sistema de comunicación interno apoyado en una pantalla LED. Gracias a ésta pantalla podemos saber si el aire que respira el bebé es sano, otro aspecto importante es que si nos estamos desplazando por zonas de excesiva contaminación. En el interior de la bolsa destaca también un sistema de balanceo automatizado que se sirve de una pequeña unidad servo colocada entre las ruedas.

Es cierto que un producto como este siempre es motivo de controversias, vivimos en un mundo muy diverso con diferentes culturas, tradiciones y creencias, en las que quizás no habrá muchas personas de acuerdo con el uso de este aparato, pero también es cierto que vivimos en un mundo muy contaminado y este equipo representa una gran alternativa para zonas en las que halla altos niveles de contaminación o halla ocurrido algún tipo de desastre.

Por otra parte Pouyan Mokhtarani, aclara algunos puntos acerca del uso de este novedoso producto:

“No es un equipo para usarlo durante todo el crecimiento del bebe, ni para toda su vida, es un equipo que puede proporcionar unas condiciones seguras y saludables durante 2 o 3 tres horas por ejemplo en terminales y aeropuertos o durante un viaje”. Tambien agrega que: “El Smart Baby Case posee una puerta totalmente removible y que puede ser usado sin ninguna puerta como cualquier otro transporte para bebes. El uso de la puerta es solo recomendado en lugares con alta contaminación o malas condiciones que impliquen un riesgo para la salud del bebé”.

Por ahora es solo un prototipo, solo queda esperar si alguna empresa se interesa en fabricar el equipo y ver que aceptación pueda tener una vez que este en el mercado.

Mas Información Yanko Design

¿Dónde podemos besar al Bebé Recién Nacido?

enero 14, 2009
Seguramente son varias las ocasiones en que has tenido que decir Por favor no lo besen en la cara!, o has pensado en decirlo y te preguntas constantemente: Por que lo besan en la cara?, sabemos que es muy común que suceda. Generalmente las personas tienden a demostrar su cariño a nuestro bebé a través de besos y en la mayoría de los casos escogen su pequeña cara para dárselos. Eso desde un punto de vista emotivo esta bien y es muy hermoso, y no creemos que sea hecho con mala intención. Pero desde el punto de vista saludable la cara es el sitio menos recomendable para besar a un bebé durante sus primeros días de vida o al menos hasta el tercer mes.

Como sabemos está dentro del proceso natural que un bebé de apenas días de nacido, se encuentre un poco indefenso y en periodo de adaptación a este mundo, su sistema inmunológico se está fortaleciendo pero mientras tanto es más vulnerable a contraer infecciones.

Es muy común leer en Internet artículos que hablan que hay más bacterias en nuestra boca que en la tierra, sin embargo aproximadamente un 1% producen enfermedades. Continuamente nos humedecemos los labios con saliva y esta contiene gran cantidad de bacterias que con el más simple beso podemos transmitir a otra persona.

Desde este punto de vista, cuando un bebé es besado en alguna parte de la cara indudablemente quien lo besa transmite cierta cantidad de bacterias y abre la posibilidad de que esa bacteria o agente patógeno se convierta en el causante de una enfermedad.

Pero no solo es el riesgo de contraer enfermedades lo que puede resultar inquietante, sino mas bien un factor higiénico, cada beso va dejando residuos en su cara, cuando es besado muchas veces por una o varias personas su rostro puede adquirir un olor muy desagradable.

Durante los primeros días de vida de nuestro bebé debemos ir adaptándonos a muchas cosas nuevas, tanto en nuestra vida personal como nuestra vida social, asimismo debemos aprender a actuar o reaccionar ante cada situación nueva que debamos enfrentar siempre tratando de hacer lo correcto para el bienestar de nuestro hijo pero con mucho tacto para no agredir o hacer sentir mal las personas que nos rodean o quieren demostrar cariño a nuestro bebé y a nosotros. Con esto nos referimos mas claramente a establecer un equilibrio entre el cuidado de nuestro hijo y nuestra actitud ante las personas que nos rodeen para incentivar ese cuidado.

Irónicamente esos primeros días tan delicados para un bebé, son también los días en que puede recibir mas besos en la cara en vista de que se trata de momentos especiales en los que se preparan bienvenidas o reuniones familiares dependiendo la tradición de cada zona, que sin duda son de mucha alegría pero también son propensos para que este tipo de cosas sucedan y se incremente el riesgo de que tu bebé contraiga alguna enfermedad al ser besado.

Lo ideal en estas situaciones es hablar sinceramente pero con delicadeza, no ser bruscos ni groseros, y explicar porque puede ser riesgoso para la salud del bebé sobre todo en esos primeros días de vida, y a su vez darle opciones con otras formas de expresar su cariño.

No se trata de evitar que lo besen, lo pueden hacer pero no en la cara. Tampoco se recomienda besar en las manos, ya que este podría llevárselas a la boca y no estaríamos haciendo nada. Un bebé puede ser besado sutilmente en la cabeza lo más alejado de la frente o preferiblemente en sus pies, ya que son zonas si se quiere de menos alcance para las manos y la boca del bebé.

Para finalizar podemos decir que no se trata de cohibir a las personas y a nosotros mismos de expresar su cariño, sino de enseñar las muchas maneras que hay de expresarlo y de hacer que un bebé los sienta, pero siempre con el principio fundamental de brindar el mayor cuidado posible a nuestro hijo para que crezca sano y fuerte.

¿Cómo deben ser las heces del bebé?

enero 8, 2009
¿Cómo saber si las heces de mi bebé son normales?
Primero que nada debemos saber que no hay número ni horario normal para la evacuación de su bebé. La cantidad, el número, el color, y la textura de éstas varían mucho en un mismo bebé y entre los bebés de la misma edad.

