Archive for the ‘Alimentación del Bebé’ Category

¿Por qué amamantar a un bebé?

enero 14, 2009

Ha sido ampliamente reconocido que una buena alimentación y nutrición a temprana edad tiene un impacto muy positivo en la salud de una persona.

Según la OMS, la leche materna debe ser el primer alimento del bebé desde la hora de nacido y exclusivo hasta cumplir los seis meses de vida.

En este sentido hemos preparado una lista de con 4 razones por las cuales un bebé debe ser amamantado.

1.- Reduce el Riesgo de Sufrir Asma y Enfermedades Respiratorias
Según un artículo publicado por la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria AEPAP: La lactancia materna exclusiva durante al menos los cuatro primeros meses está asociada con una reducción significativa del riesgo de padecer asma a la edad de seis años. También se asocia con un retraso en la edad a la que tiene lugar el primer episodio de bronquitis y con un retraso en la edad en la que el asma es diagnosticado por un médico.

2.- Reduce el Riesgo de desarrollar obesidad.
Han sido muchos los que han intentado determinar cuál es el papel que la lactancia materna juega en el posterior desarrollo de la obesidad. Son muchas las investigaciones desarrolladas sobre el tema y que han constatado la existencia de algún grado de efecto protector de la lactancia: los niños que la reciben desarrollarían menos obesidad. la introducción temprana de alimentos sólidos (antes de las 15 semanas) se asocia con incremento de la grasa corporal y del peso en la infancia. Además, la alimentación con fórmula se asocia con incremento de la tensión arterial sistólica en la infancia

3.- Reduce el riesgo de sufrir de Diabetes.
Una reciente investigación llevada a cabo en EEUU reveló que ser amamantado estaba vinculado a una reducción del 40% del riesgo de diabetes tipo 2 con el paso de los años.

4.- Favorece el desarrollo cognitivo.
Las habilidades motoras y el desarrollo temprano del lenguaje mejoran con el amamantamiento, correlacionándose con la duración de la lactancia.

Anuncios

Leche Materna vs Formula

diciembre 23, 2008

La leche materna es el mejor alimento para el bebé al menos hasta su sexto mes de vida. Sin embargo hay situaciones en las que escapa de la madre la posibilidad de darle pecho a su bebé, en este sentido se opta por usar las fórmulas infantiles que también ayudarán al bebé a crecer mejor.

Cualquiera de las dos, a la hora de amamantar significa para la madre algo más grande que simplemente alimentar a su bebé. Esto es también un momento más para mimarlo y darle toda su ternura.

Leche Materna

  • Provee azúcar, grasas y proteínas que son justamente necesarias para la buena salud de su bebé.
  • Ayuda a que el bebé se mantenga saludable. La acción de mamar del pecho de la madre es buena para la quijada del bebé y lo ayuda a que sus futuros dientes crezcan sanos y derechos.
  • Amamantar a su Bebé es lo Mejor Para Usted, cuando amamanta a su bebé, usted no tiene que esterilizar las botellas.Tampoco tiene que comprar, medir ni mezclar los ingredientes para la preparación del biberón. Amamantar a su bebé, permite a que descanse unas horas mientras que su bebé se está alimentado.
  • La lactancia nocturna es fácil. Usted no necesita buscar un biberón para calentarlo y puede alimentar a su bebé sin necesidad de levantarse.
  • La lactancia natural ayuda a la madre a recuperarse después del nacimiento y parece ayudar a mejorar su salud en el futuro. Puede ser extraída y almacenada para luego ser suministrada al bebé cuando la madre este ausente o no pueda darle el pecho directamente.

Fórmula Infantil (Tetero o Biberón)

  • La fórmula infantil que usted compra en el mercado debe ser segura y contener todos los ingredientes nutritivos que su bebé necesita.
  • Requiere mayor trabajo y tiempo a la hora de prepararlas además de ser mas costosas.
  • En algunos casos es necesario ir probando diferentes fórmulas para seleccionar la adecuada para el bebé.
  • A través del uso de algunos teteros o biberones el bebé absorbe mayor cantidad de gases.

En un mundo tan activo como el actual, cada vez son más las madres que salen de sus hogares y entran en el campo laboral, dejando a veces muy poco tiempo para cubrir las necesidades del bebé, este factor puede influir en la alimentación adecuada del bebé, sustituyendo lo adecuado con la comodidad de usar los diversos productos que existen en el mercado actualmente.

No cabe duda que la leche materna como alimento natural, que forma parte de la alimentación y desarrollo natural de todos los seres humanos, es el alimento más importante y el que contiene todo lo que necesita nuestro bebé, incluso de forma exclusiva durante los primeros 6 meses y a partir de la primera hora de vida como lo recomienda la Organización Mundial de la Salud.

Con esto no queremos dar a entender que las fórmulas infantiles no son buenas o no se deben usar o que la madre que no da pecho a su bebé le hace daño, por el contrario en situaciones en que las madres no pueden cumplir con este proceso los productos no naturales como las fórmulas son una gran alternativa que igualmente pueden garantizar una buena alimentación del bebé.

¿Cómo extraer y almacenar la leche materna?

diciembre 6, 2008
En vista de que muchas madres se ven en la necesidad de cumplir con regresar al trabajo cuando todavía amamantan a su hijo, surge la idea de extraer la leche materna y almacenarla para poder seguir alimentando a su bebé aunque estén trabajando.

Para esto en la actualidad existen gran variedad de productos eléctricos y manuales que facilitan la extracción de la leche. Sin embargo algunas madres prefieren el proceso manual ya que consideran que en éste pueden ejercer mayor control sobre el proceso de extracción y ser menos doloroso.

Neida, una madre Venezolana nos dice: “En estos momentos hay en el mercado herramientas que facilitan el suministro de leche materna a los bebés como lo son: los extractores de leche manuales y eléctricos, pues muchas veces con las múltiples actividades se nos dificulta el proceso, pero con esto se pude remediar, lo recomiendo como solución en casos de emergencias, sin embargo, nada como pegarte a tu niño o niña de tu pecho y sentir como se alimenta. Hay un sin fin de marcas, el eléctrico puede resultar muy doloroso si no se está acostumbrado, en cambio el extractor manual es más cómodo porque tu llevas el control de la succión y puedes hacerlo con más calma para evitar el dolor que puede producir”.
Es recomendable que tanto si se usará el método manual, el eléctrico o cualquiera de ellos, se realicen practicas semanas antes de comenzar con las actividades laborales, esto facilitará la adaptación.

Sugerencias para extraer la Leche Materna
Puede realizar el proceso de forma manual si lo desea, no se necesita ningún aparato especial, y no cuesta nada. Pero puede resultar lento, solo podrá extraer un pecho a la vez y requiere mas esfuerzo físico. Para esto puede tomar los siguientes consejos:
  • Elija un ambiente tranquilo y en lo posible privado.
  • De masajes suaves a sus pechos con movimientos circulares, especialmente en la zona de la areola y pezón. Primero observará que el pezón se endurece y la areola se arruga por efecto inicial de la ocitocina. Siga con el masaje suave tocando pezón y areola hasta que se vuelva a ablandar el pezón y alisar la areola. Entonces está lista la leche para salir fácilmente.
  • Coloque su dedo pulgar arriba y el dedo índice por abajo en el borde de la areola, fíjelos ahí hacia sus costillas y no los deslice sobre la piel.
  • Comprima los dedos rítmicamente, como si el niño estuviese mamando. Al principio saldrán gotas y luego chorritos de leche.
  • Usted notará que su leche va cambiando de apariencia. Al principio sale casi transparente, pero después sale cada vez más blanca y cremosa.
  • Si opta por adquirir algún equipo eléctrico, generalmente estos pueden extraer ambos pechos a la vez, por lo que el proceso puede llevar 10 0 15 minutos siendo mas rápido que el manual y requiere menos esfuerzo físico. La desventaja de este es que puede ser un poco más doloroso, y por supuesto el costo que representa adquirir dicho equipo.
  • Sea cual sea el método nunca olvide lavarse bien las manos, y esterilizar adecuadamente todos los instrumentos que utilizará.
  • Si sus pechos generan leche al punto de gotear frecuentemente, puede realizar el proceso de extracción mas a menudo, puede utilizar también unos protectores de lactancia para colocarlos entre el brazier y el seno, presionando suavemente cuando quiera detener el goteo.
  • Almacene la leche en teteros (biberones) o bolsas plásticas especiales para esto, asegúrese de que estén bien esterilizados y a temperaturas adecuadas de acuerdo al tiempo que quiere ser preservada.
  • Coloque etiquetas a todos los teteros o recipientes de almacenamiento que contengan el nombre del bebe, la fecha y hora que fue extraida, de esa manera usará adecuadamente la leche extraida, y le facilitará el trabajo a la persona que estará con su bebé mientras trabajas.
Sugerencias para el Almacenamiento de la Leche Materna.
  • Temperatura ambiente: 8 a 12 horas
  • Refrigerador (al fondo de la primera bandeja, nunca en la puerta)
  • Congelador:
    – Refrigerador de 1 puerta 14 días
    – Refrigerador de 2 puertas 3 meses
Sugerencias para la administración de la leche materna extraída