Las heces de un bebé pueden decirnos mucho a la hora de determinar si está bien o existe algo que puede estar haciéndole daño. Las heces son muy variables en cada bebé debido a que su contextura, color y acidez dependen de la alimentación que reciba. Pero podemos establecer una serie de aspectos en los cuales se consideran normales:

Heces de un Recién Nacido 0 a 1 mes (Las Primeras Heces)
Estas reciben el nombre de heces de transición o necomio, son gruesas y de color verde oscuro o negro con una consistencia pastosa y no presentan un olor fecal. Se consideran normales en los primeros días después del nacimiento y son producto de la bilis que se acumula en los intestinos, que luego por el proceso de oxidación toma esas características.

El proceso de expulsión de éstas dura entre 3 y 4 días, luego comienza a tornarse marrón y un poco mas liquida color oro, amarillentas, sobre todo cuando se alimenta de leche materna.

Un Bebé alimentado con fórmula generalmente tiene heces amarillentas o de color natural, con la textura de mantequilla de maní y puede tener entre 6 y 8 evacuaciones por día, pudiendo haber días en que no tenga ninguna evacuación.

El color y la contextura de la heces puede variar dependiendo de lo que coma la madre o del tipo de formula que se utilice, así como la cantidad de veces que come el bebé. A medida que vaya creciendo disminuirá la frecuencia de las evacuaciones diarias.

¿Cómo son las Heces del Bebé cuando come alimentos sólidos (6to mes en adelante)
El número de evacuaciones puede disminuir. Su color comienza a tornarse un poco más marrón y tienen una contextura más pastosa. Es posible que los bebés no tengan una en días y después tengan una blanda y normal. Su olor comienza a ser más fuerte.

El color de las heces es la primera impresión que recibimos, este puede ser motivo de preocupación cuando sea negro, rojo o blanco. Sin embargo el suministro de algunas sustancias o alimentos puede producir heces de estos colores no siendo motivo para preocuparse. Por ejemplo cuando el bebé se le suministra hierro es muy normal que las heces se tornen verdosas o negras, o en el caso de la remolacha puede hacer que las heces se tornen rojizas.

¿Cómo saber si mi bebé está estreñido o tiene diarrea?
El estreñimiento es la dificultad para evacuar y se caracteriza por heces muy secas y duras. Muchas veces un bebé puede tardar días sin evacuar pero cuando lo hace sus heces son blandas o pastosas no debemos preocuparnos por estreñimiento. Es muy normal también que un bebé puje, se ponga un poco rojo y llore aunque no esté estreñido.

Nunca utilice los enemas, laxantes, supositorios, ni intente remover las heces sin primero consultar a su médico.

En cuanto a La Diarrea es lo contrario a lo anterior, ésta se caracteriza por heces completamente líquidas, que salen de forma explosiva, y son excesivamente numerosas por día, además las heces poseen un olor mas fuerte de lo normal y mayor acidez, pudiendo causar irritaciones en los alrededores de la colita del bebé.

Es cierto que un bebé puede tener muchas evacuaciones semilíquidas en un día y no tener diarrea, pero este punto de vista puede ser aplicado preferiblemente a bebés entre 0 y 4 meses cuando son alimentados con leche materna y/o fórmula, en cambio en un bebé de 6 meses o más, que ya consume alimentos sólidos como compotas, papillas, purés, jugos, sus heces normales son pastosas y en menor cantidad de evacuaciones; pero si de pronto se producen repentinas y repetidas evacuaciones liquidas debería considerarse como diarrea.

Las heces de un bebé pueden ser la evidencia clara tanto de la presencia de estreñimiento como de una diarrea, pero siempre deben asociarse sus características a la alimentación que recibe el bebé. Demás está decir que ante la presencia de cualquier factor extraño lo primero que debemos hacer es consultar al médico.

El Cordón Umbilical del Bebé: Evita infecciones, mantenlo limpio y seco.

enero 7, 2009
Durante el embarazo el bebé obtiene todos sus nutrientes y oxígeno a través del cordón umbilical que es la unión entre el bebé y la madre. Una vez que se produce el parto este cordón es sujetado con una pinza y cortado dejando un pequeño trozo de aproximadamente 3 o 4 centímetros de largo pegado al cuerpo del bebé. Luego el cordón umbilical que queda unido al bebé se secara y entre los 5 y 15 días después del nacimiento se desprenderán completamente del cuerpo de su cuerpo.

Durante este pequeño lapso de tiempo se debe tener un cuidado especial de esa área, manteniéndolo limpio y seco para evitar que se infecte ya que las bacterias perjudiciales que se encuentran naturalmente sobre la piel pueden subir por el cordón produciendo una infección.

Algunas señales de que hay una infección pueden ser la presencia de fiebre, malestar general y falta de apetito, así como también inflamación y enrojecimiento en los alrededores del área que sujeta al cordón.

Por eso es muy importante lavarse siempre las manos antes de tocar el cordón umbilical de tu bebé. Puedes evitar que el cordón se ensucie con orina o heces doblando la parte de arriba del pañal hacia abajo de modo que quede sin cubrir la parte del muñón. Si el cordón se ensucia con orina o heces, simplemente lávalo con agua limpia y jabón suave. Luego se puede mojar el cordón umbilical con alcohol y repetir el proceso cada vez que se cambie el pañal para evitar infecciones y se acelere su secado.

Durante el proceso de separación normal, se puede acumular material en esta unión que a veces tiene el aspecto de pus y a menudo se identifica erróneamente como una infección.

Una vez que el cordón se cae la zona del ombligo tarda por lo general entre unos 7 a 10 días por cicatrizarse completamente dicha área y se recomienda mantener los mismos cuidados durante este lapso para evitar cualquier infección.