  • Prefiera siempre darle leche fresca no congelada dejando la congelada para emergencias.
  • Utilice primero la leche con fecha más antigua, siempre respetando el tiempo de duración.
  • Si no dispone de leche fresca, y tiene leche congelada, descongélela lentamente, idealmente, cambiándola del congelador al refrigerador la noche anterior.
  • Si necesita leche en forma inmediata, coloque el frasco o bolsa con leche congelada, en un recipiente con agua tibia, nunca caliente.
  • Evite descongelar o entibiar la leche materna en microondas.
  • Entibie la leche antes de dársela al niño. Para ello agite suavemente el frasco en un recipiente con agua caliente, nunca hirviendo, ya que el calor excesivo destruye enzimas y proteínas.
  • Recuerde que es habitual que la grasa de la leche extraída se separe dándole un aspecto de “leche cortada”. Al agitarla suavemente recuperará su apariencia normal.
  • Los remanentes de leche de cada alimentación pueden ser reutilizados sólo durante el mismo día. La leche una vez descongelada debe ser usada dentro de las próximas 24 horas.

¿Cuándo darle Alimentos Sólidos al Bebé?

diciembre 5, 2008
La Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses, para garantizar un desarrollo y salud óptimos en el bebé. Esta exclusividad significa, no proporcionar al lactante ningún alimento ni bebida (ni siquiera agua) que no sea la leche materna. Se puede, no obstante, darle gotas o jarabes (vitaminas, minerales y medicamentos).

En este sentido se puede considerar el final de este lapso como el punto de partida para comenzar a alimentar nuestro bebé con algunos alimentos complementarios, afirma la (OMS), además de leche materna puede darle: 2-3 veces al día entre los 6 y 8 meses de edad, y 3 veces al día más un refrigerio nutritivo de los 9 a los 11 meses. Entre los 12 y los 24 meses, deben dárseles tres comidas y pueden ofrecérsele otros dos refrigerios nutritivos, si lo desean. Los alimentos deben ser adecuados, es decir, que proporcionen suficiente energía, proteínas y micronutrientes para cubrir las necesidades nutricionales del niño en crecimiento. Los alimentos deben prepararse y administrarse de forma higiénica para evitar al máximo el riesgo de contaminación. Alimentar a un niño pequeño requiere una atención activa y estimulación para animarlo a comer.

La transición desde la lactancia materna exclusiva hasta el consumo de los alimentos de la familia es un periodo delicado. Es la época en la que muchos niños pequeños comienzan a padecer problemas de nutrición, lo que contribuye sobremanera a la elevada prevalencia de la malnutrición entre los niños menores de cinco años en todo el mundo. Es fundamental, pues, que los niños pequeños reciban alimentos complementarios apropiados, suficientes y seguros para que el paso de la lactancia a la alimentación familiar se produzca sin problemas.

Cantidades de alimentos que deben ofrecerse:

Desde los seis meses
Textura: Papillas blandas, verduras, carne, fruta bien trituradas
Frecuencia: Dos veces al día, además de tomas de pecho frecuentes
Cantidad en cada comida: 2-3 cucharadas

7-8 meses
Textura: Alimentos triturados
Frecuencia: Tres veces al día, además de tomas de pecho frecuentes
Cantidad en cada comida: Aumento gradual hasta 2/3 de una taza de 250 ml en cada comida

9-11 meses
Textura:
Alimentos triturados o cortados en trozos pequeños, y alimentos que el bebé pueda agarrar
Frecuencia: Tres comidas más un refrigerio entre comidas, además de tomas de pecho
Cantidad en cada comida: ¾ de una taza de 250 ml

12-24 meses
Textura: Alimentos de la familia, cortados o triturados en caso necesario
Frecuencia: Tres comidas más dos refrigerios entre comidas, además de tomas de pecho
Cantidad en cada comida: Una taza de 250 ml llena
Fuente: Organización Mundial de la Salud

El Primer Alimento del Bebé

agosto 3, 2008
La Leche Materna el mejor alimento en sus primeros 6 meses de vida

No hay duda de que el mejor alimento para tu bebé al nacer es la leche materna. La primera leche de la madre (Calostro) contiene componentes muy importantes que refuerzan y ayudan a desarrollar el sistema inmunológico del bebé, le ayuda a limpiar y desarrollar sus intestinos, le ayuda a su estomago a crear las condiciones necesarias para digerir los alimentos, en fin un sin numero de ventajas probadas que posee la leche materna, incluso para la madre; está comprobado que amamantar ayuda a la madre a recuperarse después del parto, a que el útero vuelva a su tamaño normal, y previene el cáncer de mamas.

Según Werner Schultink, Jefe de Nutrición de UNICEF, la leche materna contiene cantidades específicas de hidratos de carbono, grasas y proteínas que resultan ideales para los recién nacidos. El grado de protección que brinda la leche materna es tan elevado que se podría decir que se trata de la primera inmunización que reciben los niños y niñas en su vida.

Por otra parte la OMS (Organización Mundial de la Salud), afirma ahora con plena seguridad que la lactancia materna reduce la mortalidad infantil y tiene beneficios sanitarios que llegan hasta la edad adulta. Para el conjunto de la población se recomienda la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida y a partir de entonces su refuerzo con alimentos complementarios al menos hasta los dos años.

Para que las madres puedan practicar el amamantamiento exclusivo durante los seis primeros meses, la OMS y el UNICEF recomiendan:
  • Iniciar el amamantamiento durante la primera hora de vida;
  • Practicar el amamantamiento exclusivo, es decir, proporcionar al lactante únicamente leche materna, sin otros alimentos o bebidas, ni siquiera agua;
  • Dar el pecho cuando el niño lo reclame, ya sea de día o de noche;
  • No utilizar biberones, tetinas o chupetes.
Sin embargo es necesario tomar algunas consideraciones en la alimentación de la madre. Esto debido a que es ella quien producirá el alimento a su hijo, y por ende lo que ella coma influirá en lo que el bebé comerá.

Un ejemplo simple lo representa el hecho de que generalmente cuando un parto es por cesárea, hay recomendaciones de comer abundante Piña para ayudar a cicatrizar, la herida, puede que esto tenga un efecto muy positivo en la madre pero, tendría un efecto negativo en el bebé, sobre todo si es alérgico. Esto debido a que la piña es un cítrico fuerte y esas sustancias cítricas pasarán al bebé a través de la leche de la madre, siendo los intestinos y el estomago órganos que aún no están completamente desarrollados, pueden no ser toleradas dichas sustancias por éstos, causando alguna reacción alérgica interna o externa.

Por esto la alimentación de la madre durante el periodo de lactancia debe ser muy cuidadosa para evitar afectar la salud del bebé, y su sano desarrollo.